Cada vez que empieza un nuevo año se renueva en todos nosotros esa intención de retomar la actividad física tantas veces postergadas. Sin embargo,  para muchos esta intención se desvanece rápidamente por no encontrar en las disciplinas deportivas tradicionales el suficiente incentivo.

Para los que este año necesitan un estímulo extra,  existe una extensa lista de deportes alternativos, en algunos casos muy originales, que pueden ayudar a dar ese primer paso para ponernos en movimiento, así como la motivación para continuar. Una lista de los más novedosos de estos últimos tiempos.

Bubble Soccer: Quizás muchos ya hayan visto algo sobre este curioso deporte que consiste en jugar al fútbol dentro de una gran burbuja de aire, que sólo deja liberados nuestros pies. Fue creado en Noruega por Henrick Elvestad y Johan Golden y es una de las  formas más divertidas y seguras de jugar al fútbol que se hayan inventado.

Ultimate: Se trata del famosos disco volador o frisbee, pero disputado entre dos equipos conformados de 7 jugadores cada uno. Se distingue por su espíritu de juego, su alto rendimiento y alegría. Reúne elementos del fútbol y el baloncesto y no tiene árbitro. A nivel mundial se estima que hay unos 300.000 jugadores distribuidos en aproximadamente 5.000 equipos. Se encuentra muy difundido en países como Colombia, Venezuela y Chile.


Hockern: Es un deporte urbano de destreza individual que consiste en realizar acrobacia con una pequeña banqueta de plástico, parecida a un diábolo pero más grande. Es una especie de Break Dance con taburete o una versión estática del skate. Fue inventado en Alemania en el año 2007 y ya se está difundiendo rápidamente en las capitales de países Europeos. ¿Han visto alguno por aquí?.

Slackline: Consiste en mantener el equilibrio sobre una cinta plana y tensa enganchada entre dos puntos fijos, generalmente árboles. Se diferencia de la cuerda floja en que no es una cuerda sino una cinta y no existe ningún elemento de apoyo para mantener el equilibrio. Además, la cinta es elástica, por lo que permite realizar saltos y otros movimiento dinámicos, desde acrobacias hasta posturas de yoga.

Jump In: Es un deporte ideal para los que les gusta saltar y divertirse, ya que consiste en hacer saltos con la ayuda de un trampolín elástico que potencia el impulso y permite hacer muchos tipos de ejercicio, lo que ha derivado en una actividad aeróbica muy difundida llamada Body Jump. También puede hacerse en centros especiales que poseen grandes colchonetas elasticas.

360 Ball: Es un deporte para los geeks de las raquetas, que reúne reglas del tenis y el paddle. Se juega en torno a un círculo en cuyo interior debe picar la pelota de goma. Posteriormente la pelota ya no puede picar en el suelo, pero si en paredes o zonas así delimitadas. Los jugadores pueden moverse libremente en el círculo según evolucione el partido y se juega individual y en pareja

Ya no tenemos excusas para ponernos en movimiento, y si ninguno de estos deportes les convence... ¿por qué no inventarnos uno?