En Zipaquirá, Colombia, se encuentra La Catedral de Sal, una de las 7 Maravillas de Colombia y una visita obligatoria para todos los que visitan el país. En ella se puede vivir la experiencia de la vida de un minero, conocer cómo se extrae la sal y tomarse una Coca-Cola a 180 metros bajo tierra.

Puede interesarte: ¿Cúal fue la mejor Coca-Cola que tomaste en tu vida? La mejor Coca-Cola que tomé en mi vida fue...

La actual Catedral fue construida en una mina de sal activa, diseñada por el bogotano Roswell Garavito Pearl y consta de tres secciones principales: El Viacrucis, La Cúpula y naves.

 

IMG_1434.jpg

Al entrar al túnel de la mina, una red de luces ilumina el techo con la bandera de todos los países, una a la vez, y nos conducen a la entrada que lleva al viacrucis.

En este camino un guía explica tanto el diseño de la mina como tal, así como las estaciones del viacrucis, en cada una se encuentran esculturas de sal y mármol.

Conforme se avanza en el camino, más nos vamos internando en la montaña. La Catedral de Sal alberga distintas etapas, empezando por el viacrucis que luego pasa a la cúpula y finalmente se desciende por unos escalones para llegar a las naves, el punto más profundo del recorrido.

Estas imponentes salas albergan pilas bautismales y una cascada de sal cristalina, entre otras cosas.

La Nave Central, que puede albergar a 900 personas, es sostenida por cuatro inmensas columnas que simbolizan a Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Cerca de las naves se encuentra una plaza comercial que cuenta con teatros, ventas de artículos locales e inclusive una máquina para obtener peluches.

IMG_1488.jpg

Las obras de teatro recuerdan las raíces colombianas y la venta de joyería cómo gran parte del país vive de la extracción de sal y metales preciosos. En medio de todo este recorrido se puede conseguir una Coca-Cola bien fría y tomarla a 180 mts de profundidad, refrescarse y seguir el camino de esta verdadera maravilla colombiana.

¿Te has tomado una Coca-Cola a 180 mts bajo la tierra? Cuéntanos tu historia aquí