El pasado sábado 16 de abril, un fuerte terremoto sacudió a todos los Ecuatorianos.  Como todos los desastres naturales, los terremotos son una experiencia traumática para un país, ya que lo impacta en todas sus dimensiones: económicas, sociales, culturales, pero sobretodo humanas.


Por eso, desde el día 1 el Sistema Coca-Cola se sumó a la red de apoyo que espontáneamente comenzó a generarse, suspendimos todas nuestras actividades publicitarias y pusimos a disposición todos nuestros canales de comunicación al servicio de la ayuda humanitaria.

¨Como apoyo adicional a los esfuerzos de la Cruz Roja Ecuatoriana, el Sistema Coca-Cola se sumó a los esfuerzos de ayuda humanitaria, para lo cual se  tomó la decisión de retirar la publicidad comercial de todas las marcas, con el fin de redirigir estos recursos a los esfuerzos de ayuda humanitaria y reconstrucción de las zonas afectadas”, explicó Luz María Valdiviezo, Gerente de Asuntos Públicos y Corporativos  de la Compañía Coca-Cola en Ecuador.

Se comenzó por lo más esencial, quizás por ser el recurso más evidente de la compañía, y enviamos 69.690 litros de agua, jugos y bebidas hidratantes a las provincias de Manabí y Esmeraldas, en colaboración con el MIES (Ministerio de Inclusión Social de Ecuador).

Esta ayuda fue creciendo diversificándose al transcurrir los días, ascendiendo a un total de 728.000 litros de agua, jugos, hidratantes, avenas, 75.000 snacks,  1.150 kilos de granola, 3000 latas de atún, 400 kilos de azúcar, 180.000 unidades de vajillas de plástico, insumos médicos y apoyo médico, que fueron entregados a diferentes instituciones  gubernamentales en favor de los damnificados de las zonas costeras ecuatorianas afectadas.InfoG.png

Además de los recursos materiales, rápidamente descubrimos que lo que más necesitaba la gente en ese momento era información, por lo que comenzamos a utilizar todos nuestros canales para amplificar los mensajes provenientes de organizaciones como la Cruz Roja o el Ministerio de Acción Social, para extender esta información vital el máximo posible.

La comunicación nos une

Gracias a los múltiples canales digitales que hoy nos conectan, la gente, las empresas y las instituciones comenzaron a generar una red nacional e internacional de apoyo bajo los hashtags  #EcuadorListoYSolidario, #FuerzaEC, #FuerzaEcuador, #NosUneLoMismo, #VamosEcuador, #ContigoEcuador, #EcuadoraLevantarse por donde miles de personas y organizaciones de todo el país y de todas partes del mundo comenzaron hacer sus aportes.

Untitled design.jpg

Unidos a estos hashtags seguimos amplificando los mensajes. Pero nada es suficiente ante un evento de esta magnitud, así que seguimos pensando en otras formas de ayudar, sobre todo en lo fundamental, en lo que inmediatamente necesitaba la gente.

Detectamos que una de las primeras necesidades era un resguardo de emergencia para las personas, ya que los refugios escasean, entonces surgió la idea: decidimos bajar todas las vallas de nuestra última campaña ¨Siente el Sabor” para transformar estas lonas publicitarias en más de 200 refugios que se instalarán en las zonas más afectadas por el terremoto.

Para esto, nos unimos con la Cámara de Diseño del Ecuador y con el Proyecto Refugios Ecuador, un proyecto que se especializa en construir “habitáculos Itinerantes”,  un tipo de estructura especialmente diseñada para resolver requerimientos de habitabilidad y albergue dignos en situaciones de catástrofes naturales, bajo las Normas Internacionales de la Organización de las Naciones Unidas.

Al día de hoy seguimos enviando bebidas hidratantes (Se prevé entregar hasta 282.000 litros). Además, hemos donado 1.5 millones de dólares para la asistencia inmediata a los damnificados y  puesto a disposición nuestra flota camiones de distribución, una de las flotas más importantes de Ecuador, para transportar diversos artículos de primera necesidad a las zonas que necesiten ayuda.

Si quieres colaborar o conocer a fondo el proyecto de los refugios ingresa a https://www.facebook.com/proyectorefugiosdeemergencia/