El ascenso a los niveles superiores del negocio puede ser difícil, especialmente para las mujeres. Eso hace que aprender las lecciones de las mujeres que han triunfado, sea aún más importante.

Tres de las directoras de la Compañía Coca-Cola, Helene D. Gayle, Alexis M. Herman y Maria Elena Lagomasino, se reunieron recientemente para participar en una sesión de una hora de preguntas y respuestas personales, con empleados de Coca-Cola, con el fin de conversar sobre esas lecciones.

Las panelistas, de diversos y variados orígenes, incluyendo salud pública, finanzas, trabajo social y negocios globales, brindaron oportunos consejos a las mujeres (y hombres) de Coca-Cola: creen conciencia sobre sí mismos, encuentren su pasión y arriésguense para ir tras ella, enfóquense, desarrollen sistemas de apoyo a su alrededor. Y dense cuenta de que no tienen que ser perfectos.

Reclutar, desarrollar, promover y retener a las mujeres es una parte clave de la aspiración de Coca-Cola de ser la compañía de bebidas más orientada a los consumidores a nivel mundial, dijo en sus palabras de apertura el Presidente y Director de Operaciones, James Quincey.

"La jornada en la que nos encontramos hacia el empoderamiento de las mujeres es una de las grandes oportunidades que tenemos para crecer y crear valor a través de nuestro sistema en los próximos años", dijo Quincey.

A continuación, presentamos algunos de los puntos más destacados de la conversación de una hora de duración. La sesión fue moderada por Therese Gearhart, quien, como Presidenta de la Unidad de Negocio Latin Center es responsable del negocio de Coca-Cola en 31 países. Ella es también copresidenta del Consejo Global de Liderazgo de la Mujer.


¿Cómo ven el camino que han recorrido a lo largo de sus carreras? ¿Cuáles fueron los dos o tres momentos cruciales que las pusieron en el camino?

Lagomasino: Llevo mucho tiempo trabajando con las familias y aconsejándolas sobre cómo tener éxito financiero. Creo que fue Steve Jobs quien dijo "no puedes conectar los puntos viendo hacia adelante; sólo puedes conectarlos mirando hacia atrás". Toda mi carrera ha sido sobre cómo ayudar a las familias a utilizar los recursos que tienen para beneficiarse a sí mismas, a sus comunidades y al mundo en general. Lo he estado haciendo durante unos 40 años. Haber venido de Cuba tiene mucho que ver con eso. No es difícil trabajar duro, no es difícil dedicar horas si te apasiona. Fui un poco lenta para entenderlo. Me tomó algunos años conectar esos puntos sobre por qué me apasionaba mi trabajo. Pero una vez que lo hice, seguí adelante.

Herman: Tengo una historia similar, pero en el sentido inverso. Empecé como trabajadora social con Catholic Charities en Mobile, Alabama. Pero al hacer el tradicional trabajo de casos, me di cuenta de que...no estaba viendo cambio alguno. Era más de lo mismo. Por lo que para mí, me involucré mucho en tratar de averiguar qué se necesitaría para verdaderamente lograr un cambio. Así que empecé sin siquiera saber realmente lo que estaba haciendo, organizando a los inquilinos; averiguando quiénes estaban inscritos para votar. Porque ustedes pueden tener algo de poder para cambiar sus vidas si votan. Y ellos no tenían trabajo. Así que empecé a pensar qué podía hacer para ayudar a traer puestos de trabajo a la comunidad.

Tuve la suerte de tener un supervisor que más o menos me dejaba hacer lo mío. Durante el fin de semana, yo pasaba el tiempo organizando a las familias y tratando de sacar a estos niños de las calles. Eso me llevó a los astilleros de Pascagoula, Mississippi. Ayudé a estos niños a ingresar como aprendices en los astilleros. Eventualmente, eso llevó a trabajar en Washington.

Llegué a entender que necesitaba estar en un espacio de cambio. Tengo que ver que ocurra un cambio significativo. Mirando hacia atrás, puedo tomar todo lo que he hecho, y colocarle una etiqueta que diga "rompiendo barreras".

Gayle: ¿Uh, un poco difícil de seguir, ¿no? (Risas.)

Mi teoría es que las oportunidades se abren, y si tienes una cierto principio rector, eso es lo que te lleva al siguiente paso. Porque sabes quién eres y qué es importante para ti.

Yo comencé mi carrera en pediatría. Estudié medicina porque quería entrar a una profesión que hiciera la diferencia. Crecí en los años 60, la "era del movimiento" y tenía este serio interés en el cambio social. Finalmente, me di cuenta de que no cambias el mundo por ti mismo.

