ATLANTA - Coca-Cola anunció hoy sus resultados operativos para el tercer trimestre de 2017 y reafirmó su panorama financiero para el año completo. Le pedimos al Presidente y CEO, James Quincey puntos de vista adicionales sobre los resultados del trimestre y del año, hasta la fecha.

Coca-Cola informó que sus ganancias netas disminuyeron un 15%, mientras que los ingresos orgánicos crecieron un 4%. ¿Qué está impulsando esta diferencia?

Estamos satisfechos con el rendimiento que tuvimos este trimestre, así que déjenme explicarles esta diferencia. Durante varios trimestres, nuestros ingresos han disminuido, en gran parte debido al refranquiciamiento. Eso significa que hemos estado vendiendo operaciones de embotellado propiedad de la compañía en todo el mundo a socios locales fuertes e independientes. Esto le devuelve a Coca-Cola su histórico rol como líder de franquicia en lugar de propietario de una franquicia. Cuando esto sucede, los ingresos provenientes de las operaciones de embotellado refranquiciadas ya no se incluyen en los resultados consolidados de la empresa, pues ya no somos propietarios de estos activos.

En pocas palabras, nos estamos transformando en una organización más pequeña en términos de ingresos, pero más grande en cuanto a margen de beneficio y más enfocada en la innovación, en la construcción de marcas, y en la creación de un portafolio más robusto y más centrado en el consumidor.

Hasta que haya transcurrido más de un año del proceso total de refranquiciamiento, nuestros ingresos seguirán disminuyendo año tras año. Todavía estamos en proceso de refranquiciamiento, por lo que pasarán varios trimestres hasta que nuestro ciclo de ingresos supere todas las transiciones territoriales a nivel mundial. Es por eso que también informamos los ingresos orgánicos, que son una medida no-GAAP que excluye el impacto de la venta de las operaciones de embotellado más cualquier otro cambio estructural, junto con el impacto de las fluctuaciones cambiarias. Esto nos brinda una forma más equitativa de medir nuestro rendimiento en la línea superior. Es importante destacar que estamos en camino de cumplir con nuestros objetivos financieros para 2017, y eso es importante para una compañía pública como Coca-Cola.


 

¿Cuál es el trabajo que aún queda por hacer en cuanto a refranquiciamiento?

Hay dos áreas principales: Norteamérica y África. Estamos a punto de completar el proceso en Estados Unidos y esperamos cierres en las próximas semanas para dos territorios principales. Se espera que Reyes Holdings, que ya opera Great Lakes Coca-Cola Distribution en el Medio Oeste, cierre en territorio de California y Nevada. Dos veteranos del sistema Coca-Cola, Paul Mulligan y Fran McGorry, han formado un nuevo negocio de embotellado, Liberty Coca-Cola. Se espera que cierre en los territorios del noreste, incluyendo el área metropolitana de Nueva York, Filadelfia y la mayoría del estado de Nueva Jersey.

Como resultado del acertado proceso de refranquiciamiento que estamos a punto de concluir, nuestro sistema en Estados Unidos está económica y estratégicamente alineado y construido para atender las necesidades cambiantes de los consumidores durante la próxima era de crecimiento. Ha sido mucho trabajo el que se ha desarrollado desde que comenzó en 2013, pero el poder del refranquiciamiento reside en que devuelve la propiedad de nuestro sistema de embotellado a las manos de los propietarios de negocios locales, donde mejor se desempeña. También estamos trabajando diligentemente en una transición para Canadá.

En el resto del mundo, recientemente completamos la transición de una participación mayoritaria en Coca-Cola Beverages Africa de Anheuser-Busch InBev hacia nuestra compañía. Ahora estamos trabajando por el refranquiciamiento de esta importante operación de embotellado, que también se espera que se complete en 2018. Anteriormente concluimos una serie de esfuerzos de refranquiciamiento en otras partes de Estados Unidos, China y Europa.

Frecuentemente usted se ha referido a la innovación y expansión del portafolio de Coca-Cola. ¿Puede citar algunos ejemplos recientes?

Hemos introducido gran cantidad de productos alrededor del mundo, como Coca-Cola Coffee Plus en Japón y Australia. En ocasiones anteriores he hablado sobre cómo el mundo comienza a parecerse a Japón, un mercado donde a los consumidores les encanta experimentar con productos nuevos en todos los clústeres de categorías. Coca-Cola Coffee Plus, que en Japón solo está disponible en máquinas expendedoras, es un ejemplo de eso. Las bebidas para mezclar también muestran crecimiento en muchas partes del mundo. A principios de este año, Coca-Cola España introdujo una línea premium de bebidas para mezclar en botellas de vidrio, llamada Royal Bliss, disponible en restaurantes y bares. La marca está mostrando resultados iniciales positivos.

