Coca-Cola prevalece en la cultura estadounidense. De hecho, su predominio es tan grande, que sus incansables fans descubren toda clase de formas para expresar su pasión por la marca. Dele un vistazo a siete fantásticos tributos a la lata de Coca-Cola.

Esto no es una Coca-Cola


¡Es el máximo pastel de cumpleaños para un fan de Diet Coke! El regalo, cuya apariencia es inquietantemente realista, proviene de Debbie Does Cakes, "un estudio de pasteles personalizados" en Oakland, California. "La esposa de mi amigo está REALMENTE interesada en su Diet Coke, y le encantó la campaña de las latas personalizadas", explica la artista y panadera Debbie Goard. "Él quería sorprenderla con algo único que honrara su devoción a la bebida y fuera especial para ella. Decidimos que un pastel gigante con la forma de la lata sería la sorpresa perfecta. "Hecha de pasteles, crema de mantequilla y fondant, la torta, de un pie de alto fue personalizada, por supuesto, al estilo Share a Coke (Comparte una Coca-Cola), y complementada con un saludo de cumpleaños. "Fue un éxito", dice Goard. "A todos les encantó el tributo con el pastel y les pareció verdaderamente genial."

Inspiración resplandeciente


Hay algo sobre las festividades que suscita un incremento en el ingenio de los fans de Coca-Cola. ¿Caso concreto? Esta altísima menorá que el padre de Rhonda Albom armó usando 200 latas de Coca-Cola sin Cafeína. Cuando se trata de la frase "reducir, reutilizar, reciclar", escribe Albom en su blog, "no estoy segura de que esta fuera la imagen de reutilización que alguien, aparte de mi padre, tuviera en mente". La escultura tiene una contraparte navideña en el árbol de Navidad de esta oficina, hecho completamente con latas de Coca-Cola temáticas del invierno. (Si desea ver una iniciativa con temáticas de otoño, eche un vistazo a este laberinto de maíz de siete acres en forma de botella de Coca Cola.)

Oupa y Elliot


Dos de estos "fans de los cajones" fueron construidos para la Copa Mundial de Fútbol 2010, según el artista Porky Hefer de Sudáfrica. Uno, llamado Elliot, mide 20 metros (65 pies) de altura y está hecho con 4.200 cajas de Coca-Cola; Oupa tiene una altura de 16,5 metros (54 pies) y está hecho con 2.400 cajones. Uno fue a Ciudad del Cabo, el otro a Johannesburgo. Hefer dice que sus creaciones, diseñadas para Coca-Cola, se inspiraron en LEGO, un "sistema de componentes reutilizables" que "encaja perfectamente" con la idea del reciclaje. El concepto "tuvo una gran respuesta" por parte del público, añade, y Elliot, que permaneció durante tres años, "se convirtió en parte del tejido de Ciudad del Cabo".

Clásico, en más de una forma


El silo pintado ha estado en Emporia, Kansas, el tiempo suficiente para convertirse en un elemento de la comunidad y en un trozo de la historia de la ciudad. Creado a mediados de la década de 1980, el silo rinde homenaje a la clásica lata.

Larry DeBauge, propietario de una compañía embotelladora de Coca-Cola en la ciudad, era el dueño de la tierra donde se encontraba el silo y observó que estaba cerca de una escuela secundaria y de una carretera principal, el lugar perfecto para colocar una ingeniosa publicidad al aire libre. La parte superior dice "Go Spartans", un saludo a los equipos deportivos de la escuela secundaria local (y una medida de "servicio público" que permitió que el silo pasara la revisión de las autoridades de la ciudad, según DeBauge).

Literalmente, DeBauge soñaba con comprar la planta embotelladora en 1972, y luego descubrió que el dueño estaba anuente a venderla. "Dos días después, teníamos un contrato firmado", dice DeBauge, cuyo hijo es quien ahora dirige la planta. "No es una experiencia religiosa, pero está cerca".

El arte de las ventas sugestivas

 

Rob Pettifer no tenía planes específicos para este stand cuando lo encontró en una colección de artículos que habían sido descartados, cerca de su casa en Florida. Todo lo que vio fue un proyecto. "Estaba descuidada", dice Pettifer de la lata de 8 pies. "Necesitaba unos cuantos arreglos". Así que el autodenominado "violinista" y mecánico, quien normalmente trabaja con autos, remodeló el stand. Reemplazó el techo podrido, entre otras reparaciones, y lo ha puesto a la venta en eBay por $ 3,999.99. Actualmente se encuentra en el jardín de su casa, a la espera a un comprador. "Muchas personas pasan y dicen: 'Wow, eso es genial'", dice Pettifer. "Mi esposa dice: '¿Puedes comprarla y sacarla de mi jardín?'"

Refresco virtual


Algunas de los más majestuosos desarrollos de Coca-Cola no requieren nada más que tiempo, acceso a las redes sociales y a menudo una obsesión con los videojuegos. Los vídeos en YouTube, algunos con más de medio millón de visitas, muestran a los jugadores cómo crear todo, desde máquinas expendedoras hasta la buena y vieja alquimia Coca-Cola y Mentos (más de 1 millón de vistas y contando). Tal vez nunca has imaginado un mundo donde una cascada de soda fluye de una corpulenta Coca-Cola por una idílica ladera, pero, de hecho, ese mundo existe.

Acaudalado


La "rica historia de los peculiares eslóganes" de Coca-Cola inspiró los estilos de calzado y carteras de la diseñadora británica Sophia Webster para su colección otoño 2015, una colaboración con la marca. Tanto Cherry Coke como Coa-Cola clásica figuran en la colección de Webster, que, sin duda, no clasifica como de gran tamaño, a menos que tomemos en cuenta el tacón de casi cuatro pulgadas.