La innovación es un deporte de equipo. Es por eso que a menudo los grupos producen mejores resultados que el genio solitario. Por eso también es importante que reclutes a otros para que te ayuden con tus proyectos creativos, pero ¿cómo? Bueno, tu reputación es lo que determina lo anuentes que estarán otros de colaborar contigo.

El grado en el que un trabajador compartirá información con un colega depende de la reputación de ese colega para devolver el favor. Tratar a los demás como quieres que te traten en términos de colaboración es la "regla de oro" de la creatividad, por así decirlo.

Se llama oficialmente la regla de la reciprocidad, lo que significa que las personas devuelven del mismo modo en que han recibido. Es una regla social que aparentemente se enseña en toda sociedad humana. Pero la clave es que debes dar el primer paso.

Cualquier persona puede aprender cómo organizar a sus compañeros de trabajo. El Dr. Robert Cialdini, en su libro Influence: Science and Practice (Influencia: Ciencia y Práctica), describe seis principios universales de la persuasión, incluyendo la reciprocidad, que aumentan la probabilidad de que alguien diga "sí" a tu solicitud. Estos principios son habilidades para la vida que se pueden utilizar tanto en el ámbito personal como profesional.

Con la reciprocidad, hay muchas maneras de ayudar a tus colegas en el trabajo. Trata de interesarte en sus proyectos, asesorándolos y compartiendo tu experiencia, dándoles retroalimentación, compartiendo información clave y tu red para que puedan encontrar a otros que les ayuden y complementen su trabajo.

Incluso los gestos pequeños hacen mucho. Un colega mío, Karl, compró cuatro mapas antiguos por $ 1.00 en una venta de garaje para otro colega, Bob, que coleccionaba mapas antiguos. Durante los siguientes treinta años, ese simple favor fortaleció su relación. Bob se hizo cargo de Karl durante sus carreras, y a menudo le recordaba a Karl sobre su regalo inesperado de mapas antiguos. ¡Todo por un dólar!

Y funciona a la inversa. Cuando recibes la ayuda de otros, responde en especie. Construye una reputación como una persona que está dispuesta a devolverles a otros lo que te han dado a ti. Es la Regla de Oro, y sus efectos perduran por mucho tiempo, como pasó con Bob y Karl.

Y, por último, desarrolla relaciones sociales y redes informales dentro y fuera de tu grupo de trabajo. Una de las mejores maneras de ser visto como útil es sacar el tiempo para relacionarse con los demás. Eso mantiene a las personas regresando a ti para ayudarte a ser más eficaz en todo lo que haces.

Drew Boyd es un veterano de la industria, con una trayectoria de 30 años. Pasó 17 años en Johnson & Johnson en mercadeo, fusiones y adquisiciones, y desarrollo internacional. Hoy en día, imparte capacitaciones, consultorías y habla ampliamente en las áreas de la innovación, la persuasión y las redes sociales. Él es el Director Ejecutivo de la Maestría en Ciencias del Programa de Mercadeo, y es profesor asistente de Mercadeo e Innovación de la Universidad de Cincinnati. El trabajo de Drew ha aparecido en The Wall Street Journal, Bloomberg, Industry Week, Psychology Today y en Strategy+Business. Visita su blog, Inside the Box Innovation.

Drew es parte de The Opener, una red exclusiva, sólo para colaboradores invitados, que llevará lo mejor de la comida, la cultura, la innovación y la escritura a las páginas de Coca-Cola Journey.