¿Has notado los estereotipos que sugieren que los hombres son más creativos que las mujeres, o viceversa? Resulta que ninguno de los dos argumentos es válido. Las investigaciones psicológicas muestran que los hombres y las mujeres son iguales cuando se trata de generar ideas creativas.

Así que ¿por qué a veces hay una diferencia en la producción creativa? Las razones podrían sorprenderte.

La investigación realizada por Lynne Millward y Helen Freeman sugiere que aunque los hombres y las mujeres son igualmente innovadores, sus roles de género en una organización pueden afectar dos aspectos muy importantes de las ideas y el pensamiento que llevan a la mesa. Uno de ellos es la forma en que son percibidos por los demás, y el segundo es la manera en que abordan un problema a la hora de innovar y compartir ideas.

Mirando un poco más allá, parece que los hombres son percibidos como más innovadores y arriesgados, mientras que a las mujeres se les percibe como más conformes y con aversión al riesgo. Según Millward y Freeman, "Los roles de género pueden interactuar con la función gerencial para inhibir (en el caso de las mujeres) o facilitar (en el caso de los hombres) la posibilidad de una conducta innovadora."

Como resultado, las personas dentro de una organización perciben como más probable que las soluciones e ideas novedosas y creativas provengan de un gerente masculino, y perciben que es más posible que las soluciones adaptativas vengan de una gerente femenina. Los investigadores también encontraron que las soluciones innovadoras se percibían con mayor probabilidad de implementación si son sugeridas por un gerente masculino.

En otras palabras, no es que los hombres sean en realidad más creativos que las mujeres, solamente son percibidos como tales, por lo que sus ideas son más valoradas y, a veces tiene más probabilidades de ser implementadas.

¿Por qué esto es importante para los creativos, marketeros, empresarios y profesionales en el mundo de hoy? En primer lugar, los talleres de innovación y lluvia de ideas deben utilizar un método de creatividad sistemático que obligue a los participantes a ir más allá de sus tendencias de género. Éste debe frenar a los hombres un poco e impulsar a las mujeres más lejos en la escala de la creatividad. En segundo lugar, los facilitadores deben poner juntos a hombres y mujeres cuando traten de generar ideas creativas y generadoras de pensamiento. Cuando el par comparte ideas que han desarrollado conjuntamente, eso ayuda a neutralizar la percepción de género de los otros pues los miembros del grupo no están seguros de quién fue el que generó la idea, haciendo menos probable que vean las ideas como más o menos creativas con base en el género.

Pero hay un beneficio aún más importante derivado de que hombres y mujeres trabajen juntos. El comportamiento más adaptativo en las mujeres y la conducta más arriesgada en los hombres proporcionan un cierto equilibrio o armonía para el pensamiento creativo. Los un poco diferentes enfoques de pensamiento se complementan entre sí y producen mejores resultados y más.
Los hombres y las mujeres son igualmente talentosos en lo que respecta a la creatividad. ¡Pero hacer que trabajen juntos para innovar y crear juntos es el enfoque más creativo de todos!


Fuente: Role Expectations as Constraints to Innovation: The Case of Female Manager. Lynne J. Millward, Helen Freeman. Creativity Research Journal. Vol. 14, Iss. 1, 2002


Drew Boyd es un veterano de la industria, con 30 años de participación. Estuvo 17 años en Johnson & Johnson en mercadeo, fusiones y adquisiciones, y en desarrollo internacional. Hoy en día, él capacita, es consultor y habla ampliamente en los campos de la innovación, la persuasión y las redes sociales. Él es el director ejecutivo de la Maestría en Ciencias en el Programa de Marketing y profesor asistente de Marketing e Innovación de la Universidad de Cincinnati. El trabajo de Drew ha sido publicado en The Wall Street Journal, Bloomberg, Industry Week, Psychology Today y Strategy + Business. Visita su blog, Inside the Box Innovation.

Drew es parte de The Opener, una red exclusiva de colaboradores, que traerá lo mejor de la comida, la cultura, y la redacción innovadora a las páginas de Coca-Cola Journey.