Si ha escuchado una conferencia telefónica sobre los ingresos trimestrales de una importante compañía de bienes de consumo como Coca-Cola, es probable que haya escuchado a uno de los ejecutivos señalar que los resultados financieros de la compañía se vieron afectados por "menos días en el trimestre" o "días adicionales en el trimestre."

“Qué?”, usted se pregunta. “¿No hay tres meses en cada trimestre?”

Para muchas compañías de bienes de consumo, la respuesta, para los efectos de la presentación de los informes financieros, es no. Lo que se conoce en presupuesto y contabilidad como el calendario 4-4-5 divide el año en cuatro trimestres de 13 semanas.

La mayoría de las compañías industriales y minoristas siguen el calendario 4-4-5 para prever y planificar las ventas en cubos de datos semanales estándar. Un trimestre que consta de 13 semanas y 91 días significa que las compañías pueden medir trimestre tras trimestre los resultados financieros y operativos.

Sin embargo, una desventaja del calendario 4-4-5 es que calcula a 364 días, 52 semanas de siete días. Esto significa que hay un año de 53 semanas aproximadamente cada 5,6 años, lo que hace que las comparaciones interanuales se conviertan en un reto.

Es por eso que Coca-Cola sigue una versión modificada del calendario 4-4-5.

Conversamos con Mark Randazza, Vicepresidente y Contralor Asistente de Coca-Cola, para conocer más sobre los ciclos de informe financiero de la compañía y su impacto en los resultados trimestrales.

¿Cómo difiere el calendario de informes de Coca-Cola de un verdadero calendario 4-4-5?

Con un verdadero calendario 4-4-5 hay 91 días en cada trimestre, lo que significa que tienes años "limpios" de 364 días (52 semanas de siete días) hasta que tienes un año de “recuperación” ("catch-up") de 53 semanas, cada 5,6 años, aproximadamente. Las compañías que siguen un verdadero calendario 4-4-5 no se preocupan por el día en que finaliza el año calendario.

Sin embargo, el año de Coca-Cola comienza siempre el 1 de enero, y nuestro cuarto trimestre y año fiscal siempre terminan el 31 de diciembre, independientemente del día de la semana en que caigan. Por eso terminamos teniendo diferencias en el número de días en el primer y cuarto trimestres.

¿Por qué no sólo siguen un proceso estándar 4-4-5?

Es un asunto de consistencia. Todas nuestras rutinas de informes son proporcionales y consistentes. Nuestros períodos de reporte para el primero, segundo y tercer trimestre cierran el viernes más cercano al último día del período calendario trimestral aplicable. Esto significa que todos nuestros cortes de producción y ventas ocurren ese día, y todos presentan estados financieros y estimaciones de balance el mismo día.

Queremos poder comparar nuestros resultados financieros de un año a otro de manera consistente en términos de número de días. Gracias a nuestro calendario modificado de informes 4-4-5, los resultados que reportamos en nuestro informe anual 10-K siempre se basan en 365 días, con excepción de los años bisiestos.

Sólo para dar un ejemplo, usted ha dicho que el primer trimestre de 2017 tuvo dos días menos que el año pasado. ¿Por qué es eso?

El 31 de diciembre de 2016 cayó un sábado, lo que significa que el primer día del primer trimestre de 2017 fue un domingo y la primera semana del primer trimestre sólo tuvo seis días (dado que los ciclos de informes de Coca-Cola terminan un viernes). En contraste, la primera semana del primer trimestre de 2016 tuvo siete días (de sábado a viernes). Y si consideramos que 2016 fue un año bisiesto, con un día adicional en febrero, eso equivale a dos días menos en el primer trimestre de 2017. No obstante, en el cuarto trimestre de 2017 tendremos un día adicional, en comparación con el cuarto trimestre de 2016.