El pasado 25 de abril, la Compañía Coca-Cola informó los resultados operativos para el primer trimestre de 2017. Conversamos con el Presidente y Director de Operaciones, James Quincey, quien a partir del próximo 1 de mayo ocupará el cargo de CEO, sobre el rendimiento de la compañía y las perspectivas a futuro.

¿Cuáles considera usted que son los aspectos clave de los resultados de este trimestre?

A un alto nivel, entregamos resultados según nuestro plan, y seguimos orientados a cumplir con nuestros objetivos financieros para este año. Como esperábamos, el crecimiento orgánico de los ingresos durante el trimestre se vio afectado por el hecho de que hubo dos días menos en el período de información financiera que en el mismo periodo del año pasado. Cuando se toma en cuenta que un día de ingresos durante el primer trimestre de este año tuvo un valor para la compañía de aproximadamente $ 100 millones, es posible advertir cómo un par de días menos pueden afectar significativamente nuestros resultados. Además, este año la celebración de la Pascua fue en el segundo trimestre, lo que puso presión en nuestros resultados principales.

Sin embargo, más allá de la mecánica de la presentación de informes, quisiera destacar que estamos progresando en nuestra transformación para convertirnos en una compañía total de bebidas, cada vez más enfocada en el consumidor. En el trimestre finalizamos la adquisición de AdeS, la marca de bebidas de soya líder en Latinoamérica. Continuamos expandiendo smartwater y Honest Tea en Europa. Hemos visto una excelente evolución de Coca-Cola Zero, con un crecimiento en el volumen de dos dígitos para la marca, impulsado a nivel global por un desarrollo especialmente robusto en los mercados donde se ha introducido la nueva fórmula de Coca-Cola Zero Azúcar en el último año. Las marcas Gold Peak y fairlife también contribuyeron con un robusto crecimiento en Estados Unidos.


La compañía anunció que prevé recortes de empleos en los próximos meses, como parte de los esfuerzos para acelerar el crecimiento. ¿Por qué estos recortes son necesarios?

En febrero comunicamos a nuestros asociados que estamos en el proceso de diseñar un nuevo modelo operativo, con el objetivo de apoyar nuestra estrategia de crecimiento a medida que transformamos nuestro negocio en una verdadera compañía total de bebidas. Y que para este nuevo modelo operativo tendríamos que ser una compañía más pequeña luego del refranquiciamiento, aprovechar las nuevas tecnologías, y tener una organización corporativa más eficiente y enfocada. Esta nueva estructura que estamos poniendo en marcha también es parte del proceso de crear la cultura y la velocidad necesarias para apoyar nuestra nueva estrategia de crecimiento. Aunque habrá economías y recortes de empleos asociados con estos cambios, nuestro primer objetivo es reducir la complejidad, simplificar los procesos, y acelerar la toma de decisiones.

Hemos anunciado que anticipamos aproximadamente 1,200 recortes de empleos mientras ponemos en marcha una organización corporativa más eficiente. Si bien naturalmente esto será difícil para los afectados, estos cambios son críticos para crear un ambiente donde podamos acelerar el crecimiento y convertirnos en la compañía total de bebidas, enfocada en el consumidor, que necesitamos ser para estar en un mundo que cambia rápidamente. Como siempre ha sido nuestra cultura en Coca-Cola, no tomamos con ligereza las decisiones sobre los puestos de trabajo, y estamos comprometidos a tratar a nuestra gente a lo largo de este proceso con dignidad, integridad y respeto.

“Estamos progresando en nuestra transformación para convertirnos en una compañía total de bebidas, cada vez más enfocada en el consumidor”.


La compañía dijo también que espera alcanzar otros 800 millones de dólares anuales en ahorros de productividad durante los próximos años. ¿Qué es la "productividad"? ¿Y por qué es importante?

Productividad significa encontrar formas nuevas e innovadoras para aumentar la producción con menos insumos en cualquier tarea o actividad, o decidir dejar de hacerlo porque las necesidades o prioridades del negocio han cambiado. Este proceso de innovación o reasignación de recursos es lo que genera crecimiento económico para un país o una compañía, si se reinvierte sabiamente. Este es nuestro objetivo también: liberar recursos para reinvertir en el crecimiento como una compañía total de bebidas, enfocada en el consumidor.

Globalmente, las compañías de bienes de consumo están enfrentando más dificultades para crecer. Más allá de aumentar la productividad, ¿qué otras medidas están tomando ustedes para acelerar el crecimiento?

