Lo mejor de un festival no es que te puedas subir a una Rueda de Chicago, hacer Canopy en el Estadio Nacional o pedir autógrafos a tus jugadores de fútbol favorito, lo mejor de un festival son las historias que se crean en cada momento. Los extraños que conocemos, los reencuentros, los abrazos entre amigos que conservan esa memoria por mucho tiempo.

Por eso les pedimos a los asistentes que nos contaran sus historias y nos compartieran sus fotografías, acá está nuestra selección de historias:

Mariana:

Recientemente me lesioné, y no tenía previsto poder ir al festival. Andaba en muletas y me pareció que iba a ser complicado. Al final me invitaron a ir y accedí, pensando que igual iba a ser muy cansado. Cuando llegué un señor de la producción me dijo que por las muletas debía estar en el área de movilidad limitada. Yo no sabía dónde era. ¡Resultó ser en el área VIP! Pasé una de las mejores noches escuchando el chivazo de Cadillacs y tuve que tomar un momento para agradecer a mis muletas, esto es de las pocas cosas buenas que me han pasado por ellas.

Allan

 Asistí al Coca-Cola Fest para brindar por la verdadera amistad. En el 2005 conocí a quien hasta la fecha es una de mis mejores amigas, Laura. La conocí cuando estaba cursando mi quinto grado en la escuela y nunca me pasó por la mente todo lo que venía. En el 2006 topamos con la suerte de ser compañeros de clase y nos pudimos graduar al mismo tiempo. Cuando llegamos al colegio, topamos con la suerte de ser compañeros. En el 2009 (última visita de Los Fabulosos Cadillacs a C.R) Laura asistió al concierto para bailar al ritmo de “Quiero ver Amanecer”. No obstante, yo no pude ir. Por eso le prometí a ella que iríamos juntos a verlos y pasar un buen rato si el grupo volvía.

La etapa Universitaria llegó y nada cambió, es por eso que el Coca-Cola Fest significó cumplir esa promesa de lograr festejar 11 años de amistad sincera. Sin duda alguna este evento queda para el baúl de los recuerdos en donde Coca-Cola nuevamente nos acompaña en los mejores momentos de nuestras vidas.

Mónica

 Ahorré durante meses para ir al Coca-Cola Fest, en donde me iba a encontrar con un amigo de San Carlos (yo soy de Heredia). Pero tuvimos que atravesar muchas dificultades, él compró su entrada primero y cuando yo la iba a comprar ya no había campo en platea cerca de él. Un poco desmotivada, participé en un concurso hecho por la página de Facebook de Coca-Cola, ¡Y gané!

Eso me dio más ganas de ir y ahora estaría en gramilla mucho más cerca de los Fabulosos Cadillacs. Llegué desde las 11 de la mañana, me mojé, pasé frío y bailé hasta más no poder. Ya para las 8:10 p.m. cuando salieron los Cadillacs no pude evitar llorar, estaba sola, rodeada de gente que no conocía y sabía lo mucho que hice para estar ahí. A pesar de lo cansada que estaba tras horas de pie por fin estaba viendo al grupo que había deseado por años, era increíble, ¡Un sueño hecho realidad! ¡Gracias a Coca-Cola!

Estefani

Después de hacer fila por media hora y bajo la lluvia, llegó el momento de subirnos a la rueda de Chicago; carcajadas y gritos era lo único que se escuchaba, momentos llenos de diversión son los que hacen que vivamos la vida en plenitud. :)

Ericka

 Uno como ser humano siempre tiene expectativas, se forma en su mente parámetros de lo que va a suceder y cómo se podría llegar uno a sentir si eso pasara, pero a veces lo que sucede sobrepasa esas expectativas haciendo esos momentos inolvidables; uno de esos momentos en mi vida fue el Coca-Cola Fest 2016 Costa Rica.

