Cuando se trata de carreras profesionales, pareciera que algunas personas desde que nacen saben exactamente lo que quieren hacer, mientras que muchos otros simplemente no están seguros. Gracias al nuevo libro, What You're Really Meant to Do: A Roadmap for Reaching Your Unique Potential, por el experto en liderazgo y profesor de Harvard Business School, Robert Steven Kaplan, encontrar la carrera de tus sueños es mucho más sencillo. Le solicitamos a Kaplan que compartiera con nosotros algunos de sus consejos.

P. Muy a menudo dices que las personas van por un camino que conduce al “éxito”, sólo para terminar insatisfechos. ¿Por qué crees que esto ocurre?

Robert Steven Kaplan: Con muchísima frecuencia, las personas permiten que otros definan el éxito por ellos, ya sea ser el dueño de una casa en un barrio determinado, conducir un auto en particular, o hacer una cierta cantidad de dinero. Como resultado, las personas pasan años tratando de alcanzar metas que complacen a otros, pero no a sí mismos. Es por eso que insisto en la importancia de esforzarnos para alcanzar nuestro potencial único, es decir, ir tras una carrera exitosa bajo nuestros propios términos. Debemos comenzar con el primer paso crucial: entender cuáles son nuestras fortalezas, debilidades y pasiones. Una vez que tengamos una idea clara sobre esos aspectos, podremos evaluar mejor qué es lo que deseamos hacer. Debemos tener en cuenta que puede que no sea la carrera que nuestros amigos y familiares elijan para nosotros, pero será la que nos dé satisfacción.

P. ¿Cuál es la mejor forma de entender cuáles son nuestras fortalezas y debilidades y asegurarnos de que estamos siendo honestos con nosotros mismos?

RSK: Lo recomendable es comenzar por hacer una lista con cada uno de esos aspectos. No importa cuán grande o pequeña sea, si pensamos que una característica determinada es una fuerza o una debilidad, debemos anotarla. Cuando se trata de nuestros puntos fuertes en particular, es importante ser lo más específicos posible y enfocarse en aquellos aspectos basados en habilidades, es decir, nuestros talentos naturales y áreas de experiencia que son nuestras exclusivamente. Digamos que eres bueno en hornear o en el alpinismo o que tienes talento con los números, esos rasgos están basados en habilidades que pueden ayudarte en tu camino para encontrar lo que estás destinado a hacer. Y una vez que hayas identificado esos aspectos y los hayas anotado, pide a algunas personas de confianza que compartan contigo sus comentarios sobre la lista. Con suerte, tendrán un buen sentido sobre tus habilidades y talentos. Lo más probable es que puedan ayudarte a abrir tu mente y a determinar cómo utilizar esas fortalezas y debilidades.

P. ¿Qué consejo les das a las personas que saben lo que quieren hacer, pero que simplemente no ha sido posible?

RSK: Alcanzar nuestro potencial implica establecer una relación entre las habilidades y pasiones con un trabajo o profesión. A veces esa profesión es difícil. Tal vez hay muy pocas oportunidades (por ejemplo, convertirse en astronauta), tal vez implica algo de suerte (lograr un gran trabajo de actuación), tal vez factores especiales pueden tener un gran impacto en nuestra capacidad para salir adelante (tener que vivir en otro lugar, por ejemplo). Comprendernos a nosotros mismos es importante, pero también tenemos que enfrentar la realidad de que algunas profesiones son muy difíciles. Eso no significa que no debamos ir tras ella, si no que debemos tener un plan B en caso de que no sea posible.

P. ¿Qué hacemos si alcanzar nuestro potencial significa trabajar todo el tiempo? ¿Cómo logramos un balance de vida?

RSK: Para tener éxito y sentirnos satisfechos, es necesario establecer prioridades en el trabajo y en otras áreas de nuestra vida. En mi experiencia, muchas carreras dependen del criterio y de la sostenibilidad. Si las demandas de nuestra vida laboral y personal son muy desequilibradas, nuestro criterio puede ser peor y podría ser difícil para nosotros mantener un alto rendimiento profesional. Por esa razón, debemos hallar una combinación sostenible que nos brinde equilibrio y nos permita ser los mejores por un largo período de tiempo.

