A través de los años, he pensado mucho en el tema del liderazgo y he hecho lo que ha estado a mi alcance para construir una cultura de liderazgo que le dé a la Compañía Coca-Cola una ventaja sostenible a largo plazo.

Para mí, el liderazgo se trata de crear valor en todo lo que haces, y en cualquier función que te corresponda desempeñar, y dejar algo mejor de cómo lo encontraste.

Los mejores líderes también siguen aprendiendo. Aprenden de sus errores y de sus triunfos, no sólo cuando son jóvenes, sino a lo largo de sus carreras.

Indiscutiblemente, he intentado hacer esto. Y escuchar a los demás ha sido definitivamente esencial para este proceso. No importa cuán lejos llegues como líder, tienes que seguir buscando consejos y buenas recomendaciones.

En cada etapa de mi carrera, he adquirido nuevos conocimientos sobre el liderazgo. Al principio, aprendí lecciones vitales sobre el desarrollo de la empatía y el respeto al efectivo. Más tarde, trabajé en la colaboración con otros y la construcción de redes de confianza.

Más recientemente, he trabajado en la construcción de una visión para el futuro, comunicar prioridades y aprovechar la credibilidad y las relaciones, con el fin de ayudar a nuestra compañía y al sistema de embotellado a trabajar juntos como un equipo unido.

También ha sido importante para mí mantener una perspectiva a largo plazo sobre la creación de valor para las partes interesadas, algo que muchos podrían pensar que vendría naturalmente en un negocio con 130 años de historia. Pero nada es automático.

Cuando hablé durante nuestra reunión de accionistas el año pasado, expliqué que estamos construyendo este negocio no sólo para el próximo trimestre, sino también para el siguiente cuarto de siglo.

Para mí, hacer tal declaración realmente se reduce a hacer lo que hay que hacer y que es necesario hoy para que nuestras perspectivas de futuro no se vean perjudicadas, sino mejoradas.

En el fondo, Coca-Cola es un negocio de marca, y nuestras marcas no son más que promesas. Si una buena marca es una promesa, entonces una gran marca es una promesa cumplida. Mantener nuestras promesas significa no caer jamás en las trampas de la complacencia y la arrogancia y seguir anuentes a cambiar y mejorar.

En los últimos años, hemos dado un paso atrás para mirar a nuestro negocio y examinar cómo podemos ser más rápidos, más emprendedores y más eficientes.

Y hemos progresado. Hemos ampliado nuestro portafolio y opciones de empaques para satisfacer los gustos cambiantes de los consumidores; hemos revitalizado nuestro marketing, facilitado la mejora de nuestro sistema global de embotellado, hemos transformado nuestro negocio en Norteamérica y logrado algunos de los más sólidos crecimientos de ingresos entre las compañías de productos envasados. Pero mejorar es una jornada interminable.

Con casi 40 años en el negocio, a menudo he dicho que hacer un trabajo excelente es solamente el punto de partida, la base. Se trata de crear las condiciones para repetir el éxito de manera sostenible. Y, en este caso, el éxito está relacionado con hacer una promesa a futuro sin un resultado predeterminado y luego tomar medidas para cumplir esa promesa.

En mayo, pasaré la batuta de CEO de Coca-Cola a James Quincey, el líder adecuado en el momento correcto, para llevar adelante nuestro negocio. Voy a seguir desempeñándome como presidente de nuestro Concejo, y James tendrá mi apoyo absoluto y activo.

James y su equipo escribirán el siguiente capítulo de la historia de Coca-Cola, el cual no sólo aborda los desafíos que enfrentamos, sino que además descubre el potencial de nuestras marcas, de nuestra gente y de nuestro sistema.

En última instancia, los líderes son juzgados por lo que dejan tras de sí. Y me siento muy bien con las perspectivas de Coca-Cola para prosperar como nunca antes por el resto de esta década y más allá.

Para mí, esta será la medida definitiva de mi carrera y de mi liderazgo en este grandioso negocio de refrescar al mundo.

 

Muhtar Kent es el Presidente y Director Ejecutivo (CEO) de la Compañía Coca-Cola.

NOTA: Este artículo de opinión fue publicado originalmente en Fortune.com y se vuelve a publicar con la autorización de Coca-Cola Journey.