Si naciste a finales del siglo anterior e inicios del actual, eres un millennial. Una generación marcada por estereotipos y la lucha en contra de ellos, en una época de libertad tecnológica, pero también de nuevas reglas que necesitarás aprender para acoplarte al nuevo mundo laboral.

Si estás buscando trabajo, tus empleadores esperan que tengas, o aprendas, una serie de habilidades propias de la generación, desde lo tecnológico hasta las llamadas “habilidades blandas”. Estas son algunas de ellas:

-Uso de tecnología. Naciste con un computador y una conexión a Internet. De acuerdo con el reporte de la Casa Blanca de Estados Unidos sobre millennials, esta generación ha sido moldeada por la tecnología.

Los millennials con mayor edad pudieron vivir la época en que el primer disco duro de 1 GB pesaba 550 libras y costaba alrededor de US$40 mil. Hoy podemos almacenar 1000 veces más información en un disco duro que cuesta menos de US$70.

Los empleadores esperan que sepas usar un computador y te adaptes rápidamente al cambiante mundo de las herramientas, quizá no lo sabes todo pero tienes que estar dispuesto a aprender, y rápido.

-Idiomas. Los idiomas han tomado una gran importancia en el mundo laboral, no solo sirven para conversar cuando se viaja sino que también es un requisito para muchas empresas, especialmente las transnacionales.

Ser bilingüe te distinguirá de muchas otras personas que buscan un trabajo.

-Relaciones humanas. Aceptar críticas y aprender a solucionar conflictos. Los millennials son de las generaciones que más han invertido en el desarrollo del capital humano, es decir que han pasado más tiempo en las aulas, tienen más títulos y posiblemente más habilidades sociales como los idiomas.

Sin embargo, no hay una clase que enseñe cómo lidiar con otras personas y con casos específicos, lo ideal es aprender a escuchar las críticas, reflexionar sobre ellas e introducir los cambios necesarios para que no se repitan, o bien hablar sobre el conflicto de forma proactiva y con calma.

-Adaptación rápida. Si adaptarse a nivel tecnológico puede resultar difícil, a nivel humano el reto es aún mayor.

No solo se trata de aceptar que hay mucha gente distinta, de diferentes generaciones que hacen las cosas de diferente manera, sino de un entorno distinto a lo acostumbrado, no todas las empresas son hechas para millennials y es importante adaptarse a la realidad del empleador y los compañeros.

Iniciativa. La generación millenial está marcada por su espíritu dinámico y emprendedor, así que no sólo se espera de ti una postura frente al mundo, sino que generes nuevas ideas que sean útiles para resolver los problemas que la sociedad actual nos pone en el camino.

¿En cuáles de estas habilidades estás mejor? ¿Cuáles otras añadirías?