Además, hace poco adquirimos los derechos en Estados Unidos de Topo Chico, un agua mineral espumosa premium que se ha embotellado en una fuente única en México desde 1895. Coca-Cola tiene una larga trayectoria con Topo Chico. La primera botella de Coca-Cola en México se embotelló en un local de Topo Chico en la década de 1920. Durante los últimos 30 años, Arca Continental, que es uno de nuestros principales socios embotelladores, embotelló y distribuyó Topo Chico. Nos hemos comprometido a honrar y respetar el valioso patrimonio de Topo Chico y lo manejaremos a través de la Unidad de Emprendimiento y Marcas Emergentes de Coca-Cola Norteamérica, que cuenta con una excelente trayectoria en la incubación y el crecimiento de marcas, manteniéndose fiel a lo que desde el principio le concedió a las marcas su grandiosidad. En EE. UU., el agua gasificada es uno de los elementos que más rápido crece en el negocio.

¿Cuáles son los productos que tiene en perspectiva?

Por ejemplo, en el tercer trimestre, McDonald's anunció una asociación con Coca-Cola para el café preparado McCafé Frappés. Estas bebidas serán producidas, distribuidas y comercializadas por el sistema Coca-Cola, y estarán disponibles en los comercios minoristas estadounidenses el próximo año. A principios de este año, hizo su debut una línea de café frío de la marca Dunkin’ Donuts, que Coca-Cola produce, distribuye y comercializa. También ofrecemos cafés preparados con las marcas Gold Peak e illy. Por lo tanto, ahora contamos con una estrategia robusta y de varias marcas para competir efectivamente en la categoría de rápido crecimiento de café preparado en el mercado norteamericano.

Coca-Cola Zero Sugar debutó en Estados Unidos durante el tercer trimestre. ¿Cuál es su opinión sobre el desempeño de esta marca?

El volumen global de cajas unidad de la marca creció a cifras elevadas de un dígito durante el tercer trimestre, y en Estados Unidos, donde se introdujo en la mitad del trimestre, duplicó su tasa de crecimiento del volumen de cajas unidad, en comparación con el trimestre anterior. Este es un gran ejemplo de cómo estamos innovando con nuestros productos principales. Coca-Cola Zero Sugar se introdujo por primera vez en el Reino Unido en 2016. Hasta ahora la hemos lanzado en más de 25  de los principales mercados alrededor del mundo, y para el primer trimestre de 2018, la compañía planea introducir esta novedosa bebida en todos mercados estratégicos a nivel mundial.


Últimamente, el tema de los impuestos a las bebidas ha sido recurrente. En Estados Unidos, el Condado de Cook, Illinois, votó para revocar su impuesto a las bebidas. ¿Cuál es la relevancia de esa votación?

En todo el mundo, en varias comunidades, vemos que los habitantes dicen que no apoyan los impuestos a las bebidas que perjudican a las empresas locales, los trabajadores y los consumidores. Eso fue sin ninguna duda cierto en el condado de Cook. Sin embargo, más importante aún, es que creemos que existe una mejor manera de ayudar a las personas a moderar su consumo de azúcar agregado. Admitimos que el exceso de azúcar no es bueno para nadie, y continuamente transformamos nuestro negocio para reflejar este hecho. Si bien no hay una solución mágica que acabe con la obesidad, creemos que nuestros esfuerzos conjuntos en cuanto a productos, empaques y marketing pueden ser más efectivos para reducir el azúcar que la gente bebe a largo plazo, y que son las acciones correctas para lograr un cambio real y duradero.

Por ejemplo, vamos por buen camino hacia la reformulación de más de 500 productos este año. Además, en EE. UU., aumentamos la disponibilidad y asequibilidad de las bebidas con menos azúcar y sin azúcar en las tiendas locales, como el té orgánico sin azúcar Honest, la leche con menos azúcar fairlife, el agua de coco Zico y las aguas purificadas como Dasani y smartwater. Y estamos mejorando la claridad y facilidad de acceso a la información calórica y nutricional para que las personas puedan tomar decisiones informadas, sin conjeturas.

Nota

Estas Preguntas y Respuestas incluyen ciertas "medidas financieras no-GAAP" según las definen las leyes federales de valores de Estados Unidos. Consulte nuestra publicación sobre las ganancias para el tercer trimestre de 2017, publicada el 25 de octubre de 2017, y la información complementaria relacionada, disponible en el sitio web de la Compañía en www.coca-colacompany.com (en la sección "Investors"), para conocer los resultados financieros completos y una conciliación de las medidas financieras no GAAP.



