Diversos estudios de la psicología del deporte coinciden en que la música puede aumentar nuestro rendimiento al entrenar. Además de este hecho específico, está comprobado que la música ejerce múltiples beneficios sobre nuestra salud y rendimiento general, es eficaz para disminuir el dolor, aumenta nuestra capacidad de concentración, fortalece nuestra inmunidad y mejora nuestra coordinación, entre otros beneficios.  

Entre otros efectos positivos, escuchar música implica el uso de todo el cerebro y  conecta nuestro estado de conciencia actual con emociones anteriores. Además, la música provoca que nuestro cuerpo libere una sustancia llamada dopamina, que se asocia a nuestro bienestar, motivación y más deseos de ponernos en movimiento.

Deportivamente hablando, la música bien utilizada permite que nuestro sistema cardiovascular se optimice, ya que contribuye a que arterias y venas se dilaten hasta un 26%, lo cual implica que la sangre fluya más libremente por nuestro cuerpo, alimente a los músculos, impidiendo que nos agotemos antes de tiempo.

¿Cómo influye la música en mi desempeño deportivo según la ciencia?

Para los psicólogos del deporte elegir el playlist correcto no es un ingrediente menor a la hora de hacer ejercicio. Escoger la música correcta puede mejorar la calidad de nuestros entrenamientos. A continuación, algunos de los principales beneficios de la música en relación con el desempeño deportivo.

  • Disminuye la sensación de fatiga (Disociación)

La música ayuda a desviar los pensamientos de las sensaciones de agotamiento, nos distrae la atención hacia aspectos no relacionados con la tarea que estamos realizando, y en el caso de la actividad física nos beneficia.

  • Promueve la activación física

Los científicos hablan de una función energizante de la música,  responsable del aprovechamiento de los recursos del cuerpo ante actividades vigorosas e intensas. En este sentido la música altera la activación fisiológica y emocional, lo que la convierte en un estimulante para los entrenamientos, del mismo modo como un sedante para calmar sensaciones de ansiedad.

  • Facilita la sincronización

Diversas investigaciones señalan que la sincronización de la música con el ejercicio repetitivo se asocia a mayor calidad de trabajo en entrenamientos, en deportes como el remo, el ciclismo, el esquí y el atletismo de fondo, por ejemplo.

  • Ayuda a la adquisición de habilidades motoras

La música ayuda a movernos mejor, ya que el cuerpo inconscientemente realiza una analogía visual del sonido. Esto ocurre debido a que la música replica formas de ritmo corporal y muchos otros aspectos de la locomoción humana. Por lo tanto, la música puede transportar el cuerpo a través de patrones de movimiento eficaces.

¿Qué tipo de música es la indicada para mejorar mi rendimiento deportivo?

Según los investigadores para que la música logre aproximarnos a la llamada “Zona de Rendimiento Óptimo” es preciso identificar qué emociones específicamente despierta en cada deportista.

Uno de los aspectos más destacados por los expertos en la psicología del deporte es que las canciones deben ser conocidas y de nuestros gustos musicales, pues de esta forma garantizamos  la conexión emocional positiva y su réplica motivacional.

Otras consideraciones a tener en cuenta para escoger la música son el tipo de actividad que se llevará a cabo, el resultado deseado de la sesión o actividad deportiva y la intensidad de dicha actividad.

En este sentido, la psicología ha comprobado que las letras de la música bien elegidas pueden reforzar el rendimiento de una práctica deportiva. Por ejemplo, en el atletismo, letras que impulsen a correr, saltar, resistir, serán más efectivas.

Algunos consideraciones generales para la correcta selección de la música destacados por los especialistas son:

  • Escoge ritmo, energización o calma, según los requerimientos de tu actividad deportiva.

  • Busca letras positivas, preferiblemente asociadas con el movimiento.

  • Selecciona un patrón rítmico acorde a los patrones de movimiento del ejercicio que realizarás.

  • Incluye en tu playlist canciones asociadas con el deporte, el ejercicio, el triunfo o la superación de la adversidad.

  • No te fuerces, disfruta del estilo o géneros de tu gusto y cultura musical.

Fuente: http://psicodeporteyrendimientooptimo.blogspot.com/2013/08/efectos-de-la-musica-en-el-deporte-y-el.html