No importa si es la vida de Andy Warhol, Marilyn Monroe o si es la tuya, la Coca-Cola ha estado en muchos de momentos de nuestra vida y algunos súper fans no pueden quedarse únicamente con la idea de la bebida.

Por ejemplo, en Colombia hay todo un club de coleccionistas dedicado a buscar y conservar artículos de la marca.

Fiorella Arguedas es una de esas personas que tienen un espacio dedicado en su casa para sus recuerdos, porque según ella: “La Coca-Cola siempre ha estado en los momentos especiales e importantes, en todas las fiestas de la familia”.

Para mantener la celebración, a sus 31 años decidió que celebraría su natividad como solo una súper fan lo haría: con un queque (pastel) de Coca-Cola junto a sus familiares, para celebrar todos los buenos momentos que ha pasado con ellos.

Un queque de Coca-Cola con sabor a Nutella.

Aunque muchas veces vemos queques de Coca-Cola en redes sociales, o inclusive recibimos recetas de galletas y otros alimentos con la bebida, pocas veces una persona logra llevar a cabo sus planes de ilustrar la marca en alimentos. Fiorella lo logró, con ayuda de Cupcake Addiction.

“El queque fue idea de Fiorella, ella es súper fan de la marca y siempre me pide sus queques de cumpleaños. Me envió todas las ideas que tenía y que buscó en Pinterest para ver qué podíamos hacer”, comentó Rocío Saénz de Cupcake Addiction, la creadora del pastel.

Inicialmente la idea estaba entre una chapa o el logo, este segundo ganó finalmente y Fiorella eligió los ingredientes, entre ellos un relleno de Nutella.

"Toda mi vida me ha gustado la marca, no puedo recordar cuándo empezó. Pero para mis 30 años quería hacer algo especial, como me casé ese año no pude y decidí hacerlo este año”, cuenta Fiorella.

Una idea que nació desde pequeña

 Algunos de los artículos de Fiorella

A sus 31 años, Fiorella no recuerda cómo empezó todo, cuándo tomó su primer Coca-Cola o qué la hizo que le gustara la marca, entre bromas cuenta que su abuela le “daba Coca-Cola en un biberón” y luego ríe.

Sin embargo su actitud de coleccionista nació cuando su mamá le regaló una camisa roja con el logo de Coca-Cola. Luego se unieron otros artículos y sus suegros le dieron un camión con luces que hizo que su sala sea una combinación de Marvel con Coca-Cola, Marvel por su esposo, Coca-Cola por ella.

“Todos saben que me gusta, inclusive mi abuelita hace poco vio que en un restaurante estaban botando un rótulo viejo de Coca-Cola. Ella se los pidió, lo limpió arregló y ahora está junto a los otros rótulos vintage que tengo”, agrega Fiorella.

En su colección también figuran vasos y botellas de distintas partes del mundo, camisas, delantales, autos clásicos y hasta una pijama de osos polares.

Fiorella tiene una amplia colección de artículos Coca-Cola, incluyendo su pijama.

¿Qué historias tienes con Coca-Cola? Cuéntanos acá