Por primera vez en 131 años, Coca-Cola utiliza su emblemático tipo de letra Spencerian en algo más que su logo.

El pasado septiembre, como respuesta a la encuesta postal llevada a cabo en Australia sobre el matrimonio igualitario, Coca-Cola Australia lanzó una edición limitada de latas de Coca-Cola que presentan al mundo la palabra amor, utilizando la célebre tipografía de Coca-Cola, con dos corazones y un arcoíris.


 

"La palabra 'amor' refleja nuestros principales valores. Si alguna vez íbamos a experimentar con la tipografía Spencerian, este era el momento de hacerlo ", dijo James Sommerville, Vicepresidente de Diseño Global de Coca-Cola, quien ayudó a conceptualizar estas latas.

Una historia de amor

Al ver la palabra amor como aparece en estas latas, es evidente que Sommerville está interesado en lo que él llama la "anatomía de su tipografía".

"La forma en que fluyen letras parece tener un sabor afectuoso, una construcción cariñosa, porque casi ha sido escrita a mano, como una historia de amor", explica.

Fieles a la experiencia de Coca-Cola, los corazones incrustados en la tipografía brindan una sensación de sorpresa y deleite que podría no notarse a primera vista. Con solo uno de los dos corazones con un arcoíris, la lata puede contar una historia de Orgullo LGBT, pero también puede hacer cualquier otro relato de amor.

Es una extensión de la declaración de la compañía, "No importa quién sea usted o a quién ama, todas las parejas deben ser tratadas por igual".

También puedes leer: Misión por la ​Diversidad Global​

Aunque el método es histórico, esta no es de ninguna manera la primera declaración que hace Coca-Cola a favor del amor. El rótulo Kings Cross de Coca-Cola en Australia ya ha lucido la bandera arco iris. Los anuncios de Coca-Cola no solo han sido inclusivos para la comunidad LGBTQ, sino de celebración para esta. La compañía ha sido patrocinador vocal del Orgullo, y The Human Rights Campaign Foundation continuamente elogia las prácticas igualitarias LGBTQ en el lugar de trabajo de  parte de la compañía.

Junto con la introducción de las latas, la compañía celebró su compromiso con la inclusión con este enunciado: "Coca-Cola cree en el poder de unir a las personas. Sea la lucha que hubo en Estados Unidos en la década de 1960 por los derechos humanos, o un grupo de jóvenes de diversas naciones en una colina en Italia en 1971, en todo el mundo siempre hemos defendido la diversidad, la inclusión y la igualdad ".

Jacqui O'Donnell, Gerente de Mercadeo de Coca-Cola South Pacific, explica además: "La igualdad y la diversidad son de suma importancia para lo que somo somos como marca y como compañía. La idea era una forma muy simple, pero poderosa y relevante a nivel local para apoyar a todos los que beben, distribuyen y venden nuestra marca ".

El Jefe de Diseño de Coca-Cola South Pacific, Ian Swanson, concuerda: "Coca-Cola es para las personas; es para todos: la raza humana en toda su diversidad. Esta era una oportunidad de usar nuestro icónico envase para expresar una idea simple, sólida y fundamental ".

Teniendo en cuenta esta historia de inclusión y el diseño de las latas antes mencionadas, el ojo de Sommerville se enfoca justo debajo del borde superior, que dice, clásica.

La combinación de estas palabras con 'amor' es motivo de gran orgullo para Sommerville. "Hemos escrito clásicas historias de amor desde 1886, y esto simplemente agrega otro capítulo a esa gran herencia narrativa", dice. "El hecho de que la Unidad de Negocios de Australia te solicite colaborar con ellos en este proyecto de diseño refleja una nueva forma de trabajar".

Una historia de innovación empresarial

Una vez que se anunció que saldría la encuesta postal, James Sommerville y su colega Rapha Abreu, Director de Diseño de Identidad Visual Global, se pusieron a trabajar en la creación de las latas.

Abreu y Sommerville esbozan diseños para la lata amor

Abreu y Sommerville esbozan diseños para la lata amor

Dos días después, los diseños habían sido creados y aprobados. Nueve días después, con el aporte del equipo local, las latas estaban en las manos de los australianos.

Este rápido sprint de diseño fue un esfuerzo de colaboración interna entre Coca-Cola Australia y el equipo de Global Design, Brand and Legal Team con sede en Atlanta, una "historia de amor" acelerada por medio de la colaboración interdisciplinaria entre distintas zonas horarias.

"Estas latas son un gran ejemplo de lo que podemos hacer con rapidez en dos mercados diferentes y terminar en algo mágico", dijo Sommerville. "Esta forma de trabajar representa una nueva era y una nueva metodología de diseño iterativo para la organización, aún en nuestro empaque más prestigioso".

Te puede interesar: Trabajamos por el cumplimiento de los derechos humanos e informamos sobre ello

Él atribuye a sus colegas en Australia su pensamiento progresivo en cuanto a la exploración de nuevas ideas. Entre otras estrategias innovadoras de marketing, el concepto de Comparte una Coca-Cola, que permite a los consumidores personalizar sus envases de Coca-Cola con sus propios nombres, se originó Down Under (El término "Down Under" es una expresión coloquial para referirse a Australia y Nueva Zelanda).

Con Comparte una Coca-Cola, el equipo de diseño desarrolló un tipo de letra inspirado en la tipografía Spencerian para preservar la equidad del logo de la marca Coca-Cola, ya que se ha conservado durante más de 130 años.

Pero para esta historia de amor, valía la pena inclinar por primera vez la característica tipografía.