Atrás quedaron los días en que los compradores tomaban los artículos de los estantes sin darles otro vistazo. Hoy las personas son más conscientes de lo que compran y quieren saber más sobre lo que contienen sus alimentos y bebidas, desde nutrientes, hasta posibles alérgenos e ingredientes genéticamente modificados y más. Las personas buscan más información que les permita fundamentar sus decisiones de compra. En el entorno digital de hoy, estamos ayudando a liderar este esfuerzo para equipar mejor a los compradores y satisfacer sus expectativas de acceder a todo tipo de información de formas novedosas y prácticas.

Con las necesidades de los consumidores en mente, en 2015, la Asociación de Fabricantes de Comestibles (GMA, por sus siglas en inglés) anunció planes para una iniciativa sin precedentes que brinda más transparencia y más información sobre lo que hay en los estantes de las tiendas. Esta iniciativa en Estados Unidos, cuyo nombre es SmartLabel, utiliza el código QR, así como tecnología en línea para proporcionar detalles extensos sobre el producto, para cualquier artículo en el área de alimentos, bebidas o bienes de consumo, de una manera fácil y uniforme.

"El propósito de todo lo que estamos haciendo con SmartLabel es brindar total transparencia y promover información clara sobre todos nuestros productos".


La Compañía Coca-Cola se convirtió en una de las primeras en adoptar el programa de GMA. "El propósito de todo lo que estamos haciendo con SmartLabel es brindar total transparencia y promover información clara sobre todos nuestros productos, para asegurarnos de que los compradores tengan acceso a todos los datos posibles que les permitan tomar decisiones informadas", dijo Tim Goudie, Director de Compromiso Social en Coca-Cola.

Más allá de la etiqueta

Aunque una etiqueta de Información Nutricional ofrece una visión sobre los ingredientes que contiene un producto, toca solamente la superficie, literalmente. Con propiedad limitada en el envase, SmartLabel ofrece una solución fácil para brindar más información. "Con SmartLabel, somos más flexibles", explicó Goudie. "Podemos compartir información detallada del producto, la cual va mucho más allá de lo que los consumidores están acostumbrados a encontrar en las etiquetas de los envases”.

¿Cómo puede un comprador tener acceso a esta información? Se coloca un código QR en el envase de cada producto. Las personas simplemente escanean el código, e inmediatamente reciben información en sus teléfonos móviles. Esta rápida función hace de SmartLabel una herramienta invaluable para los compradores mientras caminan por los pasillos. Cada página de producto se ve igual, por lo que es fácil de identificar y encontrar la información más importante para el usuario.

Hacer que estos datos estén disponibles en un formato digital no sólo garantiza que las personas tengan acceso a la información correcta, sino que también ayuda a Coca-Cola a rastrear qué es lo que más les interesa a los consumidores. "Hay mucha demanda de parte de las personas que quieren información sobre nuestros productos", dijo Goudie. "Es nuestro trabajo asegurarnos de que la información exacta sobre nuestros productos e ingredientes está en el frente y al centro". SmartLabel se convierte en la fuente de información más actualizada y creíble. La Compañía Coca-Cola administra el contenido, lo que también nos permite actualizar constantemente la información en un instante.

El desafío de actualizar millones de etiquetas

La adopción de SmartLabel es un compromiso significativo cuando se toma en cuenta el número de compañías fabricantes de productos. Como socio comprometido desde el principio, Coca-Cola está ayudando a liderar el camino identificando, implementando y compartiendo las mejores prácticas. "Queríamos asegurarnos de fijar la tendencia de adoptar esta tecnología", explicó Tony Francis, de Estrategia Móvil / Digital en Coca-Cola. "El objetivo final es la transparencia para los consumidores, por lo que estamos colaborando con otros en la industria para acelerar el proceso".

Cada bebida, hasta el sabor y el tamaño específicos,  deben tener su propio código QR. La imagen también debe ser fácilmente legible por la cámara de un teléfono inteligente, y cuando se tiene en cuenta la curvatura de la botella, se trata de un delicado equilibrio entre el arte y la ciencia.

"El objetivo final es la transparencia para los consumidores, por lo que estamos colaborando con otros en la industria para acelerar el proceso".

 

Según Francis, Coca-Cola North America ya ha aplicado códigos QR específicos para productos a casi la mitad de su volumen. "En este momento nos encontramos estamos en un 40 por ciento, lo que representa un progreso significativo teniendo en cuenta los cambios de envase y la integraciones técnica", dijo.

El objetivo de la compañía es aplicar los códigos QR a todos los envases de bebidas en el primer trimestre de 2018. Eso es un gran compromiso para la compañía de bebidas más grande del mundo y el cual están en camino a cumplir.

El objetivo de esta iniciativa es brindarles a las personas información clara y transparente. "Creemos que la verdadera transparencia se da cuando las personas aprenden directamente de nosotros más acerca de nuestros productos e ingredientes, y sobre la compañía", explicó Goudie. SmartLabel ayuda a superar esa brecha que hay entre el conocimiento y la confianza, para finalmente incidir en sus bebidas favoritas.