Los Archivos de Coca-Cola en Atlanta son el hogar de más de 1.000 obras de arte originales, cada una con su propia historia. Los expertos están disponibles para darle a cada pieza el cuidado y cariño necesarios, dependiendo de su condición. "Nos encanta recibir obras de arte de Coca-Cola. Siempre es interesante ver los diferentes tipos de arte publicitario que se han utilizado a lo largo de la historia de la compañía", dijo Larry Shutts, curador de pinturas en The Art Conservation Center de Atlanta, lugar a donde llegan la mayoría de las obras artísticas de Coca-Cola cuando necesitan curaduría profesional.

Nuestras adiciones más recientes

Uno de nuestros proyectos más reciente es una pintura al óleo adquirida en el Museo Schmidt de Coca-Cola Memorabilia Auction. Está en el Centro de Conservación, ubicado a unos 24 kilómetros de la sede de Coca-Cola, donde miembros del personal están trabajando para restablecerlo. Cuando Coca-Cola adquirió la pieza, esta fue enrollada y desapareció un elemento clave: el icónico Disco Rojo Coca-Cola. Necesitaba un serio trabajo de restauración para que fuera presentable.

Resulta que esta pintura al óleo tiene el derecho de mostrar algo de edad pues va a cumplir 74 años. La pieza fue creada en 1939 por un artista desconocido como un anuncio. A lo largo de los años, muchos ilustradores y pintores conocidos, como Norman Rockwell y Haddon Sunblom, crearon piezas publicitarias para Coca-Cola, muchas de las cuales son consideradas icónicas, y han sido reproducidas en calendarios, anuncios impresos y vallas publicitarias.

Shutts fue el primero en inspeccionar esta pieza cuando se la llevé para que la revisaran. Entonces Savant y Thierry Boutet, curadores asistentes de pinturas, también la examinaron y discutieron con Larry qué pasos de tratamiento se necesitaban para restaurarla. Inmediatamente determinaron que el disco rojo que faltaba en la pintura originalmente había sido pegado después de ser pintado. Sin hacer referencia a hacer otro disco, Larry necesitaba una "muestra" del disco de Coca-Cola de otra pieza de arte. Para ello fue necesario encontrar el disco del mismo tamaño aproximado, por lo que podrían crear un aplique para reafirmar en ese mismo punto.

Cuándo llamar a los curadores

El equipo de comunicaciones de Heritage de Coca-Cola lleva a cabo muchas acciones básicas de curaduría para conservar todas las piezas de la compañía. Phil Mooney, vicepresidente de Comunicaciones de Heritage, ha visto llegar muchas piezas en los últimos años. Él dice que es importante reconocer cuando una pieza requiere cuidados más intensos de los que su equipo puede proporcionar. "Si bien podemos preservar y retardar cualquier deterioro de la obra de arte en los archivos por medio de la iluminación, temperatura, manipulación y almacenamiento adecuados, hay momentos en que el arte se daña más allá de estas técnicas de conservación básica", dijo Mooney. "Es entonces cuando enviamos la obra de arte a Larry y a su personal".

El personal de los archivos de Coca-Cola limpia las superficies y aplana el arte que viene enrollado. Sin embargo, cuando una pieza está rota o necesita ser retocada, llamamos a los curadores profesionalmente entrenados. Estos expertos poseen títulos de maestría en arte, un certificado en curaduría, y han acumulado cientos de horas reparando piezas de incalculable valor.

En The Art Conservation Center de Atlanta, los tesoros de Coca-Cola están en buena compañía. Entre nuestros antiguos anuncios se encuentran algunos de los objetos, fotografías, pinturas, esculturas y obras en papel más importantes, enviadas por museos como The High Museum en Atlanta, The Telfair Museum en Savannah y The Montgomery Museum of Fine Arts en Alabama.

Pasos para conservar: las historias que puede contar una pieza

"Me gusta sentarme y hacer una inspección visual del arte y hablar con el dueño sobre la historia de la pieza", dijo Shutts. "También me gusta saber cómo se guardó la pieza. ¿Estaba sobre una chimenea? ¿O en un armario? ¿Ha sido estirada o enrollada? ¿El dueño limpiaba la pieza de alguna forma? 

La inspección y las respuestas a esas preguntas ayudan a Larry a determinar la magnitud del daño que la pieza puede haber sufrido y las acciones que su personal necesitará tomar para restaurarla. Shutts luego envía una detallada recomendación por escrito al propietario con los costos y un cronograma de trabajo. El informe sobre nuestra obra de arte detalla 21 pasos distintos, desde la limpieza hasta el enmarcado.

Antes de comenzar cualquier trabajo, Shutts toma una imagen digital del "antes", seguida de otra durante el proceso de tratamiento, y cuando el trabajo se completa, toma otra fotografía del "después".

Cómo se pueden proteger las obras de arte en casa

Shutts brinda cuatro consejos simples para conservar los tesoros, reliquias y pinturas de su familia:

  1. ¡El arte es para colgarlo y disfrutarlo! No deje la pieza en un armario donde un golpe o una caída podrían dañarla.

  2. Limpie las piezas desempolvándolas ligeramente. No utilice ningún tipo de aerosol.

  3. Mantenga la pieza lejos de la luz directa, y no la cuelgue sobre una chimenea; el hollín la cubrirá.

  4. Revise ocasionalmente la pieza de arte y determine si ve algún agrietamiento, ondulación, o descamación en la pintura. En ese punto la pieza tendrá que ser evaluada por un curador profesional.

Y si cree que su pieza está muy grave, Shutts me contó sobre una mujer que pensaba que su pintura al óleo parecía sucia y llevó la limpieza a un nuevo nivel. ¡La quitó del marco y lavó el lienzo en su lavadora!

"Suena increíble, pero es cierto", dijo, riendo. “Me alegro de no tener que intentar conservar lo que quedaba de la pieza." ¿Tiene alguna obra de arte que le gustaría que Larry evaluara? Escríbale al correo electrónico: aacc@woodruffcenter.org.