Desde que llegó al mercado en 2009, Coca-Cola Freestyle ha reinventado la experiencia de las bebidas fountain, ofreciendo una variedad de opciones de bebidas sin precedentes, en un formato divertido e interactivo. Y los elegantes dispensadores táctiles están impulsando el tráfico de comensales y las ventas de bebidas en restaurantes, cines, parques de atracciones, tiendas de conveniencia y otros clientes de Coca-Cola en Norteamérica y muchos otros países.

Mientras las máquinas fountain tradicionales ofrecen entre seis y ocho opciones, Coca-Cola Freestyle utiliza la tecnología de micro-dosificación para entregar más de 150 categorías de bebidas gaseosas y no carbonatadas, entre las que se incluyen más de 70 opciones bajas en calorías / sin calorías, y más de 90 selecciones libres de cafeína. Coca-Cola Freestyle ofrece variedad de bebidas para todos los gustos, estilo de vida y ocasión, incluyendo más de 80 marcas que no se encuentran en ningún otro lugar.


La huella de distribución de Freestyle ha duplicado su tamaño desde 2014 y no muestra señales de desaceleración. Actualmente, más de 40.000 unidades sirven un total combinado de 14 millones de bebidas de 8 onzas por día, y cada semana se instalan máquinas en nuevos mercados y canales. El equipo también sigue yendo más allá en cuanto a innovación, con nuevos modelos de equipos, marketing, marcas y más.

Nos reunimos con los líderes de Coca-Cola Freestyle, Joel Bishop y Chris Hellman, quienes compartieron con nosotros una actualización de los resultados iniciales, mejoras recientes y el camino a seguir.

Haber duplicado el negocio de Coca-Cola Freestyle en los últimos dos años no es poca cosa. ¿Cómo lo hicieron?

Bishop: En primer lugar, estamos haciendo un mejor trabajo entendiendo cómo Coca-Cola Freestyle puede mejorar de forma única las marcas de nuestros clientes y la experiencia de sus comensales. Estamos aprovechando Freestyle no sólo como una máquina fountain, sino como un verdadero activo de marketing que los clientes pueden utilizar para construir su negocio. También seguimos buscando formas de innovar y mejorar la experiencia de Coca-Cola Freestyle y desarrollar soluciones que se ajusten a los conceptos de nuestros clientes.

Hellman: Nuestra innovación más reciente, Coca-Cola Freestyle 7000, es un gran ejemplo. Es un dispensador para mostrador más pequeño, que lleva la experiencia Freestyle a los clientes de volumen medio como bocaterías, pulperías y similares. Hemos instalado 1.500 de estas unidades independientes, las cuales ofrecen 80 opciones de bebidas (en comparación con las 150 del modelo insignia) y, muy importante para estos clientes, mejoran la eficacia operativa. En este momento, estamos probando dos dispensadores más a nivel internacional. Es importante destacar que la misma interfaz del consumidor se utiliza en toda la flota, y todas las máquinas de Coca-Cola Freestyle utilizan la tecnología de micro-dosificación. Esto asegura la coherencia en la experiencia del usuario, la calidad superior de la bebida, y el gran sabor que nuestros fans aman. También estamos incorporando nuevas marcas y categorías a la plataforma.


Coca-Cola Freestyle tiene su inicio en el canal de restaurantes de servicio rápido. ¿Se ha expandido a otros concesionarios?

Hellmann: De hecho, la experiencia está teniendo éxito en una amplia gama de canales, desde tiendas de conveniencia y supermercados, a parques temáticos y teatros, colegios y universidades. Hay 22 bebidas fuera de casa, que usualmente las satisfacen diversas categorías minoristas. Coca-Cola Freestyle nos permite refrescar a los consumidores con una variedad de bebidas durante todo el día en sus lugares de preferencia.


Hablando de los consumidores, ¿qué han dicho ellos al respecto?

