El 9 de febrero, Coca-Cola compartió los resultados para el cuarto trimestre de 2016 y el año completo. Hablamos con James Quincey, Presidente y Director de Operaciones de la compañía, sobre el informe y el camino a seguir.

El año pasado fue tu primer año completo como Director de Operaciones de Coca-Cola. ¿Cómo te sientes con respecto a la forma en que finalizó el año?

2016 fue otro año de grandes cambios para nuestra compañía, nuestro sistema y nuestra industria, a medida que evolucionan las preferencias de los consumidores, y la tecnología y el comercio electrónico transforman el panorama del comercio minorista a nuestro alrededor, así como las condiciones económicas mundiales, especialmente en los mercados emergentes.

A pesar de todo esto, aceleramos el proceso de refranquiciamiento de los embotelladores que son propiedad de la compañía, avanzamos en nuestra labor para centrarnos en el crecimiento de los ingresos por encima del volumen, introdujimos un nuevo enfoque de marketing para la marca Coca-Cola, con el fin de acelerar el crecimiento de las variedades bajas en azúcar y sin azúcar, y seguimos adaptando y ampliando nuestro portafolio de marcas para ajustarnos a los gustos cambiantes de los consumidores en todo el mundo. Es un reconocimiento para nuestra gente que hemos logrado un gran progreso en todas estas áreas, y terminamos el año con un crecimiento de las utilidades durante el año, en línea con nuestras expectativas.

Dicho esto, tenemos que hacer más. Este año nos vamos a enfocar en la construcción y expansión de nuestro portafolio de bebidas centradas en el consumidor, incluyendo aquellas con menos azúcar y calorías; desarrollando aún más nuestro enfoque hacia los crecientes ingresos de nuestro portafolio global de bebidas gaseosas; e impulsando la productividad en la organización para reducir la complejidad y reorientar los recursos, para impulsar el crecimiento de los ingresos en un mundo donde los patrones de consumo cambian rápidamente.

¿Qué pasa con el hecho de que los ingresos y beneficios reportados disminuyeron significativamente en 2016? ¿Puedes explicar esto?

En resumen, lo que pasa es que tenemos un montón de piezas móviles en nuestro negocio conforme refranquiciamos las operaciones de embotellado que son propiedad de la compañía en Norteamérica y en todo el mundo. A medida que les volvemos a vender estas operaciones a nuestros socios de franquicia alineados, los ingresos y algunos de los beneficios reportados acompañan a esas ventas, por lo que sólo parecemos ser más pequeños. Hasta que completemos el proceso de refranquiciamiento, seguiremos viendo estos impactos en los resultados reportados, especialmente en 2017, cuando completemos las partes más grandes del programa. Sin embargo, todo esto es consistente con nuestra estrategia de crecimiento de volver a nuestro enfoque central de construir grandes marcas y liderar un sistema fuerte de franquicia global.

‘La velocidad a la que se produce el cambio será una función de nuestra capacidad de innovar, comercializar y ejecutar para satisfacer las necesidades de los consumidores con bebidas de gran sabor, con una gama progresiva de dulzura. Si hacemos eso, sin importar la mezcla de bebidas que vendamos, tendremos éxito’.

 

El crecimiento orgánico de los ingresos fue fuerte en el trimestre, pero el volumen sigue bajo presión. ¿Qué tan importante es aumentar el ritmo del crecimiento del volumen para el éxito a futuro?

El volumen es sólo una parte de la ecuación que impulsa los ingresos. Nuestra visión es asegurarnos de tener un enfoque equilibrado para aumentar los ingresos entre volumen y price / mix. En el cuarto trimestre, la mayor parte de nuestro crecimiento global se derivó de un fuerte price / mix en lugar de volumen. Con el tiempo, tenemos que hacer ambas cosas de una manera más equilibrada, pero cada trimestre presenta desafíos únicos que debemos abordar.

De hecho, en el cuarto trimestre, vimos un buen crecimiento en el volumen de las categorías de bebidas gaseosas y otras bebidas en mercados desarrollados como Estados Unidos. Pero las continuas recesiones económicas en mercados como Brasil, Venezuela y Argentina pesaron mucho en nuestra capacidad para aumentar el volumen a nivel mundial. Si bien podríamos haber intensificado la actividad promocional para impulsar el crecimiento del volumen en estos mercados, creíamos que no era la mejor manera de utilizar los recursos. Con miras al futuro, nuestros equipos locales están ajustando aún más nuestra arquitectura de precios / empaques en mercados como Brasil, para asegurar que nuestras ofertas satisfagan las necesidades de los consumidores que enfrentan una situación económica difícil.

Net-net, hemos logrado un fuerte crecimiento de los ingresos orgánicos en el trimestre, al tiempo que ganamos participación en el valor global de las bebidas no alcohólicas, listas para beber.

Mencionaste la necesidad de crear más bebidas con menos azúcar y calorías. ¿Cuán dramáticamente planeas cambiar la mezcla de los productos que fabricamos y vendemos?