En mi labor pediátrica, veía a los mismos niños entrar y salir de los hospitales. Para ellos, la sala de emergencias era como el consultorio de su doctor, porque eso era todo a lo que tenían acceso. Me interesé en cómo cambiamos los sistemas. Eso me llevó a la salud pública y a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, donde estuve casi dos décadas e hice varias cosas. Mucho del trabajo que hice en ese momento estuvo enfocado en el VIH y el SIDA. Cuando el VIH comenzó a evolucionar, la gente me decía que me "mantuviera alejada de eso - no es importante". Afortunadamente, no los escuché. Pero ese trabajo con el VIH me hizo pensar.

El impacto del VIH en las personas es desproporcionado, ya que son pobres o marginadas de muchas maneras. Me hizo pensar en esa conexión entre la salud y asuntos sociales más extensos. En CARE, nos interesa aliviar la pobreza extrema. Todavía siento que la salud sigue siendo fundamental para quien soy. Pero me he dado cuenta de que tienes que mirar ampliamente todas las cosas que afectan la vida de las personas, como la educación.

No creo que una carrera sea necesariamente una jornada deliberada. Se trata de venir a trabajar todos los días y encontrar lo que te hace sentir completamente vivo como persona.

Lagomasino: En mi caso, me encontraba en la cima de mi carrera, y el panorama realmente cambió. La industria financiera pasó de ser un negocio de servicios a un negocio de ventas. El sistema cambió de, "vamos a enfocarnos en ayudar a las familias", a usar a las familias para venderles más cosas para que las instituciones financieras puedan ganar más dinero. Así que yo estaba dirigiendo esta organización y tenía una opción. Podía ser fiel a mí misma e irme, o podía quedarme y mantener todos los beneficios. Y para mi estaba claro que tenía que irme. Fue la mejor decisión que tomé.


Algunas de ustedes han mencionado la importancia de la autoconciencia. ¿Tuvieron alguna revelación o manifestación en la definición de sus carreras?

Herman: Oh, yo tuve demasiadas (risas). Mi desafío era mantenerme enfocada. Debía ser muy deliberada e intencional sobre mi vida. (Washington está en una línea de tiempo corta) lo que te obliga a concentrarte en dónde puedes lograr un impacto. Ayudé a liderar el esfuerzo cuando el presidente Carter creó la primera fuerza laboral de mujeres propietarias de negocios de la Casa Blanca.

Elegí el camino empresarial para mí. Tenía $10.000 dólares a mi nombre y empecé mi negocio con esos 10.000 dólares. Tuve una visión, puede que no haya tenido una estrategia.

Gayle: Cuando pienso en momentos clave, éstos son sobre personas. Tener personas a tu alrededor con las que puedes contar. Y estar dispuesto a arriesgarte y salirte de la ruta tradicional.

Recuerdo haber recibido la llamada de reclutamiento de la Fundación Bill y Melinda Gates. Tardé un tiempo en darme cuenta cuán grandes eran los Gates en el mundo. Y a ellos les tomó un año reclutarme para mudarme a Seattle, porque yo tenía una vida cómoda aquí en Atlanta. Pero fue una experiencia totalmente novedosa que me ayudó a ver el mundo de una manera nueva.

Las personas dentro de Coca-Cola también se arriesgan, moviendo a sus familias alrededor del mundo. Esas experiencias son importantes. Me podría haber quedado en un solo camino, pero terminé dirigiendo una gran organización sin fines de lucro. Para mí, todas esas experiencias han sido maravillosas.

El factor riesgo estuvo presente en las carreras de ustedes tres, a medida que hubo cambios en momentos significativos. ¿Qué tan importante es la experiencia del Concejo?

Gayle: Creo que es una gran oportunidad porque es una forma de complementar lo que estás haciendo en tu vida cotidiana. Comencé en una serie de Consejos sin fines de lucro. Es una experiencia de liderazgo, pero también es una oportunidad para salir de tu zona de confort. Romper con el entorno que mejor conoces, también es una forma de aprovechar una parte diferente de ustedes mismos. La oportunidad de servir en un Concejo es que tiene algo que ver con tu comunidad...creo que nos ayuda a ejercitarnos a nosotros mismos como personas.

Lagomasino: Es una gran experiencia de aprendizaje. Ojalá des tanto como recibes, porque recibes mucho. Para formar parte del directorio de una compañía como la Compañía Coca-Cola, no solo se piensa en términos de los accionistas, sino que realmente piensan en las partes interesadas y en hacer la diferencia en el mundo, lo cual es un gran privilegio. El rol de liderazgo que esta compañía tiene en términos de cambiar la gobernancia corporativa y hacer del mundo un lugar mejor, es inmenso.

