Con frecuencia pienso en cuáles son los aspectos que hacen a un buen viajero, y por lo general, esos pensamientos tienen que ver con filosofías personales y de auto-mejora. Pero básicamente, sin importar a dónde vayamos, hay algunas cosas que todos deberíamos saber para ayudarnos a ser no sólo mejores viajeros, sino mejores personas. A continuación, comparto algunas de estas recomendaciones. Me encantaría saber qué piensas para incluirlo a esta lista.

1. Lavar la ropa en una lavatorio lavandería: Todos los viajeros, desde los que viajan con lujos hasta los que cuentan con un presupuesto definido, en algún momento tendremos que lavar de emergencia alguna prenda y nos veremos obligados a hacerlo de manera práctica y rápida.

2. Aprender a usar hilo y aguja: Yo soy el primero en admitir que no sé coser, pero sí sé lo básico de enhebrar una aguja y pegar un botón. No sabemos cómo y cuándo tendremos que remendar nuestra ropa o incluso el equipaje, así que es necesario conocer los aspectos básicos de la costura.

3. Saber dónde se encuentra la embajada más cercana: Si vas a salir del país, esto es algo muy simple pero importante que debes saber. Nunca se sabe lo que podría suceder: desde que pierdas tu pasaporte hasta un golpe militar (menos probable). Por lo tanto, sencillamente busca la embajada más cercana. 

4. Tener una reserva de dinero en caso de emergencia: Viajar puede ser impredecible, y he escuchado demasiadas historias de horror sobre robos y pérdidas durante viajes. Incluso me ha sucedido a mí, así que sé cuán importante es tener una reserva de dinero para esas emergencias. Ocúltala en sitios como bolsillos internos en la ropa, cajas fuertes, o inclusive botellas de champú vacías. Eso sí, ¡no olvides dónde la pones!

5. Aprender a decir "No, gracias," donde quiera que estés: Me refiero a esto con dos intenciones. En primer lugar, me refiero literalmente a que debes tomarte el tiempo para aprender cómo se dice esta frase en el idioma local. Te servirá en incontables ocasiones: para alejarte amablemente de los vendedores, hasta para evitar a los músicos ambulantes. En segundo lugar, debes ser un poco egoísta cuando viajas. No hagas cosas que no quieres hacer ni pierdas el tiempo en experiencias que no son importantes para ti.

6. Nadar: Bueno, esto es más una habilidad vital que un consejo de viaje, pero es importante. Por un lado, nunca se sabe cuándo podrías tener que nadar. Ya sea en una situación de emergencia o simplemente como parte de una nueva experiencia de diversión durante el viaje, la natación es una destreza importante que todo el mundo debería tener.

7. Conocer conceptos básicos de geografía: Creo que para ser un buen viajero es necesario ser un viajero inteligente. Claro, los tontos pueden viajar (y lo hacen), pero si cuentas con un poco de conocimiento, tu experiencia de viaje puede mejorar considerablemente. La geografía básica se ubica en los primeros puestos en la lista de las cosas que debes saber.

8. Aprender a utilizar una brújula: Por supuesto que pocos de nosotros nos imaginamos perdidos en un bosque solamente con una navaja de bolsillo y una brújula. Pero saber usar una brújula es una destreza tan básica y sin lugar a dudas también importante en ciertos momentos, que creo que todos deberíamos conocer los principios básicos del uso correcto de este instrumento.

9. Reconocer que las tiendas locales de comestibles son asombrosas: He escrito sobre esto varias veces, pero una de mis formas favoritas para aprender rápidamente sobre la cultura local es visitando la tienda de abarrotes más cercana. Inmediatamente, podrás aprender lo que comen y la importancia que le dan a ciertos alimentos. Los múltiples pasillos de aceite de oliva en Madrid dicen algo sobre la cultura española. Las tiendas de comestibles son también un excelente lugar para encontrar bocadillos, bebidas e incluso comidas, a precios más cómodos.

10. Saber cómo cambiar un neumático: Muchos de nosotros alquilamos algún tipo de vehículo cuando vamos de viaje y las posibilidades de que un neumático se pinche en cualquier lugar, son muchas. En lugar de tener que depender del servicio de asistencia en carretera, tómate el tiempo y aprende a cambiar un neumático por ti mismo. 

11. Ser capaz de dormir en cualquier lugar: Me gustaría poder dominar esta habilidad, pero a pesar de que aún no he logrado tener éxito, sé lo importante que es. Muchas veces nos encontramos en autos, aviones, trenes o donde sea, y unos pocos minutos de sueño podrían hacer la diferencia entre la cordura y volverse loco. Si logras manejar esta habilidad, estás en camino de convertirte en un maestro de los viajes. 

12. Saber tres buenos chistes: La capacidad de alivianar una situación es una gran habilidad, aúun cuando no se logre comunicar todo en la traducción. Si no eres un contador de chistes natural, tómate algún tiempo para aprender unos cuantos y mantenlos en tus herramientas de viaje.

13. Aprender primeros auxilios básicos: Uno nunca sabe qué va a pasar ni dónde, por lo que lo más inteligente es estar preparado. Toma una clase local de primeros auxilios, o simplemente investiga en línea cómo hacer maniobras simples como RCP o la maniobra de Heimlich.

14. Ser capaz de tomar una foto decente: Casi todas las personas toman fotos cuando viajan, pero no todo el mundo toma buenas fotos. No es necesario tener una cámara de lujo o ser un experto para volver a casa con fotos de alta calidad, así que toma unos minutos de tu tiempo para repasar los conceptos básicos.

Estas son sólo algunas de las cosas que considero todo viajero debe saber. ¿Qué agregarías a la lista?

El viajero experiencial de corazón, Matt Long comparte sus aventuras con miles de lectores todos los días a través de su galardonado sitio LandLopers.com. Como alguien que ha tenido algunas malas experiencias debido a problemas durante sus viajes, Matt viaja por el mundo con el fin de compartir consejos sobre dónde ir, qué ver y cómo experimentar lo mejor que el mundo ofrece. Ubicado en Washington, D.C., Matt ha estado en más de 65 países y ha visitado los siete continentes.