El respeto al derecho que tienen los padres y cuidadores de tomar decisiones por sus hijos es la base de nuestras Prácticas de Mercadeo Responsable. Creemos que las aulas deben estar libres de publicidad para los niños, y respetamos las decisiones de los padres y de las autoridades escolares sobre cuáles bebidas se ponen a disposición durante el horario escolar.

Tuvimos normas voluntarias sobre la presencia de bebidas en escuelas en Europa, Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y Australia, y desarrollamos los Principios Globales sobre la Presencia de Bebidas en Escuelas.

En estos Principios se establecen las directrices que orientan nuestras prácticas en los más de 200 países donde se consumen nuestros productos. Estos lineamientos aplican para todas las bebidas que llevan marcas registradas que son propiedad y / o autorizadas por la Compañía Coca-Cola, y que nuestros socios embotelladores locales distribuyen directamente a escuelas primarias y secundarias. Al ser una compañía global que opera como un negocio local, cumplimos también con todas las normas locales suplementarias en relación con la venta de bebidas en las escuelas.

Nuestro Compromiso

No ofreceremos nuestras bebidas para la venta en escuelas primarias. Si una autoridad escolar así nos lo pide, haremos todo lo posible para cumplir con su solicitud. Además, si nos lo piden, pondremos a su disposición todo nuestro portafolio de productos en las salas o zonas para maestros que son de acceso restringido para los estudiantes. Llevaremos un registro donde se refleje la solicitud de cada escuela primaria.

Cuando ofrezcamos nuestras bebidas para la venta en escuelas secundarias, trabajaremos con las autoridades escolares para asegurar la disponibilidad de una amplia variedad de bebidas (incluyendo agua, jugos y otras bebidas en sus versiones regulares y bajas en calorías / sin calorías).

En las instituciones educativas donde los estudiantes de primaria y secundaria comparten un espacio o edificio común, nuestro enfoque, en comunicación con las autoridades escolares, será proporcional a la mayoría de la población estudiantil.

Cuando las autoridades escolares soliciten nuestro apoyo para actividades extracurriculares o educativas, por ejemplo, bailes escolares, producciones teatrales, conciertos de bandas, actividades deportivas, consideraremos estas solicitudes dentro del espíritu de estos Principios.

Comunicaremos estos lineamientos a terceros distribuidores en los casos en que ni la Compañía Coca-Cola ni sus socios embotelladores controlan la distribución final de nuestras bebidas en las escuelas.