La decoración y sostenibilidad van de la mano, ya sea que quieras tener una pequeña huerta colgante o que quieras dar un tono más verde a tu casa, estos colgantes te ayudarán a darle una nueva imagen a tu casa u oficina.

Para hacerlos, únicamente necesitas hilo de algodón o sisal, el grueso dependerá del peso que vaya a tener y cómo quieres que se vea. Un hilo más grueso le dará mejor apoyo a las macetas o botellas de mayor tamaño, mientras los más delgados se verán mejores en casos como este en donde utilizamos una botella de 355ml.

 

Paso 1. Corta el hilo en 6 partes iguales, el largo del hilo dependerá del largo que quieras darle a la decoración. Una forma fácil de determinarlo es pensando que el tamaño del corte deberá ser 2,5 veces mayor al tamaño que tendrá el colgante

 

Paso 2. Toma uno de los hilos y haz una “U”, tómalo y ponlo en la mitad de los hilos, luego enrolla hasta lograr crear la parte superior del adorno. Al terminar de darle vuelta al hilo,  introduce el restante entre la U y hala con fuerza. También se puede utilizar una argolla de metal en vez de realizar este paso.

Te lo mostramos en video:


Paso 3. Coloca todo sobre una mesa y divide los hilos en grupos de 4 líneas de 3 hilos cada una.

 Paso 4. Haz un “4” con la primera línea y luego uno inverso con la última, pásalo por encima de la curva del primer “4”. 

 

Te lo mostramos en video:

 Paso 5. Repite este paso las veces que quieras para darle un acabado diferente.

Paso 6. Una vez que tenga el largo que quieres, divide los hilos en 3 grupos y haz un nudo a cada uno, todos a la misma altura. 

Paso 7. Divide los hilos en 5 líneas y calcula el tamaño de la botella, une de nuevo estas líneas con nudos.

 

Te enseñamos cómo debería ir quedando:

Paso 8.Pon la botella dentro de los  nudos y calcula el fondo, haz un nudo con todos los hilos para cerrar el colgante.

Paso 9. Corta la botella, agrégale tierra y una planta, o siembra lo que te guste. Colócala dentro de los hilos y ya puedes colgarlo donde más te guste. Recuerda regarla un par de veces a la semana (dependiendo el tipo de planta) y hacerle agujeros a la botella si la planta necesita reciclar el agua.


-Sobre la realizadora.

Sharon Sandoval es una de las mentes detrás de Cierva, una marca costarricense que busca rescatar los arreglos en macramé y la producción de decoración de este tipo en ese país. Ella y su hermana empezaron la marca debido a la pasión que tenían por crear ambientes más verdes y agradables a la vista. Sus productos se pueden adquirir a través de su Facebook.