Herman: Yo añadiría que, además de las juntas corporativas y los concejos sin fines de lucro que ya han sido mencionados, es crucial tener una junta personal. Cuando empecé mi empresa, sabía que necesitaba un consejo. Así que contraté a tres personas. ¡Tenía más miembros en la junta que personal! Pero yo tenía un consejo y me gustaba poder decir "Tengo un concejo". He descubierto que las personas influyentes, cuando estás trabajando duro para hacer la diferencia, intervienen y ayudan.

¿Pueden hablar de la disciplina de la reflexión? Si ustedes se aconsejaran a ustedes mismas cuando empezaban, ¿qué se dirían?

Gayle: Yo diría que no tienes que ser perfecto. Es difícil generalizar, pero creo que las niñas crecen con esta sensación de querer complacer y sentir que necesitas ser perfectas. Pienso en mí misma cuando era una mujer joven. A menudo sentía que necesitaba hacer más y ser mejor - yo era joven, femenina y afroamericana. Siempre existe este equilibrio entre asegurarse de que te estás aferrando a un estándar de excelencia, pero sin borrar tu autenticidad. Una de las cosas que la gente realmente aprecia, particularmente en los roles de liderazgo, es que estés dispuesto a ser vulnerable y cometer errores a veces.

Lleva a tu yo verdadero a una situación particular. Yo le hubiera dicho a mi yo más joven que se diera una oportunidad y se diera cuenta de que no tiene que ser perfecta. Está bien equivocarse. A veces cometiendo errores es donde aprendes lo mejor. No te culpes por no ser perfecto.

Herman: Ojalá antes hubiera sabido reconocer que necesitaba más de un sistema de apoyo. Que no necesitaba sostener todo. Crear esas redes es tan importante – rodearte de personas y preguntarles, "Wow - ¿cómo haces eso?" Realmente debes tomar decisiones sobre con quién pasas el tiempo. Esas personas pueden mantenerse motivado incluso cuando hay gran cantidad de cosas negativas.

Conoce la importancia de arriesgarte. Debes estar dispuesto a salir de esa zona de confort. Siempre tienes que estar abierto a esa posibilidad. Y debes rodearte de la clase de mentores de los que puedes aprender. Recibe consejos, acoge los puntos de vista. No sólo sueñes un nuevo sueño, sino que déjalo que esté bien cimentado. Se realista, se práctico sobre lo que puedes hacer, lo que necesitas para llegar allí. Invierte para que ese viaje siga siendo realista. A veces puedes estar tan ocupado planeando tu próximo movimiento que te olvidas de hacer un buen trabajo hoy. Asegúrate de recordar el hoy.

Lagomasino: Una cosa que realmente no entendí hasta que me encontré en los 40s era el poder de las amigas, y el poder de tener esa red de apoyo positivo. Somos increíblemente poderosas las unas con las otras. Cuando tenía 40 y tantos años, empezamos a reunirnos de nuevo y almorzar y compartir sobre nuestras situaciones profesionales y familiares. Ojalá hubiera conocido el poder de eso antes, y lo hubiera utilizado más, porque mi experiencia habría sido más rica.

Cuando miran sus propios recorridos, ¿por qué les gustaría que la gente las recordara?

Herman: Bueno, ¡todavía no hemos terminado! (Risas.)

Gayle: Espero haber hecho una diferencia en las vidas de las personas, y haber sido una buena amiga. Porque ser un buen amigo y una persona amable, importa. Todo esto es una cuestión de carácter. Creo que ser una buena persona importa. Así que espero que la gente diga que yo fui una buena persona y una buena amiga y que me esforcé por preocuparme por las personas.

Herman: Cuando un niño te mira a los ojos y dice: "Cuando sea grande, quiero ser como tú", te das cuenta de la clase de impacto que puedes tener en la próxima generación. Para mí, siempre se ha tratado de pasárselo a otros. Quisiera que la gente dijera que se los pasé.

Lagomasino: Así que, viajé con (el banquero estadounidense) David Rockefeller alrededor del mundo. Y él se convirtió en mi héroe por cómo trataba a la gente. No importaba si era el tipo que preparaba su desayuno, el presidente de la universidad, el gran filántropo o líder de negocios...David se despertaba por la mañana y preguntaba: "¿Cómo puedo hacer un poco más feliz a cada persona con la que interactúo?" Quisiera que ese fuera mi legado. Me gustaría hacer que todas las personas a las que tocó diariamente se sientan un poco mejor.

Como Directoras, ¿cómo se sienten sobre el progreso que Coca-Cola ha logrado en relación con el desarrollo del talento femenino? ¿Qué consejo pueden darnos para que sigamos avanzando?