A medida que nos transformamos en una compañía total de bebidas, estamos desplazándonos hacia a lo que llamamos un modelo de "clúster de categoría" para enfocarnos en el crecimiento a través de cinco categorías estratégicas de bebidas: bebidas gaseosas; bebidas energéticas; jugos, productos lácteos y bebidas hechas de vegetales; agua, aguas mejoradas y bebidas deportivas; y té y café. Si bien hemos competido por años en cada una de estas categorías en varios niveles alrededor del mundo, ahora estamos siendo más disciplinados sobre nuestras inversiones en estas categorías a nivel mundial, con el fin de expandir nuestro portafolio enfocado en el consumidor. Este trabajo incluye el lanzamiento de productos nuevos mediante la innovación, el cambio de fórmulas en los productos existentes para disminuir la cantidad de azúcar añadido, y la adquisición de nuevas marcas en tendencia en categorías como té, café y bebidas hechas de vegetales. Juntos, estos esfuerzos construirán un portafolio a largo plazo que se aproxima a lo que nuestros consumidores y clientes desean.

Recientemente también designamos a un nuevo Director de Crecimiento, quien liderará esta labor y reunirá a nuestros líderes mundiales de mercadeo, clientes y comercial y equipos de estrategia para impulsar una táctica de crecimiento coordinada, a través de un panorama mundial de bebidas en expansión.


A medida que más consumidores buscan alimentos y bebidas con menos azúcar, ¿cómo están respondiendo ustedes a estas demandas cambiantes en su portafolio de bebidas gaseosas?

Hemos sido claros en que tenemos que remodelar la ecuación del crecimiento para las bebidas gaseosas. Las personas aún aman la categoría, y esta sigue creciendo en términos de ganancias. Pero sabemos que tenemos que hacer las cosas de manera diferente para ayudar a las personas a moderar su consumo de azúcar añadido. Apoyamos la recomendación de la Organización Mundial de la Salud, la cual señala que las personas deben limitar el azúcar añadido al 10 por ciento de su ingesta calórica diaria. Es por eso que estamos implementando una serie de programas enfocados en disminuir la cantidad de azúcar en nuestras bebidas. Esto incluye la reformulación de las bebidas para reducir el azúcar, y seguir ofreciendo los productos de gran sabor, que las personas aman. También incluye invertir continuamente en alternativas para el azúcar, y un esfuerzo constante para desarrollar y promover envases más pequeños y más convenientes, con menos azúcar, como nuestras latas mini, y botellas de aluminio y vidrio más pequeñas.

También seguimos viendo una dinámica tracción con nuestra fórmula renovada para Coca-Cola Zero, Coca-Cola Zero Azúcar, a medida que se introduce en todo el mundo. Volumétricamente, la marca Coca-Cola Zero creció 3 por ciento en 2014, 6 por ciento en 2015, 9 por ciento en 2016, y se aceleró aún más en el primer trimestre de 2017, con un crecimiento de dos dígitos. La expansión de este producto es una parte clave de nuestra labor para ayudar e incentivar a las personas a moderar su ingesta total de azúcar añadido, y nos emociona ver hacia dónde se dirige.


Ahora que usted se ha convertido en el nuevo CEO de Coca-Cola. ¿Qué diferencias verán las personas bajo su liderazgo?

He tratado de esquematizar hacia dónde debemos ir para nuestra próxima etapa de crecimiento, cómo tenemos que organizarnos de manera diferente y los cambios necesarios en nuestra cultura. Tomemos un aspecto, la rapidez. Para mantenernos al día con el vertiginoso movimiento del panorama del consumidor que nos rodea, nuestra organización tiene que estar lista y dispuesta a cambiar a un ritmo más rápido que en cualquier otro momento de nuestra historia.

Esperamos que vean que hemos trazado una ruta clara para la transformación de la compañía con el objetivo de que el futuro sea más grande que nuestro pasado, para ser una compañía más grande que la marca Coca-Cola, ser una compañía total de bebidas bien posicionada en una amplia variedad de categorías de bebidas. Si bien durante los últimos años hemos estado en una jornada de transformación bajo el liderazgo de Muhtar Kent conforme remodelamos completamente nuestro sistema de embotellado, estimulamos el crecimiento en el mercado insignia norteamericano, hemos incrementado la productividad, e introducido cientos de nuevos productos y marcas, sabemos que podemos hacer mucho más. Será un honor liderar la organización durante este importante tiempo de cambio, y espero trabajar con nuestra gente en todo el mundo para acelerar nuestro crecimiento.

Nota

Estas Preguntas y Respuestas incluyen ciertas "medidas financieras no-GAAP" según las definen las leyes federales de valores de Estados Unidos. Consulte nuestra publicación sobre las ganancias para el primer publicada el 25 de abril de 2017, disponible en el sitio web de la Compañía en

http://www.coca-colacompany.com/(en la sección "Investors"), para conocer los resultados financieros completos y una conciliación de medidas financieras no GAAP.

