No importa en cuál país de América Latina vivas, las pupusas son un plato que no puedes dejar de probar. Aunque salvadoreñas por naturaleza, actualmente puedes encontrarlas en todos los países de la región, incluso en los Estados Unidos, donde podemos saborearlas en pupuserias de ciudades como Nueva York, con su célebre ¨Solber Pupusas¨ o en Los Ángeles, en la ya popular ¨El Chico Loco¨.

Lee por aquí la historia de las Pupusas que conquistaron los paladares de Nueva York.

Para los recién llegados a esta constelación gastronómica, la pupusa es una tortilla de maíz o arroz gruesa, hecha a mano y rellena de múltiples ingredientes como queso, frijoles, chicharrones y tantas otras posibilidades como el apetito o la imaginación nos presente.

Su origen se remonta a períodos precolombinos y su popularidad actual a su valor nutricional y social. Reconocidas por la Organización Mundial de la Salud como base de alimentación salvadoreña, es el indiscutible centro de reunión de los habitantes de esa nación.

Tan sólo con iniciar una búsqueda con el hashtags #Pupusas en Twitter o Instagram, se puede observar la versatilidad culinaria de este platillo, así como su mayor constante, la reunión con la familia o los amigos.

Pupusas por el mundo

A la popularidad creciente de este platillo le han valido múltiples aproximaciones y reconocimientos, desde gastronómicos hasta académicos, una celebración nacional única en su tipo y la pupusa más grande del mundo registrada en los récords Guinness.

En 2005, un decreto legislativo estableció cada segundo domingo del mes de noviembre como el Día Nacional de la Pupusa. Desde entonces se celebra cada año en todo el país.

Escogida por la cadena de noticias CNN como la mejor comida callejera de Nueva York en 2014, este año el mundo gourmet también puso su mirada sobre este plato típico.

El sitio de gastronomía Eater, un destacado referente de comidas en distintas ciudades del mundo, hizo su homenaje a las pupusas. Entre la bondades destacadas por su corresponsal Lucas Peterson sobresale el aspecto exterior sencillo, pero siempre ¨sorprendente en la variedad de sabores¨, así como el buen humor y la amabilidad de quienes las preparan.ç

Este año, el sitio de noticias Buzzfeed también elogió a las pupusas en una nota que destaca su creciente presencia en distintas partes del mundo, su sabor, versatilidad y  precio accesible.

Pupusa  Guinness

El 25 de noviembre de 2012 en el marco del Día Nacional de la Pupusa, se cocinó la pupusa más grande del mundo en la ciudad de San Salvador, que fue incluida en la lista de los récords Guinness.

La pupusa gigante fue elaborada por 30 chefs, quienes necesitaron 150 libras de harina, 90 libras de queso, 50 libras de chicharrón y 50 libras de frijoles. Después 3 horas de trabajo y alrededor de 15 minutos de cocción, el récord mundial de la pupusa estaba listo, con un tamaño de 13.44 mts de circunferencia, 4.25 mts de diámetro, con capacidad de alimentar a 2000 personas.

La iniciativa surgió de la marca de refrescos Tropical, que forma parte de la cartera de productos de Coca-Cola en El Salvador, y que lleva más de 90 años en la mesa de los salvadoreños.

Por ser parte de la cultura Salvadoreña, Tropical participa del Día Nacional de las Pupusas, proponiendo múltiples actividades culturales y recreativas. De esta manera, la marca apoya la divulgación de las distintas versiones de pupusas según pueblos y regiones, como el caso de Izalco, conocido por sus pupusas hechas en comal y particularmente famoso por el Pupusodromo Izalqueño, donde se realizan los célebres concursos de comelones de pupusas.