En el año 2007 la Compañía Coca-Cola se comprometió a reabastecer, para finales de 2020, cada litro de agua que utiliza en su volumen global de ventas y en sus procesos productivos a nivel mundial.

Sin embargo, en el año 2015, ya se habían devuelto un estimado de 191 mil 900 millones de litros de agua a la naturaleza y a las comunidades, mediante proyectos comunitarios de agua en 71 países. Esto equivale a 115 por ciento del agua que se utilizó el año pasado en las bebidas terminadas de Coca-Cola.

En nuestra región, con el programa Agua por el Futuro junto a otras inciativas ya se han devuelto 6.691.700 de metros cúbicos de agua, lo que equivale a un 100 % del agua utilizada para desarrollar nuestros productos.

El proyecto es impulsado por el Sistema Coca-Cola y la Alianza Latinoamericana de Fondos de Agua (iniciativa impulsada por el Banco Interamericano de Desarrollo -BID, Fundación FEMSA, Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM-GEF) y The Nature Conservancy (TNC), con la visión compartida de preservar y restaurar la salud de las cuencas hídricas.

Las iniciativas buscan reabastecer a la naturaleza y a las comunidades el agua que se utiliza en nuestras bebidas; con el fin de mitigar riesgos como la escasez y para contribuir con la disponibilidad de este preciado recurso para el futuro.

Erick Ramírez, Director de Calidad, Ambiente y Seguridad en The Coca-Cola Company Latinoamérica Centro, nos cuenta más detalles del avance y los logros del proyecto en la región:

¿Cómo surge la alianza con TNC y cuáles son sus objetivos?

En 2012, se inició la alianza con TNC, con el objetivo de devolver alrededor de 6 millones de metros cúbicos de agua, que es el equivalente al agua que usamos para todos nuestros productos en la región. Entonces se definió una plataforma que nos permitiera reabastecer el agua y alcanzar una huella hídrica neutral en el 2020.

¿Qué alcance tienen estos programas en la región?

Los países que conforman nuestra Unidad de Negocios abarca desde la frontera norte de Guatemala a la frontera sur de Ecuador, son 31 países en total. El programa Agua por el Futuro abarca 7 de estos países (Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Panamá, Ecuador, Colombia y República Dominicana) y contamos con 2 programas independientes en Honduras y Haití, los que suman más de 28 proyectos de conservación de agua. En estos proyectos hay aproximadamente 6.000 hectáreas de conservación y un amplio rango de actividades, tales como la reforestación, conservación de cuencas, la protección de fincas y bosques,  la agricultura y ganadería sostenible, todo para fomentar la permanencia de agua en el medio ambiente.

¿Qué se ha logrado hasta ahora?

Hemos devuelto 6.691.700 de metros cúbicos, lo que equivale a un 100% del agua utilizada para desarrollar nuestros productos. Además, hemos logrado unas 6.000 hectáreas de cobertura, en 9 países, con 28 proyectos diferentes. 

¿Qué beneficios directos reciben las personas que participan en estos proyectos?

Además del beneficio ambiental hay un beneficio social o comunitario directo y de alto impacto, porque hay una inyección de capital hacia estas zonas donde se llevan adelante los proyectos y donde existe un gran interés de las comunidades en mantener este recurso esencial para sus actividades económicas y de supervivencia.  En algunas cuencas existe el beneficio de restaurar las fuentes de agua en zonas que han sufrido mucha degradación

Muchos de estos proyectos garantizan el agua para los grandes conglomerados urbanos; hablo de ciudades como Bogotá, Medellín, Quito, Guayaquil, Ciudad de Panamá, Guatemala, Santo Domingo y San José entre otras.

Entonces, el objetivo de devolver el agua tiene varios beneficios. Uno directo al medio ambiente con el agua que devolvemos, y un beneficio directo a las comunidades que usan el agua de esas cuencas.