Hoy la paternidad se vive de una manera muy diferente, los papás están más implicados en la crianza de los hijos, las tareas del hogar se reparten y las cargas laborales se equilibran en la pareja, ya sea por mejorar la calidad de vida, por aspiraciones personales o por ambas cosas a la vez.

Como parte de este movimiento, emerge el perfil de un papá mucho más interesado y comprometido con actividades que años atrás eran inimaginables para el rol masculino: cambiar pañales, bañar bebes, leer cuentos.

Para conocer mejor qué hacen y cómo piensan los papás del nuevo milenio conversamos con dos papás de Coca-Cola en la región y estas son algunas de sus aventuras y experiencias paternales.

Tareas domésticas.

Francisco Sayans es Español, pero vive y trabaja en Costa Rica como Connection Planning Manager para Latin Centro en la Compañía Coca-Cola. Es padre de 2 niños, Jacobo de 3 años y Francisco de 15 meses. La vida, y quizás un toque especial de talento, lo han llevado a ser un gran hacedor de cosas de la casa.

¨Soy miembro de una familia muy grande. Soy el quinto hermano de seis. Desde pequeño hemos tenido todos que colaborar en casa. Así que siempre he estado involucrado en tareas domésticas, tanto en casa como viviendo solo y después con mi esposa. Desde hacerme la comida, lavar los platos, fregar, lavar la ropa e incluso planchar, aunque para esto último si soy sincero poco y muy mal. Yo siempre he sido más de tender la ropa, con colgadores (Risas)¨.

Por su parte, César Álvarez, Budget & Pricing Analyst, en la Compañía Coca-Cola y padre de  Kimberly (18) y Nicole (11), asegura que ha aprendido a hacer de todo en la casa, pero desde que es padre: ¨cuando iba a nacer mi segunda hija tuve que hacer de todo ya que mi esposa estuvo en reposo absoluto varios meses; lo que no sabía tocó aprender¨, comenta.

Compartiendo en tiempo libre (Converse-ando).JPG


El parto también es cosa de hombres; valientes.

Históricamente los hombres han tenido vedado su ingreso y participación en los menesteres del alumbramiento. Hoy esta costumbre dio un giro completo y la participación de los papás es total, tanto que la no participación es cuestionada.  

Francisco lamenta que en España no permitieran entrar a nadie al quirófano cuando es una cesárea, pero la vida le dio una segunda oportunidad en Costa Rica y no la desaprovechó: ¨Es probablemente uno de los momentos más emocionantes de mi vida. Mi mujer se portó espectacularmente e incluso tuvo fuerzas para hacernos un selfie. Tuve la suerte de cangurearlo apenas salí del quirófano durante una hora y fue super emocionante¨

César también estuvo allí cumpliendo con sus deberes: ¨ayudé a mi esposa a que respirara bien y que hiciera todo como nos explicaron en los cursos¨.

El tabú de los pañales, la alimentación y el baño.

Estos temas siempre fueron cosa de mujeres, los hombres no servían para cambiar pañales y punto: Nada más erróneo y el tiempo lo ha demostrado.

De familia numerosa, Francisco tuvo la oportunidad de aprender mucho con sus sobrinos: ¨Mis hermanas siempre confiaron en mí para cuidarlos y aprendí a bañarlos, cambiarlos y  darles de comer. Hoy en día solo el pequeño usa pañales, y por supuesto se los cambio cuando es necesario. En general por la mañana los niños son míos, me ocupo de todo lo referido a ellos, salvo el desayuno que lo prepara mi mujer.

Por su parte César confiesa que nunca logró bañarlas, pero sí cambiarlas y alimentarlas de manera rápida y eficiente.

Leer cuentos, cuidarlos, disfrutar cada momento.

Más allá de lo estrictamente necesario los papás de hoy disfrutan de este mayor contacto con sus hijos, se involucran más en su desarrollo y toman iniciativas para incidir en la crianza.

¨Me encantaba leerles cuentos todas las noches para que se durmieran, aunque en ocasiones me dormía yo primero. Esto estimuló que les guste demasiado la lectura, ahora no leen libros, se los devoran¨, comenta César.IMG_6715.jpg

Francisco en cambio se declara un experto de alboroto, ¨montar ruido¨, como él dice.

¨Últimamente nos hemos apuntado toda la familia a Taekwondo. Mi hijo Jacobo es el que tiene el cinturón más elevado y nos está enseñando los números en Coreano a mi mujer y a mí¨, declara sorprendido.

Nuevas responsabilidad y roles, nuevas satisfacciones.

Lejos de ser solo proveedores de recursos económicos (Esto cada vez más frecuentemente se reparte en la pareja), los papás de hoy asumen muchas otras responsabilidades y se involucran en más actividades con sus hijos, ganándose así nuevas satisfacciones.

¨La responsabilidad para mí está en poder orientarlas, inculcarles buenos principios para que sean personas de bien, pero también estar pendientes de todas sus actividades escolares, participar de todo, ya que en la mayoría de los casos solo se viven una vez. Eso me ha dado la posibilidad de conocerlas, escucharlas, la confianza y el cariño de ellas¨, concluye César.

Francisco también tiene incorporado el hábito de compartir con sus hijos en su rutina familiar cotidiana.  ¨En general me gusta jugar y hacer deporte con ellos, así que cualquier cosa en ese ámbito es más que bienvenida. Los fines de semana solemos ir a la piscina y a montar en skate. Últimamente estoy con el mayor haciendo experimentos sencillos. El otro día por ejemplo hicimos un cohete con bicarbonato de sodio y vinagre¨.