P. Dices que una de las cosas más importantes que las personas pueden hacer en sus carreras es simplemente creer que "la justicia prevalecerá". Pero, ¿es ese un pensamiento realista?

RSK: Todos los días ocurren injusticias: promueven a alguien y parece injusto; se cometen errores de compensación. Así que la pregunta no es si ocurrirán injusticias, sino más bien cómo lidiar con ellas. Si nos hace ser cínicos y no ayudar a otros, entonces socavaremos nuestro propio rendimiento. Creer que la justicia prevalecerá se trata de no permitir que aquellas injusticias que son inevitables nos hagan sabotear nuestro propio carácter y comportamientos de liderazgo, sino más bien concentrarnos en los aspectos positivos de nuestra carrera y en las cosas buenas que suceden.

P. ¿Qué consejo les das a las personas que continuamente cambian de carrera y nunca están seguras de si es la adecuada?

RSK: A fin de cuentas, para alcanzar nuestro potencial es necesario que nos quedemos con algo durante un período de tiempo. El éxito no ocurre de la noche a la mañana: por lo general viene después de un período de muchos años de lucha. Finalmente tenemos que elegir algo a lo que estemos dispuestos a dedicarnos por unos cuantos años. Saber que es útil para muchas personas.

Eso no significa que debamos quedarnos atrapados en una rutina. No importa cuán seguro alguien se sienta sobre lo que quiere hacer, en mi experiencia, las personas cambian de opinión. El mundo cambia, ellos cambian, las industrias cambian. Por lo tanto, es perfectamente aceptable cambiar caminos de vez en cuando.

P. Algunas personas recién graduadas de universidades y de escuelas negocios enfrentan un duro mercado laboral, por lo que la idea de hacer exactamente lo que desean puede parecer un lujo. ¿Qué consejo tienes para ellos?

RSK: Por supuesto, tenemos que enfrentar la realidad. Sin embargo, no debemos permitir que la economía o una crisis nos hagan posponer aquello que podríamos amar hacer. Concentrémonos también en cómo agregar valor a los demás de una manera que encienda nuestra pasión y utilice nuestras habilidades.

P. Has dicho que todos tenemos un "reloj en nuestras cabezas" que da seguimiento a nuestro progreso y a cuánto hemos avanzado en la ruta hacia nuestros objetivos. ¿Este reloj es perjudicial?

RSK: Si nos genera demasiada inquietud, entonces el reloj es dañino. Tengamos en cuenta que normalmente pasan varios años antes de que alcancemos un nivel alto de efectividad en un trabajo y el nivel definitivo de éxito que deseamos lograr. Pero si el reloj es algo que regularmente nos ayuda a reevaluar en qué parte del camino estamos, entonces es útil.

P. Muchas personas encuentran que el éxito sólo los hace preguntarse "¿Y ahora qué?" ¿Tienes algún consejo para las personas que se enfrentan a un altibajo profesional?

RSK: Date cuenta de que no estás solo. La pregunta "¿y ahora qué?" nos surge a todos de vez en cuando. En lugar de tenerle miedo, date cuenta de que es una parte natural de la vida. Te ayuda a hacer más con tu vida fuera del trabajo diario: colaborar en un servicio comunitario, adoptar un nuevo hobby, leer sobre temas con los que no estás familiarizado. Es un mundo grande y lo más probable es que no quieras hacer lo mismo toda tu vida, o que incluso te veas obligado a considerar otras opciones. Así que haz lo mejor que puedas para vivir una vida plena y eso te ayudará cuando te enfrentes a la pregunta "¿y ahora qué?".