Este año 160 colaboradores de la Compañía Coca-Cola y FEMSA sembraron 1200 árboles en un área montañosa de dos hectáreas de la Universidad de la Paz, Costa Rica, como parte del Programa Agua para el futuro del Sistema Coca-Cola.

Tras haber alcanzado la huella hídrica neutral, el ambicioso objetivo de devolver toda el agua que la Compañía Coca-Cola consume en sus procesos productivos a nivel mundial,  continúan las acciones de voluntariado que los distintos países realizan para sostener este objetivo en el tiempo.


De acuerdo con Alejandro Calvache, Coordinador de Seguridad Hídrica de TNC, el apoyo de los colaboradores en la siembra permite continuar con el programa Agua Por el Futuro, que ayuda a reducir el impacto que la deforestación tiene para el medio ambiente en las zonas de los Andes y sur de Centroamérica tales como:

  1. La mayor parte del agua se incurriría por la superficie del suelo con la consecuente disminución en la recarga de los mantos acuíferos.

  2. Un aumento de la cantidad de sedimentos arrastrados, debido a que el suelo está desnudo y no hay vegetación que la retenga.

  3. Mayor  contaminación química y orgánica del ambiente, que ya no será filtrada por los árboles.

  4. La pérdida de la biodiversidad propia de los bosques.

  5. La disminución de la captura de carbono que realizan los árboles.

    Por todas estas razones, aunque en el 2015 se devolvió toda el agua utilizada a los ecosistemas, la tarea no se agota en el cumplimiento de esta meta, sino que comprende el compromiso global de la compañía de mantener estas acciones en el tiempo.

    Debido a esto, una parte de los voluntarios de la jornada 2016 también se abocó a dar mantenimiento y repoblar sectores sembrados en el 2015, donde ya podían apreciarse ejemplares con buen crecimiento, totalmente establecidos.

    Todas la especies sembradas son autóctonas y propias del Valle Central de Costa Rica, como el Tubus, Cedro Amargo, Chumico, Cortez Amarillo, Vainillo, Roble Sabana, Cortez Negro, Cedro Cocobolo, Tucuico o Roble Coral, entre otras.

    Trabajo en equipo y comunicación: la receta para el éxito

    Para alcanzar la meta en la siembra se necesita una buena dosis de trabajo en equipo y comunicación constante, pero sobre todo estar abiertos a compartir una experiencia diferente con nuestros compañeros de trabajo.

    Bajo el sol, con el sudor cayendo por la frente y las manos llenas de tierra, Nelson Castro, del departamento de Recursos Humanos de Coca-Cola Femsa, disfrutaba su primer siembra en medio de chistes que motivaron a que el equipo al que pertenecía plantara 350 árboles.

    Nelson aprovechó para compartirnos algunas reflexiones y aprendizajes surgidos del contacto con sus compañeros de trabajo en la actividad.



    La jornada de siembra contó con el apoyo de miembros de The Nature Conservancy (TNC) y su socio local, la Fundación para el Desarrollo de la Cordillera Volcánica Central (FUNDECOR) y forma parte de una ambiciosa iniciativa que comprende 6 países de la región, que ya han logrado reforestar 4500 hectáreas en total.

    En este sentido, la colaboración de los voluntarios y sus brazos sembradores de árboles es vital, así como las alianzas con socios estratégicos como FUNDECOR que le dan el mejor destino a esta energía, con estudios de factibilidad científica que indican los lugares donde la reforestación tendrá el impacto más significativo.