DECLARACIONES PROSPECTIVAS

Este documento de preguntas y respuestas podría contener declaraciones, estimaciones o proyecciones que constituyan "declaraciones prospectivas", según lo definen las leyes federales de valores en Estados Unidos. En general, las palabras "cree", "espera", "pretende", "estima", "anticipa", "proyecta", "hará" y expresiones similares identifican las declaraciones prospectivas, que generalmente no son de naturaleza histórica. Las declaraciones prospectivas están sujetas a ciertos riesgos y fluctuaciones que podrían hacer que los resultados reales difieran materialmente de la experiencia histórica de la Compañía Coca-Cola y de nuestras expectativas o proyecciones actuales. Estos riesgos incluyen, pero no se limitan a, preocupaciones sobre obesidad y otras inquietudes relacionadas con la salud; escasez del agua y agua de mala calidad; evolución de las preferencias de los consumidores; aumento de la competencia y las capacidades en el mercado; preocupaciones en relación con la seguridad y calidad del producto; existencia de percepciones sobre consecuencias negativas para la salud de ciertos ingredientes, tales como edulcorantes no nutritivos y sustancias derivadas de la biotecnología, y de otras sustancias presentes en nuestras bebidas o materiales de empaque; incapacidad de lograr resultados positivos en nuestras actividades de innovación; aumento de la demanda de productos alimenticios y la disminución de la productividad agrícola; cambios en el panorama minorista, o la pérdida de clientes clave en el comercio detallista o en el servicio de alimentos; incapacidad para expandir operaciones en los mercados emergentes y en desarrollo; fluctuaciones cambiarias; aumentos de las tasas de interés; incapacidad para mantener buenas relaciones con nuestros socios embotelladores; deterioro de la condición financiera de nuestros socios embotelladores; aumentos en los impuestos a la renta, cambios en las leyes de los impuestos a la renta o resoluciones fiscales desfavorable; aumento de o nuevos impuestos indirectos en Estados Unidos y alrededor del mundo; aumento de los costos, interrupción del suministro o escasez de energía o combustibles; aumento de los costos, interrupción del suministro o escasez de ingredientes, otras materias primas o materiales de empaque; cambios en las leyes y reglamentos relativos a los empaques de bebidas y envases; importantes requisitos adicionales de etiquetado o advertencias o limitaciones en la comercialización o venta de nuestros productos; incapacidad para proteger nuestros sistemas de información contra la interrupción del servicio, la apropiación indebida de datos o violaciones a la seguridad; condiciones económicas generales desfavorables en Estados Unidos; condiciones económicas y políticas desfavorables en los mercados internacionales; litigios o procedimientos legales; falta de protección adecuada, o litigios relativos a marcas registradas, fórmulas y otros derechos de propiedad intelectual; condiciones climáticas adversas; cambio climático; daño a nuestra imagen de marca y a la reputación corporativa por medio de publicidad negativa, incluso si es injustificada, en relación con la seguridad del producto o la calidad, los derechos humanos y laborales, obesidad u otros problemas; cambios en, o incumplimiento de las leyes y reglamentos aplicables a nuestros productos o a las operaciones de nuestro negocio; cambios en las normas de contabilidad; incapacidad para lograr nuestros objetivos generales de crecimiento a largo plazo; deterioro de las condiciones del mercado crediticio a nivel mundial; incumplimiento de parte de o falta por parte de una o más de nuestras instituciones financieras contraparte; incapacidad para renovar los convenios colectivos en condiciones satisfactorias, o que nosotros o nuestros socios embotelladores experimentemos huelgas, paros laborales, o conflictos laborales; cargos por deterioro futuro; obligaciones por planes de retirada de múltiples empleados a futuro; incapacidad para integrar y gestionar de forma exitosa nuestras operaciones de embotellado que son propiedad de la compañía o controladas por la Compañía; incapacidad para manejar exitosamente nuestras actividades de refranquiciamiento; incapacidad para manejar con éxito las posibles consecuencias negativas de nuestras iniciativas de productividad; incapacidad para cumplir una parte significativa de los beneficios previstos de nuestra relación estratégica con Monster; imposibilidad para atraer o retener mano de obra altamente calificada; eventos catastróficos globales o regionales, incluyendo actos terroristas, ataques cibernéticos y ataques radiológicos; y otros riesgos que se mencionan en los documentos de nuestra Compañía ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés), incluyendo nuestro Informe Anual en el Formulario 10-K para el año que finalizó el 31 de diciembre de 2016, y nuestros informes trimestrales presentados posteriormente en el Formulario 10-Q, cuyos documentos están disponibles por parte de SEC. No debe confiar excesivamente en las declaraciones prospectivas, que son válidas únicamente en la fecha en que se hacen. La Compañía Coca-Cola no asume ninguna obligación de actualizar o revisar públicamente en el futuro ninguna declaración prospectiva.

 

Descargue la conciliación de las Medidas Financieras GAAP y No GAAP (PDF)