Por más de 100 años, tomar de una botella de Coca-Cola ha sido una experiencia única, y justamente, este museo busca conmemorar estos momentos perennes a través del tiempo y celebrar el centenario de la botella contour de Coca-Cola. Este tour de arte recorrió alrededor de 15 países del mundo y concluyó de manera exitosa en República Dominicana.

La exhibición que llevó la historia de la botella en conjunto con arte inspirado en la bebida y exposiciones de coleccionistas locales, logró que en 6 días, 16.153 dominicanos descubrieran los secretos detrás de la famosa botella de Coca-Cola.

Cerca de 578 personas por hora lograron que el Museo de Arte de la Botella contour Coca-Cola en El Centro Comercial Sambil de Santo Domingo lograra romper el récord de personas promedio por hora.

“En 6 días de activación rompimos el récord de personas por hora, la asistencia y los comentarios que recibimos fueron muy positivos.Los asistentes disfrutaron de una experiencia única a través de la cual vivieron momentos memorables de nuestra marca. Inclusive, en redes sociales nos solicitaron dejar la exhibición por más tiempo ”, dijo Ivonne Acosta, Gerente de Ejecuciones de Mercadeo para República Dominicana y Haití.

A nivel digital se cautivaron aún más personas. Con cerca de 10 mil expresiones y un alcance de más de 5 millones de personas.

Mira el video y fotografías del museo en el canal de Instagram de Coca-Cola República Dominicana.

Dentro del museo

Al entrar, el sabor del refrescante arte llena todos los sentidos, desde el olor clásico de la Coca-Cola hasta el sonido de las burbujas, todo se unía para que el visitante viviera un estado efervescente.

Sin embargo la experiencia comenzaba desde la línea de espera, en donde un DJ ponía el sonido de más de 100 años con elementos de la botella de Coca-Cola, los asistentes podían tomarse fotografías con los murales hechos con botellas de Coca-Cola reciclada, además una máquina permitía personalizar botellas y tomarse fotografías besando la botella.

“En total se imprimieron 16,996 fotografías que las personas se llevaron a sus casas para recordar el momento”, agregó Acosta.

La experiencia sensorial se unía con las joyas de la historia Coca-Cola y las piezas de arte que los participantes pudieron contemplar en lienzos, esculturas e instalaciones de personajes como Andy Warhol. Entre ellos se encontraba un pequeño Picasso pintando la botella o la obra del artista Pakpoom Silaphan.

Por si esto no fuera suficiente, dos fanáticos locales expusieron sus colecciones, entre las que se encuentran los chupi de 1984, vasos especiales de las provincias dominicanas e internacionales entre otras decenas de recuerdos, atesorados por coleccionistas locales desde hace más de 30 años.