Son humildes, pragmáticos y trabajadores. Ellos fabrican cosas y las venden en eBay, y luego nos muestran en YouTube cómo lo hicieron. Se preocupan por el futuro, pero están en Instagram y chismorrean en Snapchat. Ellos quieren cambiar el mundo, y tienen cómo hacerlo.

Ellos son la Generación Z. Nacieron aproximadamente entre 1996 y 2011, superan en número a los Millennials por un millón, y pronto se convertirán en la próxima potencia que dicte las tendencias en el mercado y en el lugar de trabajo.

Así que dejen sus teléfonos inteligentes y dense las manos, Millennials. Este es un grupo que no pueden ignorar.

Moldeados por el caos

A diferencia de los Millennials, quienes han visto un ciclo completo de auge y caída, los Z's sólo han experimentado crisis económicas y trastornos políticos y ambientales, dijo Lucie Greene, Directora Mundial del Grupo de Innovación en J. Walter Thompson. La agencia realizó un estudio en miembros de la generación Gen Z entre 12 y 19 años de edad, una generación que no ha conocido una época antes de los ataques terroristas y las crisis financieras.

Como resultado, ellos se preocupan por el futuro del mundo y el propio. En el estudio, 36% informó sentirse nervioso o ansioso, y 27% dijo que había experimentado estrés extremo, en comparación con 21% de los adultos. Se preocupan menos por los problemas "típicos" de los adolescentes, como la apariencia y la popularidad, que por conseguir un buen trabajo y llegar a ser exitosos, citada por un 64% como su principal preocupación.

La Gen Z es también más diversa, y más comprensiva y tolerante con la diversidad. Debido a los cambios demográficos, la mayoría de ellos son minorías o multiétnicos. Crecieron con un presidente afroamericano y han visto el matrimonio entre personas del mismo sexo convertirse en algo habitual. Ellos no se preocupan por el color de las personas, religión u orientación sexual, pero les importa mucho la honestidad, la sinceridad y la apertura.



Magos de la tecnología

Cuando se trata de tecnología, los Zs son "Millennials con esteroides", señaló Greene. Son los primeros nativos digitales genuinos, que pasan más de dos horas al día en Facebook, YouTube, Instagram y Snapchat. Su capacidad de atención es aún menor que la de los Millennials, y se comunican con fragmentos de sonido y emojis.

Según un informe de Sparks and Honey, son tan dependientes de los dispositivos que son incapaces de dar direcciones. Su plataforma es casi exclusivamente móvil.

"La cultura juvenil se trata de ver cosas en sus teléfonos", dijo Max Polisar, Director de Ingresos de AwesomenessTV, una plataforma de entretenimiento multicanal para jóvenes que comenzó en YouTube y que ahora es 51% propiedad Dreamworks.

También te puede interesar: Aprende a decir ¡no! Una necesidad de las mujeres

El ochenta por ciento de los espectadores de la compañía se sintonizan con dispositivos móviles, en comparación con un poco más del 50% hace dos años. "El concepto general de tener cables en el hogar se siente como el Titanic viajando de Europa a América", dijo Polisar.

Creadores

La Gen Z no sólo está consumiendo contenido, sino que lo está creando. Awesomeness tiene una comunidad de miles de adolescentes que comparten sus vidas, hacen travesuras a sus mamás, y suben canciones. Otros miles de adolescentes comparten sus vidas en las redes sociales sin un patrocinador, a veces ganando seguimiento masivo.

Para esta generación, YouTube es entretenimiento completo. También les gusta Instagram, que permite videos de un minuto, y Vine, limitado a seis segundos.

"Es un arte crear algo entretenido en seis segundos", dijo Polisar. "Es un arte transmitir contenido con emojis o en Instagram o Snapchat".

La Gen Z no va con el glamour o el drama. Las estrellas que ellos siguen tienden más a ser personas con las que pueden identificarse. Los Zs venden manualidades en Ebay y producen videos para YouTube en los que explican cómo lo hicieron. Incluso el grupo de 13 años y menos está en el bricolaje, y Dreamworks alberga un popular canal llamado "Life Hacks for Kids".

Tal vez porque se sienten cómodos mostrando sus creaciones al mundo, la Gen Z también es emprendedora. Más de la mitad quiere dirigir su propio negocio, y el objetivo del 76% es hacer que su pasatiempo sea su trabajo, según señala el estudio Sparks and Honey .


La Gen Z en el trabajo

Como sus miembros de más edad apenas están cumpliendo 20 años, aún no hay mucha información sobre la Gen Z en el lugar de trabajo. Pero sus actitudes nos dan pistas sobre qué podemos esperar.

La transparencia y el comportamiento ético serán imprescindibles para las compañías que los contraten, dijo Greene.

Los Millennials también quieren que las compañías actúen por el bien de la sociedad. “Pero tengan cuidado con lo que desean, Milenialls; la Gen Z los hará responsables. Ellos tienen expectativas exponencialmente más altas ", dijo Greene.

Ellos también definen un estándar alto para sí mismos, y están dispuestos a trabajar duro para alcanzarlo.

En el mercado

Los marketeros que quieren acceder a la Gen Z deben crear contenidos cortos, divertidos, "comestibles" y publicarlos en las plataformas sociales. La irreverencia y la creatividad son apreciadas; la comercialización no lo es. "Es muy importante involucrarlos en formas que no los alejen; decodificarán las imitaciones en un nanosegundo ", dijo Greene.

Mona Wood-Sword, propietaria de la firma de relaciones públicas IkaIka Communications en Honolulu, considera que la mejor manera de llegar a la Gen Z es hacer que ellos creen los anuncios. Para promover el gel para el cabello de un salón que no se estaba vendiendo, ella llevó a un grupo de patinadores a un parque y les pidió que usaran el gel para peinar su cabello como quisieran. Luego los filmó volando y dando vueltas con sus patinetas para ver cómo se mantenían sus peinados. El video tuvo 200 vistas el primer fin de semana, y eventualmente alcanzó 20.000.

"Dos días después, empezaron a llegar padres de familia al salón solicitando el producto para sus hijos", dijo Wood-Sword.

La conexión a plataformas sociales tiene otra ventaja. "Esto es mucho más barato que comprar publicidad, pero el impacto para este mercado es increíble si lo hacemos bien", dijo Wood-Sword.

Puedes leer: ¿Para qué oficina?: Trabajar en casa es el mejor invento

Las marcas que quieren avanzar con esta generación deben reunirse con ellos en su propio terreno, como lo hizo Coca-Cola Zero cuando se unió con Twitch para presentar un "Game-a-Thon", en el que cuatro jugadores profesionales compitieron con fines benéficos en la sede de Coca-Cola en Atlanta.

Otras marcas le piden a los Z's que modelen sus prendas en Instagram, o que usen sus productos en YouTube.

No es fácil captar la atención de la Gen Z: reciben más de 3.000 mensajes al día, dijo Polisar. Pero deles algo que les parezca genial, y lo difundirán por toda la Internet. Abúrralos, y se habrán ido para siempre.