A través de los años hemos estado adaptando nuestro portafolio para satisfacer las necesidades cambiantes de los consumidores y ser competitivos en el mercado. Esto ha sido impulsado por un amplio cambio en nuestro portafolio, incluyendo la adición, en la última década, de nueve marcas nuevas valoradas en mil millones de dólares, y aproximadamente 1.000 nuevos productos.

Lo que debemos hacer ahora es pensar de manera holística en muchas categorías de bebidas que están disponibles para favorecer nuestro crecimiento. Los consumidores no piensan en sus opciones de bebida como ‘gaseosas’ y ‘no gaseosas’. Ellos ven una amplia gama de bebidas que satisfacen una variedad de necesidades que van desde energía e hidratación hasta nutrición o simplemente, disfrute. Lo que vemos para el futuro es una oportunidad de crecimiento significativo, disponible para nosotros

a través de esta amplia variedad de categorías. La velocidad a la que se produce el cambio será una función de nuestra capacidad de innovar, comercializar y ejecutar, para satisfacer las necesidades de los consumidores con bebidas de gran sabor, con una gama progresiva de dulzura. Si hacemos eso, sin importar la mezcla de bebidas que vendamos, tendremos éxito’.

‘En nuestra historia, nuestros mayores éxitos provienen de productos que inherentemente satisfacen una necesidad del consumidor’.

 

¿Qué pasa con el negocio en Norteamérica? Parece que los vientos en contra de las categorías en crecimiento están poniendo presiones adicionales sobre el negocio en nuestro mayor mercado. ¿Esto está afectando nuestros resultados?

El desempeño de nuestro negocio insignia en Norteamérica es fuerte. Durante 2016, Norteamérica superó de nuevo el crecimiento del valor minorista tanto en la industria de bebidas no alcohólicas listas para beber en Norteamérica, como del total de las compañías de productos envasados de Estados Unidos. Esto se basa en el crecimiento sostenido que hemos visto en los últimos dos años. Notamos un fuerte crecimiento del 4% en los ingresos netos del año, por encima del fuerte incremento del 6% en los ingresos netos del año anterior. Tenemos un gran equipo humano en Norteamérica bajo el liderazgo de Sandy Douglas, quien ha liderado la transformación de nuestro mayor mercado para ofrecer este tipo de ingresos y crecimiento sostenido de los beneficios mediante la evolución de nuestra oferta de productos y empaques, para reflejar lo que las personas desean.

Dado el éxito en volverse a Norteamérica en los últimos años, ¿qué se necesita para restaurar el crecimiento de los mercados emergentes?

La trayectoria del crecimiento en los mercados emergentes es muy diferente a la fuerza que estamos viendo en nuestros mercados desarrollados. Esto se debe principalmente a que los mercados emergentes y en desarrollo se han visto afectados de manera desproporcionada por presiones significativas sobre los ingresos de los que disponen los consumidores que disfrutan nuestros productos. Mientras nuestro negocio una vez prosperó en el crecimiento arrollador de los mercados emergentes y una creciente clase media mundial, muchos de estos mercados están viendo ahora un aumento moderado o negativo del PIB.

La buena noticia es que hemos estado en este negocio mucho tiempo y contamos con una serie de estrategias a utilizar con el fin de garantizar la accesibilidad de nuestros productos cuando los mercados se ven afectados por recesiones continuas. Esta estrategia incluye la introducción permanente de empaques más pequeños y más convenientes, que encajan perfectamente con nuestra estrategia más amplia para ayudar a los consumidores a administrar su consumo de azúcares añadidos. Esto nos da la confianza de que el crecimiento volverá.

Recientemente fuste nombrado como el próximo CEO de Coca-Cola. ¿Cuáles son los cambios inmediatos que visualizas una vez que tomes el timón?

Nos verán avanzando rápidamente para continuar introduciendo bebidas y empaques impulsados por lo que los consumidores quieren. ‘En nuestra historia, nuestros mayores éxitos han provenido de productos que inherentemente satisfacen una necesidad del consumidor. En Japón, por ejemplo, nuestra popular marca de té verde Ayataka satisface la necesidad del consumidor de té verde auténtico que puedes preparar en casa, pero disponible en cualquier lugar. En Estados Unidos, las mini latas de Coca-Cola responden al deseo de los consumidores de comodidad y menos azúcar y calorías. Gracias a su conexión directa con las necesidades de los consumidores, ambos productos están creciendo a un ritmo alto de un dígito. La simple verdad es que no podemos tomar decisiones con base en lo que queremos vender a los consumidores, sino más bien en lo que ellos quieren comprarnos.

Artíuclo sobre los resultados de la Compañía Coca-Cola para el cuarto trimestre de 2016 y el año completo.

*Nota

Nota: Estas Q&As  incluyen ciertas "medidas financieras no PCGA" según las definen la ley federal de valores de Estados Unidos. Consulta nuestro informe de resultados correspondiente al cuarto trimestre de 2016 y al año completo, emitido el 9 de febrero de 2017, disponible en el sitio web de la Compañía www.coca-colacompany.com (en la sección “Investors”) para conocer la información completa sobre los resultados financieros y una conciliación de las medidas financieras no PCGA.

