Después de leer dos publicaciones recientes de Semil Shah en “Reflecting on the first 100 investments”  ("Reflexionando sobre las primeras 100 inversiones") e “Investment lessons from Howard Lindzon,” ("Lecciones de inversión de Howard Lindzon”), me sentí inspirado para compartir tres lecciones que he aprendido en los últimos tres años que he formado parte del equipo de Coca-Cola Founders .

Para aquellos que no están familiarizados con lo que hacemos, Coca-Cola Founders opera como un tradicional fondo de capital de riesgo (VC) en etapa temprana. Pero no somos exactamente iguales a un VC por dos razones: Invertimos fuera de balance y nos enfocamos principalmente en la co-creación de empresas con entidades o individuos que ya han sido fundadores antes.

Nuestro modelo de co-creación es único. En esencia, seguimos un proceso básico de cuatro pasos:

  1. Involucrar a nuestras unidades de negocio en la identificación de las áreas problemáticas.

  2. Explorar el ajuste estratégico con Coca-Cola.

  3. Ayudar a implementar planes piloto para la solución dentro de Coca-Cola.

  4. Ayudar a adaptar la solución dentro de Coca-Cola.

Estos cuatro pasos involucran una estrecha colaboración con fundadores experimentados, a quienes nosotros seleccionamos cuidadosamente para trabajar en estas soluciones.

Esto significa que tradicionalmente invertimos en la etapa del negocio conocida como pre-semilla, y, a veces incluso antes de que los fundadores hayan concertado la idea del negocio. A la fecha, hemos co-creado 13 nuevas empresas en 10 países. Tres de nuestras compañías han planteado la Serie A (Wonolo - EE.UU., Weex - México, y EyeQ - EE.UU.) y otras tres están en camino de cerrar una ronda de seguimiento de financiamiento antes de finales de este año.

Al igual que un VC tradicional, apoyamos a nuestros fundadores en la construcción de su empresa, ayudándoles a desarrollar su dirección estratégica y conectándolos con otras compañías de Fortune 1000. Ha sido una jornada audaz y divertida, y nos sentimos muy orgullosos de lo que hemos logrado en los últimos tres años.

También hemos aprendido mucho durante ese tiempo, lecciones que a continuación comparto con ustedes:

1. Ama lo que haces

Hasta ahora, hemos tenido la suerte de invertir en algunas compañías extraordinarias. Cuando empezamos, se nos consideraba “los nuevos chicos de la cuadra”. Tan solo éramos otra empresa corporativa que cerraría después de un año. Muchos VCs nos dijeron que debíamos empezar por conseguir un gran logro en nuestro haber desde el principio, invirtiendo en negocios que estuvieran en etapas más avanzadas antes de ir con la corriente, una vez que encontráramos nuestro ritmo y construyéramos una reputación.

Sin embargo, en el momento de nuestro lanzamiento, conocíamos cuales eran nuestras fortalezas y debilidades, así como donde estaba nuestra pasión, así que nos mantuvimos ahí. Teniendo en cuenta que operamos dentro de una gran organización, nuestros presupuestos son fuertemente escrutados y a menudo los fondos son redireccionados en cualquier momento hacia los proyectos con los retornos de inversión más altos.

Así que tuvimos muchas discusiones sobre cuál era la mejor manera de administrar nuestro portafolio para aumentar nuestras oportunidades de éxito. También tuvimos que cerrar empresas o ayudar a apartar a uno de los fundadores donde ya no tenía sentido. Cualquier inversionista te dirá que nunca es fácil tomar estas decisiones.

Así que efectivamente, hemos tenido muchos altos y bajos durante los últimos años. Pero porque amamos lo que hacemos y vemos el impacto estratégico que nuestro modelo de co-creación tiene en todo el sistema Coca-Cola, vemos más allá de los puntos bajos y nos ponemos a trabajar diariamente en busca de un nuevo logro estratégico. Entonces, la lección es que si esta es tu verdadera pasión, vale la pena. Pero si no te apasiona locamente, entonces no lo hagas o te desgastarás intentándolo.

2. La tecnología de consumo es mucho más difícil que la tecnología empresarial

En nuestra experiencia, es mucho más difícil ingresar al mercado de la tecnología de consumo que al del sector empresarial. Una razón fundamental para esto es que cuando una compañía está en la etapa inicial (pre-semilla), es mucho más difícil saber si hay un mercado real para ir tras él. Por el contrario, con el mercado de la tecnología empresarial, la función de TI reaccionará rápidamente a la solución y a la validación del mercado y sus dimensiones.

Además, nos hemos dado cuenta de que la tecnología empresarial tiene un conjunto de reglas para poder participar en él. Por lo tanto, surgirán estrategias para aumentar tus oportunidades de ganar. Estas estrategias han sido codificadas para formar parte de nuestro proceso de co-creación. Creemos que con el adecuado entendimiento de las palancas en el ecosistema, una red bien nutrida y en constante crecimiento, y sabiendo cuáles son los problemas reales que nuestra compañía enfrenta, hemos sido capaces de contribuir en gran medida con el crecimiento de nuestra compañía, al mismo tiempo que aumentamos las posibilidades de éxito para las compañías de nuestro portafolio.

3. Conserva la humildad, tu reputación está en juego

Esto puede sonar obvio, pero nos han sorprendido algunos de los egos que hemos encontrado, especialmente en Silicon Valley, donde muchos fundadores se han quejado con nosotros sobre el comportamiento de algunos VCs. Hemos oído historias en las que miembros de la Junta no se mantienen actualizados sobre el desarrollo de productos y hacen preguntas irrelevantes; en otras historias, los inversionistas cargan a los fundadores con trabajo abrumador que nunca consigue ser revisado, y en otras, los VCs prometen ayudar a una empresa luego de la inversión y después no devuelven correos electrónicos ni llamadas telefónicas de manera oportuna. Warren Buffet lo dijo mejor: "Se necesitan 20 años para construir una reputación y cinco minutos para arruinarla. Si piensas en eso, harás las cosas de forma diferente".

Me despierto cada mañana sintiéndome increíblemente afortunado de tener un trabajo que me sigue enseñando tantas cosas nuevas todos los días. Sé que habrá muchas más lecciones en los años venideros y espero poder compartirlas en publicaciones futuras.

Marius Swart es parte del grupo de liderazgo de Coca-Cola Founders, una plataforma de pre-semilla y co-creación para Coca-Cola. Visita el blog  Coca-Cola Founders blog para conocer más de los aprendizajes que el equipo comparte.