En la actualidad, para conseguir ese trabajo perfecto se requiere mucho más que presentar una solicitud. Hoy en día es más importante que nunca para los jóvenes que buscan empleo dominar el arte de crear redes profesionales, o networking. Solicitamos a algunos miembros de la junta directiva de Coca-Cola Scholars Foundation, que también son líderes de alto nivel en Coca-Cola, que compartieran algunas ideas sobre cómo lograr una impresión positiva y manejar la tarea a veces desafiante del networking.

Además de las palabras de sabiduría compartidas en el video anterior, los siguientes fundamentos le ayudarán a tener un buen comienzo y, lo que es más importante, a terminar con un rol enriquecedor que se adapte bien a sus fortalezas, intereses y metas.

Aunque para el networking se necesita cierta estrategia, no lo tome como un juego que se gana con la mayor cantidad de apretones de manos, o repartiendo el mayor número de currículos, o recolectando la mayor cantidad de tarjetas de presentación. Más bien, piense en el networking como en la construcción de relaciones, y que su objetivo en cada interacción sea ser auténtico, la mejor versión de usted mismo. Comparta cómo ha investigado un poco sobre la compañía o sobre la respectiva oportunidad laboral, exprese un interés sincero en conocer más sobre la otra persona, y ofrezca un breve resumen de cómo sus habilidades y conocimientos agregarían valor.

Construya su red pensando ampliamente en las conexiones que le pueden ayudar. Más allá de colegas y gerentes inmediatos y pasados, vecinos, antiguos clientes, padres de amigos y amigos de padres pueden brindar conexiones inesperadas y respaldo personal. También pase tiempo en las redes sociales para identificar a quiénes podrían conocer sus contactos. Si ellos tienen una buena conexión que le interesa, pida conocerlos por medio de un correo electrónico o personalmente.

Bea Pérez, Jefa de Sostenibilidad de Coca-Cola, conversa con un grupo de empleados de la Compañía

Investigue sobre la compañía o la oportunidad disponible. Esta investigación puede orientarse a un trabajo específico que le interesa o a adquirir conocimiento general sobre las tendencias en un determinado campo. No le deje todo el trabajo pesado a la otra persona para que le explique todos los aspectos de su organización. En lugar de preguntar "¿Qué puede decirme sobre esta posición?", pregunte "¿Cómo encajará esta posición en los objetivos a cinco años para aumentar la cuota de mercado en x?" Esa es la clase de interacción que indica conocimiento, que permite una interacción más significativa, y que causará una impresión positiva.

Comience con el fin en mente. Luego de haber hecho la investigación antes de una oportunidad de networking, permita que sea la otra persona quien lidere la conversación, idealmente con respuestas atractivas a sus preguntas ampliamente investigadas. Una vez que el dialogo termine de forma natural, agradézcales su tiempo, cierre la conversación con una frase corta ("Esto suena como una gran oportunidad, y creo que mi conjunto de habilidades y el aumento en el nivel de responsabilidades en mis trabajos anteriores me convierte en un buen candidato para la posición"), y exprese su intención de comunicarse nuevamente a la mayor brevedad.

Aunque una primera impresión es importante, dar seguimiento puede causar una impresión aún más fuerte y duradera. Envíe un breve correo electrónico o una nota escrita a mano en el transcurso de la siguiente semana, agradeciéndoles su tiempo y la conversación. Con un correo electrónico, usted tiene la oportunidad de enviar un resumen conciso adaptado a una posición o industria, el cual se puede transmitir dentro de la organización si la posición inmediata no funciona para usted.

Practique el networking, sobre todo si la idea de hacerlo le genera ansiedad, o si usted no es un conversador natural. En reuniones, actividades sociales, o mientras espera el elevador, practique saludando a las personas, dando un fuerte apretón de manos (pero no demasiado fuerte) y presentándose. Tenga en mente breves historias personales que pueda compartir. Aprenda a responder a las preguntas de los demás con un poco más de profundidad personal (por ejemplo, si alguien elogia algo que está usando, vaya más allá de un simple "gracias" y cuéntele quién se lo dio, dónde lo compró, etc.). Considere el networking como un ejercicio para fortalecer un músculo en particular; cuanto más practique, más fácil será.