Seguramente has escuchado rumores como: Los Millennials son vagabundos que van de un trabajo a otro, y no despegan los ojos de sus teléfonos celulares para no perderse ni un solo mensaje de texto de la persona que está sentada justo enfrente de ellos.

Pero esta imagen es falsa, según un nuevo estudio de la Universidad de Bentley, que disipa una serie de mitos sobre los Millennials.

Resulta que los Millennials son ambiciosos, trabajadores, leales a las compañías que los tratan bien, y están deseosos de poner a un lado sus teléfonos en el trabajo y hacer una pausa para conversar.

En busca de un lugar de trabajo empresarial

El estudio, que encuestó a más de 1.000 Millennials para aprender sobre el nivel de preparación que han alcanzado para la vida profesional, descubrió que lejos de ser vagabundos, tienen una gran energía para desempeñarse en el trabajo. Cerca del 66 por ciento desea iniciar su propio negocio, y otro 37 por ciento quiere trabajar de forma independiente.

Incluso aquellos que trabajan para compañías piensan como empresarios.

"Ellos son emprendedores más en su modo de pensar que en términos de colgar una teja," dice Susan Brennan, Directora Ejecutiva de Servicios de Carrera en Bentley. "Ellos quieren trabajar para las organizaciones que son menos jerárquicas y más empresariales."

Leales a quienes los valoran

Cuando encuentran la compañía adecuada, los Millennials quieren quedarse. Contrariamente al estereotipo que los señala como inestables en los trabajos, el 80% dijo que cree que trabajará para cuatro o menos compañías a lo largo de su vida. Los Millennials valoran a las empresas que los escuchan, que les ayudan a desarrollar sus talentos, y que ofrecen aumentos salariales con frecuencia.

John T. Jones, de 24 años, ha estado con su actual compañía, USA Financial, tan sólo 10 meses, y este es sólo su tercer trabajo luego de haber salido de la universidad, pero no piensa irse a ninguna parte pronto.

"Espero quedarme aquí por un buen tiempo, sino es que para siempre" dice Jones.
Varios reclutadores lo han estado llamando; algunos de ellos le han ofrecido más dinero, pero a Jones no le interesa. "He encontrado una compañía que valora a los empleados y que ofrece beneficios superiores al promedio. Cuando las personas llegan a los 55 años, no las relegan", añade." La compañía se sale de su camino para encontrar en qué área son buenas las personas. Ahora que he visto eso, no me voy a ir a ningún otro lugar."

Beneficios y actuar de forma independiente

El gesto de aceptación de Jones hacia los beneficios toca otro punto importante en la encuesta: al elegir entre dos puestos de trabajo de otro modo similares, el 96 por ciento dijo que los grandes beneficios relacionados con la salud serían el factor más importante en su decisión. Los empleadores que estén pensando en hacer recortes en este sentido, deben tener esto en cuenta.

Los que van por el camino empresarial parecieran desafiar el énfasis en los beneficios y en la seguridad laboral, pero en contexto, sus acciones tienen sentido. Con Obamacare, ellos pueden utilizar el seguro de sus padres hasta los 26 años. Y para empezar un negocio basado en Internet se requiere arriesgar poco capital. Algunos se vieron afectados cuando sus padres perdieron sus empleos durante la recesión.

"Ellos vieron a sus padres en la recesión económica", dice Brennan. "Ellos han visto la decepción, y piensan, ¿por qué no formar mi propio camino, controlar mi propio destino?"

Trabajo arduo y perseverancia

"Siempre me he visto a mí misma como una empresaria", dice Jessica Mah, de 24 años, quien inició en su dormitorio en la residencia de Berkeley la compañía de servicios de contabilidad que se convertiría en Indinero.

Pero construir su compañía no fue fácil.

"He viajado ida y vuelta al infierno 20 veces", dice Mah. El punto más bajo llegó hace dos años y medio, cuando ella y su socio tuvieron que despedir personal y cerrar la oficina, mientras se atrincheraban en un apartamento financiado por sus padres, y pensaban en una solución. Ellos se cambiaron a un modelo de negocio de servicio completo y más costoso, que detuvo las pérdidas. Hoy en día, Indinero es una compañía valorada en $ 3 millones.

Para dirigir una compañía se necesita una tremenda ética de trabajo, así como perseverancia. Habitualmente, Jessica le dedica entre 70 a 80 horas a la semana. "Sin embargo, la mayor parte es divertido", dice ella.

Un lugar de trabajo agradable es importante para los Millennials, y la amistad es una parte integral del trabajo. Pero la ética de trabajo está todavía allí. Según el estudio, el 89 por ciento revisa regularmente su correo electrónico de trabajo fuera de horas laborales.

La comunicación en el lugar de trabajo

Aunque las generaciones mayores piensan que los Millennials prefieren los mensajes de texto y las redes sociales, más de la mitad en el estudio dijo que prefiere hablar con sus colegas en persona.

"No hay nada como la comunicación cara a cara", dice Jones.

Mah tampoco es de las que se pasan enviando mensajes de texto, no en el lugar de trabajo. Ella conversa con sus colegas en persona y cuenta con el apoyo de personal clave que escribe informes antes de asistir a las reuniones.

Los Millennials son buenos para adaptar su forma de comunicación según la audiencia. Fuera de la oficina, Jones, quien trabaja como Gerente de Comunicaciones y Mercadeo Digital, envía mensajes de texto a los amigos, pero a su familia la llama por teléfono. "Para mi mamá y mi abuela ver 'LOL', no está bien", dice.

Y a pesar de que Jones valora la seguridad que su trabajo le ofrece, él no sería un Millennial si no tuviera también un lado empresarial. Después de salir de la oficina, Jones dirige su propia compañía de marketing digital y sitio web, con lo que ayuda a las generaciones anteriores a cerrar la brecha tecnológica.

"Llevo a pequeños comercios al siglo 21, mediante cosas como la creación de una página de Facebook para un negocio que ha estado funcionando durante 40 años", concluye.