Herman: Simplemente voy a agregar que creo que Coca-Cola está verdaderamente a la vanguardia del liderazgo con el ritmo de desarrollo y promoción que ha ocurrido, desde que Muhtar lo convirtió en un claro enfoque y una prioridad. Por lo tanto, cuando ves no sólo el crecimiento acelerado, sino también los puestos que hoy tienen, es necesario un diálogo intencional sobre cuáles son los pasos específicos para asegurar el éxito ya que el momentum continúa. No hay muchos modelos en el mercado para hablar de la experiencia de Coca-Cola. Eso significa que cuando estamos en un espacio pionero y necesitamos claridad, cuáles son las acciones que Coca-Cola debe tomar y quién es el dueño del proceso.

Gayle: Como es el caso en tantos ámbitos, creo que Coca-Cola es líder en la priorización del desarrollo de las mujeres dentro de la compañía. Dicho esto, se necesita una estrategia sólida y enfocada para lograr cambios sostenidos. Para emparejar el campo de juego e incorporar a las mujeres como participantes de lleno, capaces de desarrollar su potencial plenamente, se requerirán un liderazgo constante en toda la compañía y la voluntad para tomar ciertos riesgos. Es necesario hacer más, pero me estimula la dirección que veo. Como miembros del Concejo, creo que tenemos la responsabilidad de asegurarnos también de que responsabilizamos a los líderes del negocio a que continúen haciendo de esta una prioridad.

Lagomasino: Coca-Cola está haciendo muchas cosas que son correctas, y nos mantendremos firmes y comprometidas a continuar haciéndolas. Creo que dimos detalles sobre estar dispuestos a arriesgarnos, a asumir faenas fuera de la zona de confort, y desarrollar redes profesionales.

Sobre las Directoras

Helene D. Gayle, Directora Ejecutiva, McKinsey Social Initiative

r. Helene Gayle 300

La Dra. Gayle ha sido directora de la Compañía Coca-Cola desde 2013. Ella es la Directora Ejecutiva de McKinsey Social Initiative, una organización independiente sin fines de lucro fundada por McKinsey & Company, la cual reúne a expertos que resuelven problemas para desarrollar punto de vista innovadores para complejos retos sociales. La Dra. Gayle ocupó los cargos de Presidenta y Directora Ejecutiva de CARE USA, una importante organización humanitaria internacional, entre 2006 y 2015. De 2001 a 2006, fungió como directora del Programa de Salud Global de la Fundación Bill & Melinda Gates. La Dra. Gayle comenzó su carrera en salud pública en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) en 1984, donde ocupó varias posiciones durante un periodo de 20 años, convirtiéndose finalmente en la directora del Centro Nacional de los CDCs para la Prevención del VIH, ETSs y TB en 1995. También es Directora de Colgate-Palmolive Company.

Alexis M. Herman, Presidenta y Directora Ejecutiva de New Ventures, LLC

oard of Directors- Alexis Herman

Alexis Herman ha sido Directora de la Compañía Coca-Cola desde 2007. Ella es la Presidenta y Directora Ejecutiva de New Ventures LLC, una firma de consultoría corporativa, y ha ocupado estos cargos desde el año 2001. Herman se desempeñó en 2013 como Presidenta de la Junta Asesora de Negocios de Sodexo, Inc., una compañía integrada de servicios de administración de alimentos e instalaciones, y funge como miembro del Consejo Asesor de Diversidad y del Consejo Asesor Global de la Corporación Toyota Motor. Como Presidenta de la Fuerza Laboral de Recursos Humanos de la Compañía Coca-Cola de 2001 a 2006, Herman trabajó para identificar maneras de mejorar las políticas y prácticas de recursos humanos de la compañía después de la liquidación de una demanda laboral en noviembre del año 2000. De 1997 a 2001, fue Secretaria de Trabajo de Estados Unidos. También es Directora de Cummins Inc., Entergy Corporation y MGM Resorts International.

 

Maria Elena Lagomasino, Directora Ejecutiva y Socia Directora, WE Family Offices

el Lagomasino

María Elena Lagomasino ha sido Directora de la Compañía Coca-Cola desde 2008. Lagomasino es la Directora Ejecutiva y Socia Directora de WE Family Offices, un despacho familiar global que atiende a familias de alto patrimonio neto, y ha ocupado estos cargos desde marzo de 2013. Lagomasino fue Directora General de GenSpring Family Offices, LLC, una filial de SunTrust Banks, Inc., desde noviembre de 2005 a octubre de 2012. De 2001 a 2005, Lagomasino fue Presidenta y Directora Ejecutiva de JPMorgan Private Bank , una división de JPMorgan Chase & Co., una empresa global de servicios financieros. Antes de asumir este cargo, Lagomasino fue Directora General de The Chase Manhattan Bank, a cargo de su Global Private Banking Group. Lagomasino había estado con Chase Manhattan desde 1983 en varias posiciones en banca privada. Se desempeñó como Directora de la compañía desde abril de 2003 hasta abril de 2006. De octubre de 2000 a marzo de 2016, fue Directora de Avon Products, Inc. También es Directora de The Walt Disney Company.