DECLARACIONES PROSPECTIVAS

Estas Q&A podrían contener declaraciones, estimaciones o proyecciones que constituyan "declaraciones prospectivas", según lo definen las leyes federales de valores en Estados Unidos. En general, las palabras "cree", "espera", "pretende", "estima", "anticipa", "proyecta", "hará" y expresiones similares identifican las declaraciones prospectivas, que generalmente no son de naturaleza histórica. Las declaraciones prospectivas están sujetas a ciertos riesgos y fluctuaciones que podrían hacer que los resultados reales difieran materialmente de la experiencia histórica de la Compañía Coca-Cola y de nuestras expectativas o proyecciones actuales. Estos riesgos incluyen, pero no se limitan a, preocupaciones sobre obesidad; escasez del agua y agua de mala calidad; evolución de las preferencias de los consumidores; aumento de la competencia y las capacidades en el mercado; preocupaciones en relación con la seguridad y calidad del producto; existencia de percepciones sobre consecuencias negativas para la salud de ciertos ingredientes, tales como edulcorantes no nutritivos y sustancias derivadas de la biotecnología y de otras sustancias presentes en nuestras bebidas o materiales de empaque; incapacidad de lograr resultados positivos en nuestras actividades de innovación; aumento de la demanda de productos alimenticios y la disminución de la productividad agrícola; cambios en el panorama minorista o la pérdida de clientes principales en el comercio detallista o en el servicio de alimentos; incapacidad para expandir operaciones en los mercados emergentes y en desarrollo; fluctuaciones en los tipos de cambio de moneda extranjera; aumentos de las tasas de interés; incapacidad para mantener buenas relaciones con nuestros socios embotelladores; deterioro de la condición financiera de nuestros socios embotelladores; aumentos en los impuestos a la renta, cambios en las leyes de los impuestos a la renta o resolución desfavorable sobre asuntos fiscales; aumento o nuevos impuestos indirectos en Estados Unidos o en uno o más mercados importantes; aumento de los costos, interrupción del suministro o escasez de energía o combustibles; aumento de los costos, interrupción del suministro o escasez de ingredientes, otras materias primas o materiales de empaque; cambios en las leyes y reglamentos relativos a los empaques de bebidas y envases; importantes requisitos adicionales de etiquetado o advertencias o limitaciones en la comercialización o venta de nuestros productos; incapacidad para proteger a nuestros sistemas de información contra la interrupción del servicio, la apropiación indebida de datos o violaciones a la seguridad; condiciones económicas generales desfavorables en Estados Unidos; condiciones económicas y políticas desfavorables en los mercados internacionales; litigios o procedimientos legales; falta de protección adecuada, o litigios relativos a marcas, fórmulas y otros derechos de propiedad intelectual; condiciones climáticas adversas; cambio climático; daño a nuestra imagen de marca y a la reputación corporativa por medio de publicidad negativa, incluso si es injustificada, relacionada con la seguridad del producto o la calidad, los derechos humanos y laborales, obesidad u otros problemas; cambios en, o incumplimiento de las leyes y reglamentos aplicables a nuestros productos o a nuestras operaciones de negocio; cambios en las normas de contabilidad; incapacidad para lograr nuestros objetivos generales de crecimiento a largo plazo; deterioro de las condiciones del mercado crediticio a nivel mundial; incumplimiento de parte de o falta por parte de una o más de nuestras instituciones financieras contraparte; incapacidad para poner en práctica oportunamente nuestras acciones previamente anunciadas para reactivar el crecimiento, o para obtener los beneficios económicos que anticipamos de estas acciones; no darse cuenta de una parte importante de los beneficios anticipados de nuestras relaciones estratégicas con Monster Beverage Corporation; incapacidad para renovar los convenios colectivos en condiciones satisfactorias, o que nosotros o nuestros socios embotelladores experimentemos huelgas, paros laborales, o conflictos laborales; cargos por deterioro futuro; obligaciones por planes de retirada de múltiples empleados a futuro; incapacidad para integrar y gestionar de forma exitosa nuestras operaciones de embotellado que son propiedad de la compañía o controladas por la Compañía; incapacidad para manejar exitosamente nuestras actividades de refranquiciamiento; incapacidad para manejar con éxito las posibles consecuencias negativas de nuestras iniciativas de productividad; incapacidad para atraer o retener mano de obra altamente calificada; eventos catastróficos globales o regionales; y otros riesgos que se mencionan en los documentos de nuestra Compañía ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC por su sigla en inglés), incluyendo nuestro Informe Anual en el Formulario 10-K para el año que finalizó el 31 de diciembre de 2015, y nuestros informes trimestrales presentados posteriormente en el Formulario 10-Q, cuyos documentos están disponibles por parte de SEC. No debes confiar excesivamente en las declaraciones prospectivas, que son válidas únicamente en la fecha en que se hacen. La Compañía Coca-Cola no asume ninguna obligación de actualizar o revisar en el futuro ninguna declaración prospectiva.