Hellmann: Les encanta la máquina, les fascina interactuar con ella. Y después de seis años en nuestra jornada de comercialización, ya no estamos en el período de luna de miel. Las referencias en cuanto a opciones y el gran sabor siempre surgen, pero también estamos empezando a escuchar comentarios como: "Me encanta volver a tomar mis bebidas favoritas y experimentar con nuevas marcas o mezclas en Freestyle", por ejemplo, Barq’s (cerveza de raíz), es una de nuestras marcas más populares.

‘Nuestra investigación muestra que el tráfico hacia los puntos de venta donde hay un dispensador de Coca-Cola Freestyle es superior a los puntos de venta donde no hay uno. Esto significa que los consumidores están buscando la experiencia Freestyle en gran medida debido a la variedad de opciones de bebidas exclusivas que ofrece y que no pueden encontrar en otro sitio. Más del 80 por ciento de los consumidores encuestados dijo que la presencia de Freestyle hace que la experiencia en el restaurante sea, en general, más agradable'.

 


Bishop: Estamos modernizando la experiencia Coca-Cola Freestyle con una nueva interfaz digital, la cual mejora la percepción de Coca-Cola y de nuestros clientes, como un transformador y que entrega una experiencia más atractiva. Y nuestra aplicación móvil permite a los fans crear mezclas personalizadas que mantienen la calidad constante de cada porción que se vierte. El hecho de que cada una de las marcas de Freestyle tiene su propia receta cuidadosamente elaborada mejora esa calidad y construye la lealtad del consumidor.

¿Qué medidas están tomando para brandear a Coca-Cola Freestyle?

Hellmann: Freestyle es único en el sentido en que estamos tratándolo como un activo de marketing, no como una pieza del equipo comercial. Hemos pasado mucho tiempo tratando de crear una conexión abierta con el consumidor. Estamos desarrollando una nueva identidad visual y campaña con el lema "Choose Freely” (Elige Libremente). Nuestros clientes están a bordo pues ven a Freestyle como un activo que pueden utilizar para comercializar sus programas y ofertas.


¿Qué impacto ha tenido Coca-Cola Freestyle en nuestros clientes, tanto en términos de la línea de fondo como de la percepción de marca?

Bishop: Nuestra investigación muestra que el tráfico hacia los puntos de venta donde hay un dispensador de Coca-Cola Freestyle es superior a los puntos de venta donde no hay uno. Esto significa que los consumidores están buscando la experiencia Freestyle en gran medida debido a la variedad de opciones de bebidas exclusivas que ofrece y no pueden encontrar en otro sitio. Más del 80 por ciento de los consumidores encuestados dijo que la presencia de Freestyle hace que la experiencia en el restaurante sea, en general, más agradable. Estamos viendo un impacto en las opciones de los consumidores para comer fuera de casa, lo que se traduce en más visitas, más venta de bebidas e ingresos en general para nuestros clientes. En Freestyle, nuestras marcas de bebidas gaseosas están creciendo dos dígitos: Sprite es nuestra marca de más rápido crecimiento en Freestyle, y estamos viendo resultados similares en el segmento de las bebidas sin gas.

‘Nuestra huella total está creciendo, y nuestra familia de dispensadoras es cada vez más grande. Y lo más importante, dentro del punto de venta tenemos una historia de verdadero crecimiento de la categoría en desarrollo’.

 


Hellmann: Estamos viendo un fuerte aumento en el volumen en comparación con los puntos de venta donde hay un legado de equipo fountain, tanto para bebidas gaseosas como sin gas. Los clientes nunca están muy lejos de P & L ...ellos reconocen que si Freestyle impulsa el tráfico en las tiendas y la incidencia de bebidas, entonces impulsará las ganancias.

El negocio total de Coca-Cola Freestyle representará más de 200 millones de cajas unidad a finales de este año. Es grande y está en crecimiento. ‘Nuestra huella total está creciendo, y nuestra familia de dispensadoras es cada vez más grande. Y lo más importante, dentro del punto de venta tenemos una historia de verdadero crecimiento de la categoría en desarrollo’.