Que un pasante de 24 años se encuentre en una sala discutiendo de igual a igual con empleados experimentados sobre proyectos y procesos de la compañía, habla por sí mismo de que el programa de pasantías es mucho más que una oportunidad de formación para el estudiante o un poco de aire fresco para la Compañía Coca-Cola.

“Es una sinergia entre el talento, la energía, la experiencia y el conocimiento que se pone en marcha para generar nuevos enfoques, innovación y soluciones a los desafíos reales del mundo del trabajo”, destaca Paola Moncivais, Global Talent Acquisition para Latinoamérica en la Compañía Coca-Cola.

Pasantías Coca-Cola: en busca de estudiantes líderes

Y eso nos demostró el caso de Oscar Pineda, estudiante de la Universidad Latina de Costa Rica, que llevó adelante una pasantía de 10 meses, que culmina al terminar el año, y que dejó entrever los primeros chispazos de la llama de la pasión por el trabajo.

“Aprendí muchas cosas, tanto en lo personal como en lo profesional, pero definitivamente lo que representó el mayor aprendizaje para mi fue la negociación, aprender a hacer las preguntas difíciles, estrategias, etc. Todo el crédito para mi jefe Wilbert Amador”, comenta Oscar para explicar la importancia de esta práctica profesional en su formación.

Del confort al desafío

Como estudiante avanzado de la Licenciatura en Administración de Negocios, Oscar tenía la opción de hacer una tesis de grado clásica u optar por una pasantía. No lo dudó ni por un segundo y se fue directo a la arena del mundo corporativo. “¿Y qué mejor que Coca-Cola para hacerlo?”, pensó Oscar cuando se le presentó la oportunidad. La internacionalidad, el prestigio, y todo lo que representa Coca-Cola en el mundo lo persuadió de inmediato.

Lector informado de literatura latinoamericana, “Los Detectives Salvajes” de Roberto Bolaño es su novela favorita, y admirador del pensamiento de figuras políticas de la talla de Martín Luther King, Oscar parece haber encontrado en Coca-Cola el lugar indicado para los desafíos que a sí mismo se plantea.

“Entre los valores de la organización con los que más me identifico son la pasión: comprometido en corazón y mente, y los accountability: si algo tiene que ser, depende de mí”, resalta el joven estudiante.  

Del dicho al hecho

Pero las ideas de Oscar no permanecen por mucho tiempo en la inmaterialidad de lo abstracto, sino que demostraron rápidamente su capacidad de pasar a la acción. Durante sus 10 meses de pasantía trabajó en numerosos proyectos relacionados con el departamento de Marketing Productivity, y otros en el departamento de Marketing Expense Management, ”incluso aporté mi granito de arena para el departamento técnico”, agrega.

Un Dashboard para tiempos de aprobación de las órdenes de compra, creado sobre un Excel con herramientas integradas de búsqueda y resultados, es una de sus aportaciones más concretas y útiles para los procesos de la compañía.

“Propuse la creación de un Dashboard de los tiempos de aprobación de órdenes de compra, para dar visibilidad y poder entender por qué suceden los cuellos de botella”, explica.

Además Oscar intervino en el proyecto de Water Replenishment. En este proyecto, entre otras cosas, participó en el diseño de una metodología, un mapa de actores, que facilita los procesos de articulación, mejoramiento de políticas y procesos institucionales en la región, al tomar en cuenta a los actores interesados, que están, o podrían estar, involucrados en el tema.

“Muchas veces ofrecía mi ayuda, bajo la figura de practicante, para facilitar el trabajo de terceros, que al final de cuentas facilitaban el mío; todo aprendizaje es ganancia”, reflexiona.

Iniciativa, perseverancia, investigación, pero sobre todo, esa llama por la pasión de hacer el mejor trabajo bien encendida; así fueron los primeros pasos profesionales que Oscar Pineda dio en las Pasantías Coca-Cola.

Oscar Pineda, estudiante avanzado de la Licenciatura en Administración de Negocios de la Universidad Latina de Costa Rica, concluye su práctica profesional de 10 meses en Coca-Cola al finalizar el año.