A medida que sube la temperatura, igualmente aumenta el deseo de conseguir una Coca-Cola helada. Pero ¿qué pasaría si esa Coca-Cola estuviera literalmente helada?

Así es en Colombia, donde cerca de las playas se sirve Coca-Cola en botellas hechas de hielo. Los recipientes congelados son fieles a sus contrapartes de vidrio, en armonía con la botella contour de Coca-Cola de forma única y con las icónicas letras spencerian grabadas en hielo.


Para hacer realidad la edición especial de botellas de Coca-Cola, los equipos crearon un diseño de empaque y un proceso de producción nuevos para fabricar las botellas de hielo y transportarlas a las calientes playas colombianas. El proceso inicia al verter agua micro filtrada en moldes de silicona, luego, el agua se congela a-25 ° C y los moldes se llenan con Coca-Cola.

Con la promesa "Fría hasta la última gota", las botellas congeladas continúan causando sensación en América Latina y en el mundo publicitario. En promedio, se  vendieron en los alrededores de las playas 265 botellas congeladas por hora. Ad WeekMashable y otros medios de comunicación se han derretido con la idea, destacando la innovación de Ogilvy & Mather Colombia con este "cool" elemento. En Bilbao, España, en El Festival El Sol, que celebra lo mejor de la creatividad en Iberoamérica, la "Botella de Hielo" recibió los máximos honores, al obtener un premio Sol de Oro.

Dejando de lado los reconocimientos, el objetivo del experimento es deleitar a los fans con una refrescante experiencia Coca-Cola. Para asegurar que quienes piden las botellas heladas de Coca-Cola no se marchan con los dedos congelados, cada botella se envuelve con una banda roja de goma con el logo de Coca-Cola, que permite al consumidor sostener cómodamente la dulce bebida espumante. Una vez que la botella se derrite, la banda sirve como un brazalete de recuerdo que los fans pueden usar.

No se sabe aún donde aparecerán las botellas luego, pero con la campaña Coke Open for Summer, la introducción de nuevas formas de compartir la felicidad con latas que se dividen en dos y botellas PET personalizadas de 500 ml y 375 ml, que te llaman por tu nombre, la próxima novedad es una incógnita.