Un paseo recreativo de dos millas por el centro de Atlanta pone de relieve el crecimiento de la marca conocida por todo el mundo. En unos 20 minutos, se puede recorrer desde la primera casa de Coca-Cola, el lugar donde hace 130 años sólo un hombre en todo el mundo conocía el sabor de Coca-Cola, hasta su sede actual, en un momento en el que sería un reto encontrar a alguien que no conozca el sabor.

En mayo de 1886, el Dr. John Pemberton perfeccionó el jarabe de Coca-Cola en un laboratorio ubicado en una casa en Marietta Street, en el centro de Atlanta. El equipo para la incipiente operación fue transportado de un edificio otro a medida que la empresa siguió creciendo. En 1898, el Presidente de Coca-Cola, Asa Candler, abrió las puertas del primer edificio construido con el único propósito de albergar  a la Compañía Coca-Cola. En ese momento, Candler lo calificó como un edificio "adaptado a nuestras necesidades peculiares para todos los tiempos venideros". Sin embargo, ese anuncio fue desmitificado rápidamente pues la Compañía siguió creciendo, y en el transcurso de los siguientes 12 años, fue reubicada en edificios más amplios, cinco veces.

Coca-Cola se trasladó a la ubicación de su actual sede en North Avenue en Atlanta en 1920, originalmente en un edificio de tres pisos. Desde entonces, amplias remodelaciones y expansiones han hecho evolucionar el campus, que con el paso del tiempo ha incluido elementos diversos que van desde una toneleria (cooperage) a un muro dinámico (flip disk wall).

Mira la galería de fotos con la historia completa de los edificios de Coca-Cola en Atlanta: