Ahora, Coca-Cola y los negocios que venden sus productos pueden ofrecer videos de la marca, cupones electrónicos y más, a través de un nuevo sistema de señalización digital que adapta los mensajes de contenido a los compradores que se acercan, con base en los datos de sus teléfonos inteligentes.

El sistema plug-and-play, que opera con una combinación de tecnologías de Google Cloud, funciona en cualquier pantalla para HDMI colocada en los anaqueles ubicados en los pasillos de supermercados, menús de restaurantes, e incluso carteleras interactivas de cine.

Hace dos años, Greg Chambers, Director Global del Grupo de Innovación Digital de Coca-Cola, le planteó a Google un desafío: ayudar a renovar la asociación centenaria de Coca-Cola con anuncios llamativos, desde murales pintados hasta vallas publicitarias, en la era digital. Y tenían que hacerlo por una fracción del costo de las ofertas existentes.

"Empezamos un rápido proceso de iteración en la primavera de 2015, y tuvimos nuestro primer prototipo en otoño de ese año", dijo Chambers, durante una presentación en la conferencia Google Cloud Next en San Francisco, California.

El resultado final es un sistema que brinda contenido personalizado desde un Sistema de Manejo de Contenido en la nube a cualquier pantalla conectada a un dispositivo OS de Google Chrome, y la aplicación Google Chrome Kiosk App. El software publicitario DoubleClick distribuye mensajes dirigidos, que van desde campañas de marca hasta ofertas promocionales específicas para una tienda, o incluso listas de compras guiadas por aplicaciones. Este software también reproduce información sobre inventarios y ventas.

La tecnología de proximidad aprovecha las funciones incorporadas de los teléfonos inteligentes y la tecnología de beacon inalámbrico Eddystone de Google, lo que permite que una tienda recoja e interprete las preferencias y hábitos de un usuario cercano para ofrecerle contenido contextualmente relevante, en tiempo real.

"Podemos entender quién es el consumidor y obtener el contenido y los mensajes adecuados para él o ella, en el momento correcto", dijo Chambers. "Estamos utilizando el poder de la nube para llevarles a los compradores en las tiendas una experiencia en tiempo real y mediáticamente rica.

Y para aumentar las ventas en los comercios minoristas. Un piloto que se llevó a cabo en 250 tiendas de la cadena de supermercados Albertsons entregó el rendimiento de la inversión de un mes. "También aumentamos significativamente el ascenso de categoría", dijo Chambers, "lo que significa que no sólo los anaqueles ubicados al final de los pasillos vendieron más productos de Coca-Cola...sino también todo lo demás que había en el pasillo de las bebidas gaseosas".

El sistema de señalización digital es escalable, mucho más allá del entorno minorista. "Por ejemplo, se puede usar para producir una tarjeta de menú digital para restaurantes, desde tiendas de conveniencia, hasta las cadenas nacionales, en aproximadamente 20 por ciento del costo de los actuales proveedores actuales", dijo Chambers.

Mientras tanto, las carteleras interactivas digitales de películas pueden mostrar trailers y horarios personalizados cuando los asistentes se acercan a la taquilla, y les permiten adquirir boletos y regalías en sus teléfonos sin tener que esperar en la fila.

"Estamos utilizando el poder de la nube para llevarles a los compradores en las tiendas una experiencia en tiempo real y mediáticamente rica”.

Chambers señala que la combinación del hardware con la tecnología puede adaptarse a diferentes entornos comerciales. "Nos damos cuenta de que en una tienda en Nebraska, el entorno es diferente al de un restaurante en Nueva York, un parque temático en California, un cine en Europa Occidental,  o al de un estadio en Nueva Zelanda", añade.

La plataforma también está abierta a otras marcas. "Este no es sólo el ecosistema de Coca-Cola", concluyó Chambers. "Brinda un lugar habitual para que las marcas proyecten contenido en un repositorio común y seguro, todo verificado desde un solo dominio. Elimina los obstáculos tecnológicos, y les permite a las marcas como Coca-Cola volver a atraer a los consumidores con experiencias asombrosas y placenteras".