Las botellas de Coca-Cola se convirtieron en un selfie stick y ahora te brindan la posibilidad de capturar tus mejores momentos en presencia de una Coca-Cola, haciéndolos aún más especiales.

“La BotellaSelfie permite que nuestra botella icónica de Coca-Cola forme parte de todos esos momentos especiales que los jóvenes comparten en redes sociales, siendo tanto protagonista como testigo de todos esos momentos”, explicó Georgina Méndez IMC manager en Coca-Cola Company 

La tapa, que convierte a una botella ordinaria en una herramienta para capturar momentos, debutó en Colombia en los eventos del lanzamiento de Marca Única y posteriormente en Costa Rica se llevó el protagonismo en el Coca-Cola Fest, inclusive tomando la mejor selfie de la noche.

La vida se cuenta ahora en fotografías, en publicaciones y ser parte de ellas es uno de los principales retos de las marcas, por esto la botella más famosa pasó a ser una parte activa de lo que a los millennials les gusta hacer.

“La idea es convertir a la #BotellaSelfie en un ícono para compartir y ser parte de los buenos momentos de todos, queremos que las personas los coleccionen y disfruten al lado de una Coca-Cola”, comentó Catalina Araya, Representante del Sistema Coca-Cola para Costa Rica.

Cualquier botella de Coca-Cola puede convertirse en una #BotellaSelfie, las tapas se entregarán únicamente en actividades experienciales de la marca para que los asistentes puedan capturar sus momentos en estas actividades.

“Para nosotros en marca Coca-Cola la innovación está no sólo en nuestros productos sino en cómo usamos nuestros medios propios para conectarnos física y emocionalmente con nuestra audiencia, la Botella Selfie es una innovación simple, que se apalanca en uno de nuestros principales assets de marca y nos permite formar parte de la vida de los adolescentes con un punto de vista refrescante y no invasivo” dijo Jorge Luzio, Coca-Cola Trademark Sr. Brand Manager.

El nacimiento de una idea



La #BotellaSelfie nace como una forma de ser parte de la vida de los jóvenes y busca convertir un momento del día en algo especial y memorable, esto ha significado un proceso creativo de casi un año, para pasar de la idea a la realidad.

“La nueva generación es completamente digital, aman tomarse fotos y Coca-Cola quería ser parte activa de esos momentos, estar en la foto como un personaje más”, comentó Diego Muñoz, Copy Senior en Leo Burnett Colombia y parte del grupo de creativos que dio a luz a la idea para la campaña de Coca-Cola.

Todos los departamentos de la agencia trabajaron para hacer posible esta idea, Marcela Crump y Ana Matilde Sánchez ejecutiva y directora ejecutiva de la cuenta de Coca-Cola en Leo Burnett Colombia se apasionaron con el proyecto y su ayuda fue indispensable para darle vida. El equipo de diseño industrial asumió el reto y junto a los creativos desarrollaron un diseño práctico y útil para cualquier dispositivo móvil.

“Nosotros fuimos los primeros en probarlo, vimos que todo salía bien y que con cualquier botella funcionaba. (…) inclusive, personal de la fábrica donde se produjeron las tapas nos mandaban fotografías de ellos mismos utilizándolos”, dijo Juan Carlos Romero, Director de Arte Senior de Leo Burnett Colombia.

El proceso logró simplificar todo el sistema para tener como resultado una pestaña que permite sostener el celular y crea la presión exacta en el teléfono para que no se deslice, un artículo con un costo bajo y que finalmente todos pueden disfrutar.

“La idea no es forzada, es económica y cumple con una necesidad, además es tan simple que orgánicamente podemos ver como en los puntos de activación de la campaña ha ido ganando fuerza. Lo mejor está por venir, queremos ser partícipes de las historias de los jóvenes, queremos inmortalizar sus mejores momentos y ser protagonistas de ellos”, concluyó Lukas Calderón, Director Creativo de Leo Burnett Colombia. 

La botella más premiada

La botella selfie no solo se ha convertido en la nueva forma de transformar los momentos especiales de los jóvenes en momentos memorables, también ha sido un reconocimiento para Coca-Cola como marca por siempre tener ideas frescas y nuevas que permitan conectarse con su target.

Con cinco finalistas en diferentes categorías del festival de publicidad El Ojo de Iberoamérica 2016; Media, Interactive, Promo y Mejor Idea Local, la botella selfie obtuvo dos premios en el festival.

Sin embargo, esto apenas fue el comienzo. Durante el festival de publicidad El Dorado, obtuvo 8 finalistas más y ganó 2 premios, uno de ellos en oro en la categoría de Promoción y Activación, el máximo galardón de la competencia. 

La #botellaselfie no solo captura los mejores momentos de los jóvenes, sino que se está convirtiendo en un creador de momentos para Coca-Cola y su propia botella. Sabemos que muchas más cosas buenas vendrán para esta idea.