Puede que los coleccionistas de Coca-Cola no se reúnan tan a menudo, pero cuando lo hacen, aparecen con toda su fuerza, como lo hicieron en la XIII Convención Nacional del Club de Coleccionistas de Coca-Cola de Queensland, organizada el mes pasado en Sunshine Coast.

Uno de los miembros que se destacó fue Robin Simpson, secretario del Capítulo de Queensland y ávido coleccionista de Coca-Cola. Robin cuenta con una impresionante colección de casi 14.000 piezas, 7.000 de las cuales son botellas de Coca-Cola. La suya es una de las más grandes colecciones de botellas de Coca-Cola en Australia.

UN MODESTO COMIENZO

Todo comenzó a principios de 1990 en una típica estación de servicio.

"Era un día normal", Robin se ríe. "Necesitaba combustible, y por eso estaba en la estación de servicio y tenían una promoción, así que me obsequiaron una camiseta de Coca-Cola."

Esa camiseta tuvo un gran efecto. Robin se fue a casa con Coca-Cola en su mente. "Fue una camiseta realmente genial. Cuando me fui a casa más tarde ese día me puse a pensar qué más podría haber. Me metí a la 'red y empecé a buscar artículos de Coca-Cola. Y como dicen, el resto es historia ", dice riendo.

"En la actualidad, probablemente paso al menos una o dos horas todas las noches investigando artículos, hablando con vendedores, o tratando de localizar mercadería específica."

Empezó en la década de 1990 en una estación de servicio local, y hoy Robin Simpson tiene una colección de alrededor de 15.000 artículos de Coca-Cola.

CREANDO COMUNIDADES

El Club de Coleccionistas de Coca-Cola de Queensland, el cual se reúne cada dos meses, se ha convertido en una comunidad muy unida, y con la cual Robin se topó por casualidad.

“Después de esa primera camiseta de Coca-Cola, empecé a construir una colección de botellas de Coca-Cola”, explica Robin. “Y encontré esta botella en un sitio comercial que me gusta mucho, así que hice una oferta y gané”.

"El vendedor resultó estar muy cerca, así que manejé para ir a recoger la botella y cuando llegué allí me preguntó si yo era parte del grupo local de coleccionistas de Coca-Cola. Lo siguiente que supe, fue que él me estaba entregando un formulario y me uní al Club en ese momento”.

El Club de Coleccionistas de Coca-Cola de Queensland, el cual se reúne cada dos meses, le ha dado a Robin un sentido duradero de pertenencia a una comunidad agradable y simpática

El Club de Coleccionistas de Coca-Cola de Queensland, el cual se reúne cada dos meses, le ha dado a Robin un sentido duradero de pertenencia a una comunidad agradable y simpática

VIVIENDO LA VIDA

Resulta que la comunidad a la que Robin se unió hace tantos años es mucho más extensa de lo que él pensaba. El estilo de vida del coleccionista lo ha llevado por todo el mundo, y ha conocido a grandes amigos en el camino.

"Durante mi tiempo como coleccionista de Coca-Cola, he estado en dos Convenciones Nacionales de Coca-Cola en América, así como en dos convenciones pequeñas en Estados Unidos, e inclusive una en Alemania", dice Robin.

"El estilo de vida derivado del hecho de ser coleccionista de verdad es una de las cosas más sorprendentes sobre ello. He podido viajar por el mundo, asistir a varias convenciones y conocer personas absolutamente fantásticas".

¿Qué piensa su esposa de la colección? "Mi esposa, ella no está realmente metida en esto de coleccionar cosas," Robin ríe. "Pero si tuviera que describir su actitud probablemente diría que lo tolera.

"Me gusta recordarle que mientras ella colecciona zapatos, yo colecciono artículos de Coca-Cola", se ríe. "Y afortunadamente para mí, mi esposa parece disfrutar viajando por el mundo tanto como lo hago yo, así que no creo que vaya a tener que renunciar pronto a mis deseos de coleccionar”.