Cada fin o inicio de año, cientos de websites y blogs publican  las mejores maneras de cerrar el año en curso y los tips para iniciar un año nuevo exitoso. Por mi parte, les contaré cuáles fueron los 3 propósitos que realicé este último año y que con certeza puedo decir, me cambiaron la vida y la de Colombianos Exitosos en este 2017 y que, sin duda, lograrán cambiar la suya en el próximo año, tanto a nivel profesional, como personal.

1. Me propuse ser más agradecido

Ser agradecido traerá cosas positivas en su vida a muchos niveles. En mi caso, ser agradecido en el 2017 me dio la oportunidad de ser consciente de todas las cosas buenas que pasaban a mí alrededor. Muchas veces damos todo lo que tenemos por garantizado, pero si usted hace un alto en el camino y empieza a agradecer cosa por cosa que tiene en su vida, se dará cuenta de lo afortunado que es. Yo empecé por agradecer mi despertar cada mañana. El hecho de que pueda abrir los ojos y respirar un nuevo día, me pone en una situación de ventaja frente a muchas otras personas que por situaciones de salud, no pueden llevar una vida normal. Agradezco cada día también por las personas que me acompañan; mi familia y mis amigos. Sean muchos o pocos, siempre me aportan algo que me ayuda a crecer.

Decidí agradecer no solo aquello que tengo, sino también aquello que no tengo. Agradecer por lo que he podido lograr hace que cada día valore todo el esfuerzo que ha necesitado llegar a donde estoy hoy, pero agradecer lo que no tengo me pone en posición de reto, la vida me está mostrando también todo lo que me falta por crecer, esto me hace ambicioso y a la vez humilde.

Te puede interesar: Así como es mi jefe, así soy yo [Parte 3]

Es muy importante también ser agradecidos por el trabajo que se tiene. Aunque usted no esté en el empleo que realmente ama, sea agradecido por ello. A menudo escucho personas que se quejan e incluso dicen que odian su trabajo (nada más catastrófico para la salud emocional). Agradezca por su trabajo y el dinero que obtiene por este, no se imagina los millones de personas que no tienen un ingreso y están deseando estar en su lugar. Por cierto, dicen por ahí que un corazón agradecido es un imán para los milagros.

2. Me propuse DAR más

Muchas personas piensan que dar se refiere simplemente a regalar dinero y aunque hay muchas personas que lo necesitan, el mundo necesita mucho más que plata. Me propuse a dar más consejos, más abrazos, más caricias, más besos, más miradas, más calor, más palabras, más ideas, más risas, más de mí. Me di cuenta que el ejercicio de DAR genera un impacto muy positivo a mi alrededor, pero más importante aún, un impacto muy positivo en mí.

Un tiempo después, me di cuenta que cada día me convertía en una persona con una mejor actitud, más positivo, con más ganas de ayudar, más ganas de vivir y con mejores resultados. Abra los ojos, mire a su alrededor y no se pierda ninguna oportunidad de ayudar a otros. El dinero no es lo único que se puede dar.

Propóngase usted también dar lo mejor de sí, tanto en su familia como en el trabajo. Tarde o temprano lo van a notar en su oficina. Las buenas empresas valoran a las personas que acostumbran dar la milla extra y las ascienden porque generalmente son capaces de liderar e inspirar a otros a dejar salir su mejor versión.

3. Me propuse ejecutar más.

Uno de los grandes problemas que yo tenía, era el hecho de que era muy planeador, pero poco ejecutor. Tenía una lista llena de ideas por hacer, pero ninguna terminada por completo. Este 2017 me obligué a mí mismo a dejar de planear todo, empezar a hacer y corregir sobre la marcha. Me funcionó muchísimo.

Si usted quiere tener resultados poderosos este 2018, la fórmula mágica es "Hacer, hacer y hacer". Todos empezamos a planear propósitos para nuevo año, pero la mayoría de personas los ha incumplido antes de llegar a abril. La razón por la que usted no ha dejado de fumar, no ha mejorado sus finanzas o no ha logrado obtener su peso ideal, es porque no ha generado los hábitos correctos en su vida. Y lo único que genera hábitos es hacer las cosas de manera constante. Propóngase un reto de salud, financiero o de crecimiento que sea constante durante los primeros 6 meses del año y durante el segundo semestre verá los resultados.

Siga estos consejos de la misma forma que yo lo hice y su 2018 tendrá un sabor diferente, se lo prometo.