La Copa Coca-Cola no solo reúne a los mejores equipos estudiantiles de la región, sino que también reúne culturas, historias y sueños. En esta ocasión, Argentina fue el punto de encuentro de los equipos chapines y dominicanos que ganaron la Copa en sus respectivos países, ahí vivieron la concentración de un equipo, conocieron estrellas del fútbol e inclusive vivieron el partido entre Argentina contra Paraguay de las Eliminatorias Mundial 2018.

La emoción de una concentración

Antes de cada partido importante, los clubes y selecciones se preparan física y mentalmente en un entrenamiento para la atención llamado “Concentración”. En él van a un hotel o lugar alejado en donde comparten con sus compañeros, además de realizar entrenamientos físicos.

Como estrellas de sus propios países, los jugadores volaron para concentrarse en un hotel de Buenos Aires, en donde vivieron una parte de cómo se preparan los grandes equipos antes de afrontar un partido, crean unión y cómo disfrutan con los videojuegos, el futbolín y una mesa de Ping Pong para el tiempo de ocio.

Además, cada participante dejó su huella en Argentina.

IMG_0189.jpgIMG_1095.jpg

Como todo buen campamento, los chicos y chicas tuvieron paseos para conocer la ciudad. En Buenos Aires conocieron el Estadio Antonio Vespucio Liberti, más conocido como “El Monumental”, y casa del Club Atlético River Plate, un parque de atracciones que conllevaba retos físicos y psicológicos, un entrenamiento en la Villa Olímpica del Club Veléz Sarsfield y finalmente en Córdoba disfrutaron de un partido de eliminatorias del mundial en el Estadio Mario Kempes.

IMG_0116.jpg

No hay ganador si el título no cierra con una experiencia internacional.

Para cumplirlo, los chicos de Guatemala tenían su encuentro programado contra el equipo de República Dominicana y las chicas de República Dominicana se enfrentaron a un equipo argentino. Sin embargo, antes de jugar les tocaría entrenar con dos estrellas argentinas.


Gerardo Salorio
junto con Sergio Goycochea fueron los encargados de formar a este grupo. Salorio ha ganado 5 mundiales junto con la selección de Fútbol Sub-20 y Goycochea es considerado el mejor arquero argentino de los últimos 28 años según la IFFHS.

 

Cada equipo entrenaba con sus compañeros por medio de estaciones, en cada una tenían un reto distinto como pases, tiros, penales entre otros. Como un entrenamiento de selección, quien fallaba un tiro hacía lagartijas (push-ups). Resignados, muchos llegaban a tirar sabiendo que tendrían que pagar con este precio por mejorar.

IMG_0991.jpg

Actitud de ganadora

Viajar miles de kilómetros para un importante entrenamiento y partido, tener el campo bajo los pies, el olor a fútbol a flor de piel y saber que no puedes ser parte del evento que tanto esperabas por una lesión. Dicen que los jugadores se forman de actitud y técnica.

El principal atributo y la naturaleza de un jugador se ve cuando ocurren las lesiones. El mismo día de los entrenamientos, Lia se lesionó y sufrió de un esguince que no le permitió continuar con las actividades del día, a pesar de eso nunca dejó de mostrar una sonrisa y apoyar a sus compañeras en medio de las adversidades.

IMG_1163.jpg

La portera invicta y el encuentro internacional.

Después de un arduo entrenamiento, la hora de la verdad llegó. Guatemala era una familia, solidaria y unida, como los describe Salorio y República Dominicana una fuerza imparable, tanto en su parte masculina como la femenina.

DSC_0281.jpg

En un partido emocionante y parejo, Guatemala logró derrotar a República Dominicana 2-0, mientras las representantes femeninas, de este último país, golearon a las representantes argentinas 12 a 1.

Leti fue quizá una de las estrellas que más resaltó. La arquera dominicana, no solo fue impecable en los entrenamientos y resaltó a ojos de Goycochea, sino que solo permitió que 1 gol entrara a su red, mientras sus compañeras se encargaban de marcar un tanto tras otro.

Con el sabor de la victoria, al día siguiente todos visitaron el estadio Mario Kempes, en donde Paraguay marcaría la historia ganándole a Argentina y los chicos y chicas de la Copa Coca-Cola se llevarían una historia nueva para contar: De cuando Argentina perdió, de cuando los entrenaron dos estrellas, de cuando jugaron en el exterior y vivieron una concentración gracias a que jugaron con todo en cada uno de sus países, en la Copa Coca-Cola.

IMG_1217.jpg