Gavin Partington es el Director General de la Asociación Británica de Bebidas Gaseosas (The British Soft Drinks Association - BSDA). Esta organización es la voz colectiva de la industria británica de refrescos. En este artículo, Partington explica las formas innovadoras en que el sector está ayudando a liderar el camino para reducir el azúcar, y cómo estos esfuerzos han ayudado en los últimos 4 años a lograr una reducción del 16% en la cantidad de azúcar que los británicos consumen de las bebidas gaseosas.

He sido parte de The British Soft Drinks Association (BSDA) desde 2012. Mi función es velar por las operaciones diarias de la organización y asegurar que los medios de comunicación y las audiencias políticas escuchen la voz de la industria sobre cuestiones legales, técnicas y sociales que se relacionan con las bebidas gaseosas.

La industria de refrescos emplea a más de 15.000 personas y apoya más de 340.000 puestos de trabajo en el Reino Unido. La gran mayoría de los fabricantes de bebidas gaseosas de Gran Bretaña, incluyendo a Coca-Cola Great Britain, son miembros de BSDA. Somos afortunados de que algunas de las marcas más grandes del mundo estén produciendo una gama tan amplia de bebidas aquí en el Reino Unido.

Es más, el segmento de bebidas gaseosas es un importante contribuyente en la economía británica, generando £ 11 mil millones al año; no sólo a través del crecimiento económico, sino mediante la innovación, y la creación de empleos y competencias en todo el país.


Una industria innovadora

Además de apoyar la economía británica y crear puestos de trabajo, me complace decir que la industria de bebidas gaseosas del Reino Unido también lidera el camino en la reducción de la cantidad de azúcar que las personas están consumiendo.

Desde hace muchos años, las compañías de refrescos han venido introduciendo novedosas formas para ayudar a las personas a reducir el azúcar que consumen de sus bebidas. Y en los últimos cuatro años, estas innovaciones han ayudado a lograr una reducción del 16% en el azúcar que las personas consumen de los refrescos. Eso no es fácil de hacer; no es algo que sucede de la noche a la mañana. Hemos trabajado mucho para llegar hasta allí.

Bebidas de gran sabor sin azúcar o calorías

No son muchos los productos de los que se puedan eliminar el azúcar y las calorías y que conserven su buen sabor. Después de todo, y ante todo, los refrescos tienen que saber bien, pues de lo contrario la gente no los beberá.

A través de complejas técnicas de reformulación que implican una significativa inversión, tiempo e ingenio, el sector de bebidas gaseosas está a la vanguardia en la fabricación de productos agradables, bajos en calorías y sin calorías para sus consumidores. Un buen ejemplo de esto es la nueva Coca-Cola Zero Sugar, que ha sido especialmente reformulada para que tenga un sabor más parecido al de la Coca-Cola Clásica, sin el azúcar ni las calorías.

El uso inteligente de los edulcorantes

Contamos con mecanismos bien establecidos para disminuir el azúcar, tales como el uso de edulcorantes, incluyendo novedades como la estevia. Se trata de una planta que pertenece a la familia del crisantemo, cuyas hojas contienen una fuente única de dulzura natural. Hemos empezado a ver que la estevia se utiliza en más y más refrescos.

El sector de las bebidas gaseosas ha ido más allá de solamente limitarse a reducir el azúcar y las calorías. Las compañías de refrescos han aumentado la disponibilidad de envases más pequeños y han incrementado significativamente su gasto publicitario en los productos bajos en calorías y sin calorías: casi el 60% de las bebidas gaseosas que se venden actualmente en el Reino Unido son bajas en calorías o libres de calorías.

Escuchar a los consumidores

Por muchos años, la industria de refrescos ha escuchado a los consumidores y les ha dado lo que desean. Claramente, las necesidades de los consumidores están cambiando, y como industria estamos respondiendo con una gama cada vez más amplia de productos. Nuestros miembros también cuentan con una trayectoria comprobada de iniciativas para disminuir el azúcar y las calorías. Por ejemplo, mira a Diet Coke : ¡es un producto que hoy tiene más de 30 años!

Y el sector de bebidas gaseosas aún lleva la delantera cuando se trata de reducir la cantidad de azúcar que los compradores llevan a sus casas. Eso es evidente en las estadísticas. No existe la menor duda de que nuestro impacto ha sido mayor en comparación con el de otros alimentos y bebidas. Como industria, hemos estado haciendo esto por años: somos un negocio orientado a los consumidores y respondemos a lo que ellos quieren.

Trabajando juntos

Aunque estamos de acuerdo en que es necesario tomar medidas para reducir el azúcar en nuestros alimentos y bebidas, creemos que un impuesto no ayudará. No existe evidencia en el mundo que demuestre que los impuestos en los alimentos tengan algún impacto en los niveles de obesidad.

Más bien, consideramos que el enfoque debe ser en la dieta general y en la actividad física. Podemos ayudar ofreciendo a los consumidores mayor variedad de opciones y más información, para que puedan tomar sus propias decisiones.

¿Qué depara el futuro?

Estamos decididos a construir sobre la cifra de reducción del 16%. En 2015, nos convertimos en la única categoría en contar con un plan ambicioso para los próximos años: acordamos un objetivo de reducción de calorías de 20% para el año 2020.

Gavin Partington BSDA Coca-Cola Coke Soft Drinks
Gavin-Partington