 

DECLARACIONES PROSPECTIVAS

Este comunicado de prensa podría contener declaraciones, estimaciones o proyecciones que constituyan "declaraciones prospectivas", según lo definen las leyes federales de valores en Estados Unidos. En general, las palabras "cree", "espera", "pretende", "estima", "anticipa", "proyecta", "hará" y expresiones similares identifican las declaraciones prospectivas, que generalmente no son de naturaleza histórica. Las declaraciones prospectivas están sujetas a ciertos riesgos y fluctuaciones que podrían hacer que los resultados reales difieran materialmente de la experiencia histórica de la Compañía Coca-Cola y de nuestras expectativas o proyecciones actuales. Estos riesgos incluyen, pero no se limitan a, preocupaciones sobre obesidad y otras preocupaciones relacionadas con la salud; escasez del agua y agua de mala calidad; evolución de las preferencias de los consumidores; aumento de la competencia y las capacidades en el mercado; preocupaciones en relación con la seguridad y calidad del producto; existencia de percepciones sobre consecuencias negativas para la salud de ciertos ingredientes, tales como edulcorantes no nutritivos y sustancias derivadas de la biotecnología y de otras sustancias presentes en nuestras bebidas o materiales de empaque; incapacidad de lograr resultados positivos en nuestras actividades de innovación; aumento de la demanda de productos alimenticios y la disminución de la productividad agrícola; cambios en el panorama minorista o la pérdida de clientes clave en el comercio detallista o en el servicio de alimentos; incapacidad para expandir operaciones en los mercados emergentes y en desarrollo; fluctuaciones en los tipos de cambio de moneda extranjera; aumentos de las tasas de interés; incapacidad para mantener buenas relaciones con nuestros socios embotelladores; deterioro de la condición financiera de nuestros socios embotelladores; aumentos en los impuestos a la renta, cambios en las leyes de los impuestos a la renta o resolución desfavorable sobre asuntos fiscales; aumento o nuevos impuestos indirectos en Estados Unidos y alrededor del mundo; aumento de los costos, interrupción del suministro o escasez de energía o combustibles; aumento de los costos, interrupción del suministro o escasez de ingredientes, otras materias primas o materiales de empaque; cambios en las leyes y reglamentos relativos a los empaques de bebidas y envases; importantes requisitos adicionales de etiquetado o advertencias o limitaciones en la comercialización o venta de nuestros productos; incapacidad para proteger nuestros sistemas de información contra la interrupción del servicio, la apropiación indebida de datos o violaciones a la seguridad; condiciones económicas generales desfavorables en Estados Unidos; condiciones económicas y políticas desfavorables en los mercados internacionales; litigios o procedimientos legales; falta de protección adecuada, o litigios relativos a marcas registradas, fórmulas y otros derechos de propiedad intelectual; condiciones climáticas adversas; cambio climático; daño a nuestra imagen de marca y a la reputación corporativa por medio de publicidad negativa, incluso si es injustificada, relacionada con la seguridad del producto o la calidad, los derechos humanos y laborales, obesidad u otros problemas; cambios en, o incumplimiento de las leyes y reglamentos aplicables a nuestros productos o a las operaciones de nuestro negocio; cambios en las normas de contabilidad; incapacidad para lograr nuestros objetivos generales de crecimiento a largo plazo; deterioro de las condiciones del mercado crediticio a nivel mundial; incumplimiento de parte de o falta por parte de una o más de nuestras instituciones financieras contraparte; incapacidad para renovar los convenios colectivos en condiciones satisfactorias, o que nosotros o nuestros socios embotelladores experimentemos huelgas, paros laborales, o conflictos laborales; cargos por deterioro futuro; obligaciones por planes de retirada de múltiples empleados a futuro; incapacidad para integrar y gestionar de forma exitosa nuestras operaciones de embotellado que son propiedad de la compañía o controladas por la Compañía; incapacidad para manejar exitosamente nuestras actividades de refranquiciamiento; incapacidad para manejar con éxito las posibles consecuencias negativas de nuestras iniciativas de productividad; incapacidad para cumplir una parte significativa de los beneficios previstos de nuestra relación estratégica con Monster; incapacidad para atraer o retener mano de obra altamente calificada; eventos catastróficos globales o regionales, incluyendo actos terroristas, ataques cibernéticos y ataques radiológicos; y otros riesgos que se mencionan en los documentos de nuestra Compañía ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés), incluyendo nuestro Informe Anual en el Formulario 10-K para el año que finalizó el 31 de diciembre de 2016, cuyos documentos están disponibles por parte de SEC. No debes confiar excesivamente en las declaraciones prospectivas, que son válidas únicamente en la fecha en que se hacen. La Compañía Coca-Cola no asume ninguna obligación de actualizar o revisar públicamente en el futuro ninguna declaración prospectiva.