Ser papá es una experiencia sin igual, es empezar una nueva etapa, un nuevo sueño, una nueva vida y conlleva como tal una serie de nuevas historias para contar, especialmente porque nadie nace con una licencia o manual de cómo ser hijo, madre o padre.

1-La primera tarjeta.

“Mi hija le dio a su papá una tarjeta que le pedía describirlo en pocas palabras, su descripción fue: ‘Le gusta el huevo, el omelette, es grande y compra cosas”, cuenta Rocío Aguilar, colaboradora en The Coca-Cola Company, entre risas.

Desde pies pintados en baúles hasta cartas hechas a mano, las tarjetas no pueden faltar en el repertorio de un papá.

2- La primera vez que tu papá utilizó los mensajes de texto, Facebook o Snapchat.

Todos sabemos que los papás no son los más diestros en usar la tecnología, hemos tenido que aguantar errores ortográficos, autocorrecciones, mensajes en blanco y llamadas desde el bolsillo. Aunque algunos pueden sacar provecho de las herramientas:

Crédito: Leonardo Divergente y BatDad

¿Quieres conocer más sobre papás milenials? Has click en este enlace y descubre cómo ha cambiado la paternidad

3-Cuando cambias algo sin decírselo

“A mí siempre me ha gustado la Coca-Cola Zero, a mí papá la regular y siempre termina comprando la que él quiere. Un día llegó del trabajo y le serví Zero sin que se diera cuenta, la saboreó mientras yo moría de risa. Luego me preguntó que de qué me reía. Ahora compramos Zero todo el tiempo”, cuenta Gaby por medio del Facebook de Coca-Cola en Costa Rica.

No importan los problemas ni los retos, lo único seguro es que amamos a nuestros papás y nada más importa. Además, ellos siempre saben cómo salvar el día.


Crédito: Funnyplox

¿Cuál es tu historia favorita? Cuéntanos la tuya por medio de nuestro Facebook y crearemos una galería con las historias más divertidas.