Hay un antes y un después del día en que Coca-Cola cambió su logo por el nombre de sus consumidores. Parafraseando la época de compartirlo todo en las redes sociales, la marca se unió a esta forma de comunicación directa y lo hizo en presencia completa, haciendo algo que nadie hubiera imaginado antes: tu nombre podía estar en una Coca-Cola.

Descubre cómo empezó la campaña.

Rocío Aguilar, costarricense, amante de la gastronomía y Teen recruitment Business Leader en Coca-Cola Latin Centro, no escapó a esta sorpresa, es más, la vivió de forma intensa en la región donde #ComparteCocaCola pasó a ser la clave de una conversación en redes sociales con más de 30.000 menciones en el 2015.

La historia de la idea: ¿Dónde, cuándo, cómo surgió Comparte  una Coca-Cola?

Comparte una Coca-Cola, Share a Coke (SAC), por sus siglas en inglés, fue creada por Ogilvy & Mather Sydney, en el año 2011 y debido a su éxito se ha implementado en más de 85 países, incluyendo Estados Unidos, México, toda Centroamérica, Colombia, Ecuador, Venezuela y el Caribe (República Dominicana, Trinidad & Tobago, Jamaica, Haití, Guyana, Surinam, French West Indies, Aruba, Curazao, Barbados y Bahamas).

¿Qué sentiste cuando viste tu nombre por primera vez en una Coca-Cola? ¿Te acordás dónde fue que lo viste?

La primer Coca-Cola que vi con mi nombre fue la que nos regalaron en la oficina con el lanzamiento de la campaña. Se hizo un pequeño kit donde venía una con nuestro nombre y otra para compartir.  Yo venía siguiendo la campaña, entonces no fui tan sorprendida, sin embargo fue lindo, sentí emoción al tenerla, y al final aquí la tengo sobre mi escritorio, la conservo.

¿Cuál es la historia más loca que escuchaste que alguien haya hecho por una Coca-Cola con su nombre?

La más sorprendente para mí fue la de un consumidor que desde Colombia creó un grupo de Facebook, para que alguien le consiguiera una botella de Coca-Cola en otro país con su nombre y se la enviara.  A raíz de eso, encontramos muchas otras historias y generamos vídeos inspirados en esas historias reales.

¿Pensás que esta campaña modificó la percepción que la gente tiene sobre la compañía? ¿De qué manera?

Yo creo que este tipo de campañas acerca la marca a los consumidores de una manera muy especial, es una acción muy valiente y demuestra qué tan importante son las personas para Coca-Cola. Además, ha dado pie a iniciativas similares de otras marcas; la gente sabe que la original fue Comparte una Coca-Cola, pero esto habla de la relevancia de la campaña.

También siento que Coca-Cola es de esas marcas icónicas de las cuales la gente se enamora y se apropia, como se apropia de sus objetos, como los vasos, las camisetas. Todas estas cosas se convierten en un símbolo más para las personas. Entonces, una Coca-Cola con nuestro nombre, cómo no se va a  transformar en ícono con significado propio.

Algunos datos de la campaña ¿La gente toma más Coca-Cola si lleva su nombre?

En Colombia se hizo un estudio de varias olas que arrojó datos muy descriptivos. Por ejemplo, de las muestras donde había gente que nunca bebía Coca-Cola, luego de la campaña un 30% de ellos la consumen. Las personas que no compraban, la mitad de ellos comenzó a hacerlo y de los que ya eran consumidores, un 30% aumentó la frecuencia de consumo.  La gente tuvo una razón muy original y diferente para hacerlo.

¿Si pudieras compartir una Coca-Cola con alguien famoso? ¿Con quién lo harías?

Con Oprah Winfrey, porque la admiro muchísimo y no creo que haya una Coca-Cola con ese nombre.

¿Cuáles son las acciones de marketing que más te han llamado tu atención? ¿Nos cuentas una?

Una de las activaciones que más me han hecho disfrutar de SAC 2015  es la de las Serenatas de los Mariachis en Ecuador, para disculparnos con las personas que el año pasado no habían encontrado el nombre en una botella. Era una versión de Mariachis un poco hipster, muy graciosa, que estaban a disposición para que las personas cuyos nombres no habían salido se nominaran. Entonces estos mariachis les hacían una canción de disculpas bajo el concepto tu nombre no salió pero eso ya cambió, en el formato de canciones de mariachis populares.

Además de tu nombre ¿Cuál es tu palabra preferida en la etiqueta de una Coca-Cola?

La carita feliz, sin duda. Ahora que tenemos los emojis como innovación en las etiquetas creo que es inevitable sonreír al ver esa carita tan sencilla, con ese mensaje tan poderoso.

Serenatas de los Mariachis en Ecuador