Hay combinaciones en el mundo que una vez que las descubrimos, tienen sentido por completo. Aprendí esta lección al principio en mi matrimonio. Una hermosa mañana me desperté temprano, como de costumbre, mientras mi esposo seguía durmiendo profundamente. Guitarras, cables y cuerdas llenaban nuestro pequeño espacio, haciéndome saber que mi noctámbulo marido se había quedado trabajando hasta tarde. Medio despierta, con un poco de torpeza, preparé mi primera taza de café e intentaba encontrar un espacio libre entre el desorden para disfrutar mi café de la mañana. En medio de mi propia confusión, de alguna manera mezclé la taza con Coca-Cola que mi esposo había estado bebiendo la noche anterior con mi café.

Al principio, me sorprendió el accidente, pero luego pensé que era una combinación interesante: café fuerte y humeante, mezclado con los dulces y profundos sabores de la Coca-Cola. Eché un vistazo a mi esposo, quien seguía durmiendo, sabiendo que en la vida hay opuestos que se complementan maravillosamente. Tomé otro sorbo, y seguí sonriendo.

Esa fue la inspiración para esta receta, y servirla como un postre utilizando café helado y Coca-Cola helada,  sin lugar a dudas, un éxito seguro en un caluroso día de verano.

La combinación del complejo sabor dulce de Coca-Cola, del café entero y la incorporación de vainilla, que complementa y une los dos sabores, crea un equilibrio maravilloso. ¡A continuación, te presentamos la receta!

 

Granizado de Coca-Cola & Café

Porciones: 4

Ingredientes:

  • 1 taza de café recién preparado (yo uso el colombiano Green Mountain Coffee® en mi máquina Keurig®)

  • ¼ taza de azúcar de caña crudo

  • 3 tazas de Coca-Cola

  • ½ vaina de vainilla, partida por la mitad a lo largo

Instrucciones:

Vierta el café recién preparado en un recipiente poco profundo, con tapa. Añada el azúcar de caña al café hasta que se disuelva completamente. Revuelva la Coca-Cola e incorpore la vainilla. Coloque el recipiente en el congelador durante una hora.

Después de una hora, tome un tenedor y raspe los cristales de hielo que se han formado. Coloque el recipiente de nuevo en el congelador y raspe el hielo cada 30 minutos hasta que el granizado sea ligero y esponjoso. ¡Sirva en vasos y disfrute!


Amber Wilson, quien creció en Cajun Country, experimentó la audacia de la comida tejana, probó la cocina light en Florida, saboreó las diversas influencias en Alabama, y ahora disfruta la armoniosa ciudad de Nashville. Ella creció en el pequeño pueblo de Lake Charles, Luisiana, donde las mujeres de su familia le enseñaron sobre la importancia del patrimonio cajún y, por supuesto, la cocina cajún. Ella comparte su comida y recuerdos en For the Love of the South.

Amber es una de nuestras blogueras para The Opener, una exclusiva red sólo para colaboradores invitados, que traerá lo mejor de la comida, la cultura, estilos de vida, e innovación a las páginas de Coca-Cola Journey.