Los quioscos modulares de EKOCENTER contribuyen con el empoderamiento de las comunidades, al brindarles acceso a bienes y servicios básicos a través de un modelo de empresa social.

El objetivo es abrir 177 EKOCENTERs en 10 países para finales de 2016, y así atender a una población potencial de aproximadamente 1 millón de personas.

Recientemente, Coca-Cola marcó un importante hito con la apertura de su EKOCENTER número 100 a nivel mundial, en Ha Long Bay, Vietnam. Desde el lanzamiento en 2013 de este programa que pertenece al modelo de empresa social, Coca-Cola ha abierto EKOCENTERs en comunidades en Etiopía, Ghana, Kenia, Ruanda, Sudáfrica, Tanzania y Vietnam.

La iniciativa EKOCENTER ha sido diseñada para ayudar a las comunidades y a las empresas a prosperar. Por lo general, los quioscos autónomos de EKOCENTER, que funcionan con energía solar y los dirigen mujeres empresarias que venden productos y servicios básicos, cumplen la función de centro comunitario y de almacén general.

Algunas unidades ofrecen artículos de primera necesidad como agua potable, acceso a Internet y chequeos médicos periódicos. También sirven como un centro social para los residentes locales, donde se les brinda la oportunidad de reunirse por miles de razones que van desde la formación profesional y la celebración de eventos sociales, hasta ver deportes y noticias en directo.

"EKOCENTER contribuye con el desarrollo de las comunidades marginadas, en un modelo flexible que beneficia a todos", dijo Beatriz Pérez, Directora de Sostenibilidad para la Compañía Coca-Cola. "Hemos adaptado el modelo EKOCENTER para satisfacer mejor las necesidades de las comunidades, ya que difieren entre las regiones. Nuestra jornada recién empieza, y estamos comprometidos a trabajar conjuntamente con muchas organizaciones y combinar nuestras fortalezas colectivas para lograr un impacto mayor".

Como muchos otros, el EKOCENTER número 100 inaugurado en Ha Long Bay es una alianza con organizaciones de ayuda nacionales e internacionales, negocios y el gobierno. Situado en una zona de reasentamiento para pescadores locales, el sitio incluye un quiosco EKOCENTER, un sistema de tratamiento de aguas, una casa para la comunidad y un área deportiva.

Los EKOCENTERs son diseñados y construidos por la empresa alemana Solarkiosk, socia operativa de la compañía en cinco países africanos. El moderno y duradero diseño de los quioscos de Solarkiosk y su visión compartida los convirtieron en los socios ideales.

"Compartimos la visión de Coca-Cola de apoyar a las comunidades de escasos recursos, no dándoles una mano, sino fomentando el emprendedurismo local a través de soluciones sostenibles", dijo Andreas Spiess, CEO, Solarkiosk.

Conoce más sobre EKOCENTER aquí.