Cuando llegué al evento, mi piel se erizó, al fin conocía el mítico y grandioso Estadio Nacional, se cumplía otro sueño de tantos ese día, pero lo mejor estaba por venir. El canopy fue otro sueño, en serio que lo disfruté, gritaba y me sentía libre, feliz, satisfecha a pesar de todo lo que me faltaba disfrutar ese día. Mi mejor amiga y yo lo disfrutamos montones. Lo juró, ese día fue uno de los mejores de toda mi vida. Fue un día de felicidad, de cumplir sueños, de vivir al máximo, de aprovechar cada minuto y segundo.

Andrea

Andrea Alvarado.jpeg

Andrés y yo (Andrea) no compartimos solo la similitud de nombres, sino también una increíble amistad de 7 años. Nos conocimos en 9no año de colegio donde fuimos compañeros. En 4to año yo cambié de colegio durante un semestre y cuando volví al colegio anterior Andrés fue una de las únicas personas que me apoyaron en todo el proceso de cambio, y también fue quien me ayudó a volver como si nada al cole.

Ahora, ambos estamos a punto de graduarnos de la Universidad, yo estudio ingeniería y él medicina, estamos en universidades diferentes y vivimos en provincias distintas. Nuestras universidades no coinciden en nada. Cuando yo estoy en vacaciones, Andrés no y viceversa. Cuando él está en exámenes finales yo estoy libre, cuando yo estoy full Andrés no, y a pesar de todo ¡aquí seguimos!

Sí, se ha complicado el hecho de vernos más seguido, ¡pero eso no nos detiene! Nos hemos acompañado en las buenas y malas y con esta foto celebramos nuestra gran amistad de 7 años. Y como pongo en todas y cada una de las fotos que subo con Andrés: ¡Es que yo me pegué la lotería con esta teja de mejor amigo!

Melissa

A sus 25 años mi novio nunca había ido a un concierto, así que no podía dejar pasar esta oportunidad y compré las entradas como un regalo. Kenneth disfrutó a más no poder esta primer experiencia.

Melissa Rivera.jpeg

 

Jose David

jose david murillo.jpeg

Ella es mi novia, se llama Mariana y llevamos un mes juntos, aunque más de un año de conocernos. Le encantan los Cadillacs, y cuando escuchó que venían otra vez se emocionó demasiado porque la primera vez no pudo ir. Ella no encontraba quien la acompañara y estaba dudando de ir. A mí no me gustan tanto los Cadillacs y antes del sábado conocía como mucho 3 canciones, pero aún así la vi triste y un poco desilusionada porque ya había aceptado el no ir. Entonces yo le dije que no, que tenía que ir sí o sí, y que yo la acompañaba. Y al final la pasamos súper bien, a pesar de la lluvia. Y hasta me gané una camisa de la Sele, pero lo que más gané fue verle una sonrisa preciosa viendo a una de sus bandas favoritas y pasándola súper bien.

Daniela Pérez

Mi compañera Keylin, es súper fan de los Fabulosos Cadillacs, sin embargo no iba a poder ir, ella estaba resignada y muy triste. El día del festival yo me enteré de que mi cuñado había conseguido unas entradas y me puse muy feliz porque yo también quería asistir, además sobraba una y mi novio no podría. Así que le dije a Keylin que si quería ir yo la llevaba, se vino de inmediato desde Cartago, fue increíble ver la felicidad en su rostro. Como disfrutó, como gritó y cantó. Fue genial que después de 7 años pudiéramos ir juntas y de mi parte poder hacer a alguien feliz. Sin duda se lo merecía  más que nadie ♡

Screen Shot 2016-09-05 at 4.27.44 PM.png

Mariany

Mis amigas querían que yo les tomara una foto con el rótulo de “Bienvenidos al Coca-Cola Fest” como recuerdo. Luego llegaron estos dos personajes a hacernos reír con sus mimos y ocurrencias en las que "caímos" más de una vez. Luego de varios minutos de bromas y risas con gente alrededor viendo el espectáculo, una persona se ofreció a capturar el momento para que yo pudiera salir en la foto y tener un recuerdo del momento tan agradable que pasamos.

Mariany Arias.jpeg

 

¿Tienes otra historia que te gustaría contar? Cuéntanosla aquí