“Bien Hecho En Guatemala”, la versión 2017 del famoso Fashion Show de Saúl E. Méndez en Guatemala, destacó en moda, visuales, luces y fue un espectáculo que mejora cada vez más con los años.

La nueva colección fue presentada en Santo Domingo con el patrocinio de diversas marcas como Coca-Cola, entre sus principales tendencias destaca el predominio de los colores azules, blancos y grises en una línea inspirada en Guatemala, Italia y Japón.

En medio del tumulto y la emoción del show, logramos conversar con Emilio Méndez, diseñador de moda y empresario multifacético, hijo del creador de la marca Saúl E. Méndez y exitoso continuador del negocio familiar, que hoy incluye tiendas de ropa y cadenas de café.  Su vida, sus influencias, el futuro y la relación entre Guatemala con su trabajo actual.

Este año se han propuesto tendencias japonesas e italianas, ¿cómo une la identidad de Guatemala con esto?

Es inevitable no introducir a Guatemala en lo que hacemos, está realmente en el ADN de Saúl, pero al mismo tiempo hay muchas influencias internacionales que nos atraen. En este caso Japón fue el punto de referencia, pero no podemos dejar la influencia pura tal cual de Guatemala, y así es como surge lo que hoy vimos.

Usted como persona siempre se ha preocupado por resaltar la identidad guatemalteca, ¿Cómo lo ha logrado a través de los años? Especialmente debido a toda la influencia que recibió en Londres al realizar sus estudios.

Cuando uno sale del país uno puede ver el país con mejor perspectiva  A veces cuando está aquí y lo ve todo desde adentro no logra dimensionar al país como todo lo que es y lo que podría hacer. El hecho de irme a Londres me ayudó a enamorarme de mi país, es curioso e irónico que uno realmente se tenga que ir para despertar ese amor y ganas de conocer el país. Yo realmente conocí Guatemala cuando regresé  después de estudiar en Londres.

Eso también despertó en mí unas ganas de poner a Guatemala en alto y poner en valor las distintas cosas que hacemos.

¿Ha tenido algún plan o aspiración que no haya podido lograr?

Creo que sí. Quiero ver a Guatemala más sana, ese es un reto complejo y en algunos aspectos creo que hemos mejorado pero aún hay cosas que no nos dejan avanzar, en temas de fondo hay que mejorar para ser todo lo que Guatemala puede llegar a ser.

Ha sido un largo camino para la marca ¿Cuáles son sus principales aprendizajes a lo largo de este tiempo?

Es importante saber adónde vas y saber de dónde viene uno, a nivel personal, como empresa y país. Como país necesitamos saber de dónde venimos para hacer las paces con eso para poder saber adónde queremos ir.

¿Qué podemos esperar de Emilio Méndez hacia el futuro? ¿Cuáles son sus planes?

A futuro quiero aprender mucho sobre cosas que no sé, experimentar, conocerme más para seguir trabajando por Guatemala.

¿Algún consejos para las nuevas generaciones?

Hay que viajar, es la mejor cosa que uno puede hacer y existen dos tipos de viaje, el que se hace al exterior y uno muy fascinante que es viajar hacia adentro. Donde más he aprendido de la vida es en los viajes al extranjero o internos. También se debe viajar hacia dentro aunque sea complejo y depende de nosotros hacerlo o no.

Si lo hacemos vamos a descubrir cosas que no conocemos.