Fuera de los lugares comunes y estereotipos, el amor puede manifestarse de múltiples formas y hacia relaciones diversas, ya sean filiales, sentimentales o amistosas. Existe el amor por los padres, por los hijos, entre cónyuges, hermanos, hacia nuestras mascotas o pasiones de la vida.

Muchos filósofos e intelectuales sostienen que todo lo que hacemos en esta vida es por amor a alguien o algo. El destacado psicólogo social y filósofo alemán Erich Fromm escribió todo un libro donde estudia la naturaleza del amor en sus diversas formas, para desarrollar una tipología de las formas que nuestro amor puede tomar bajo el sugestivo título ¨El arte de amar.¨ El amor tiene esa capacidad de mutar y dirigirse hacia objetivos múltiples. Pero además, parece que es todo un arte en el que hay que entrenarse.

¿Existe el amor eterno?

¨El amor eterno existe siempre y cuando actuemos con un poco de fe poética¨ dice con sorna el periodista y escritor Argentino Alejandro Dolina, experto en el desarrollo literario del tema. Por su parte, el Premio Nóbel de literatura colombiano Gabriel García Márquez, entre otros grandes escritores, llevó esta fe al extremo en el relato de un amor contrariado que encontró su épico final feliz en el desenlace de la historia de Florentino Ariza y Fermina Daza, en “El Amor en los Tiempos del Cólera”.

Entre una y otra de estas dos miradas extremas, la de las historias de amor para toda la vida y la aceptación de que el enamoramiento es un sentimiento efímero, parece jugarse la realidad de nuestras relaciones. Y más allá de las cientos de miles de canciones, libros, películas y obras faraónicas que lo honran y lo nombran, este mes el amor celebra su día en gran parte del mundo. Ya sea en los tiempos del cólera o del Internet, parece seguir moviendo todo lo que pasa en este mundo de hoy.

¿Está el amor de tu vida en las redes sociales?

Fromm sostiene que las historias proyectadas por las producciones cinematográficas y otros grandes relatos han creado una errónea idea de lo que es "el amor". Para este estudioso no existe el vivieron felices por siempre, como tampoco existe el príncipe azul, ni la princesa perfecta; pues nadie se puede desprender de la condición humana imperfecta.

¿Pero qué nos pasa hoy con las redes sociales? Para el sociólogo, filósofo y ensayista Zygmunt Bauman, las relaciones interpersonales actuales son mucho más cortas y frágiles, muchas veces regidas por el empeño de gustar plenamente, que es incompatible con las relaciones amorosas. La inmediatez de las redes sociales muchas veces amplifican este aspecto.

Un estudio sobre adolescentes en redes sociales realizado por la consultora digital Findasense, afirma que ningún like se compara con que el chico o la chica que te gusta te invite a salir. Según el estudio, las redes sociales son buenas para un comienzo, pero lo que vale en definitiva es lograr ese encuentro final cara a cara. ¨El reflejo de perfección de los espejos de redes sociales, son más útiles para contactarnos que para fortalecer y hacer crecer una relación¨, sostiene Bauman.

De San Valentín al amor de hoy

Los orígenes de la celebración del día de los enamorados datan del Siglo III, cuando en el Imperio Romano el emperador Claudio II decidió prohibir las bodas entre los jóvenes para tener más hombres solteros. Según su pensamiento así estarían más dispuestos y con menos ataduras para la guerra. Pero un sacerdote, San Valentín, consideró que el decreto era injusto y comenzó celebrar en secreto los matrimonios de los jóvenes enamorados.

Además, en la antigüedad muchas culturas consideraban que el amor era un padecimiento o mal y se sometía a los enamorados a todo tipo de hechizos y remedios para curarlos. Por suerte hoy se celebra espontánea y libremente por todos los rincones del planeta.