Hace poco mi sobrino me preguntó: “¿Cómo nos divertíamos de niños si no existían los celulares, iPads, aplicaciones móviles, Youtube, ni las redes sociales?”.

Nuestras aplicaciones se llamaban Trompo, Yo-yo, Álbum de Figuras, Pistas de Carreras con mini autos que pintábamos en el piso, entre muchas otras; que para esa época también eran aplicaciones portátiles que llevábamos en el bolsillo.

Muchos de nosotros recordamos la infancia, cuando Coca-Cola nos premiaba con estos increíbles juguetes. En el colegio todos mis amigos y yo conseguíamos las tapas y ya en casa esperábamos que llegara el camión repartidor de Coca-Cola para salir corriendo a reclamar los premios.

Si quieres conocer la historia de los coleccionista de Coca-Cola en Colombia lee: Coleccionistas: La pasión por Coca-Cola tiene un club en Colombia

La historia de los Yo-yos

La historia del Yo-yo es más antigua de lo que muchos conocen y no está totalmente definida. Hay evidencias de su existencia en Grecia y China desde el siglo V a. C. (hace 2500 años), cuando se fabricaban en madera o terracota. A partir de esa época se encuentran pinturas e imágenes de su uso en todo el mundo.

Yoyo o Yo-yo significa en lengua filipina “volver” o “viene-viene”. Es un juguete muy conocido en países como Filipinas, Francia, Inglaterra, Egipto, entre otros, desde el siglo XVI hasta nuestros días, en los que el Yo-yo ha llegado hasta el espacio, en programas experimentales para estudiar la micro gravedad, entre otras aventuras.

La evolución del Yo-yo ha estado ligada a la de las fábricas de plásticos, que fueron desarrollando mejores tecnologías de fabricación y nuevos modelos.

Las primeras fábricas de Yo-yos en USA aparecieron en la década de 1920. Posteriormente en la década de 1940 las dos más importantes eran DUNCAN (Fundada por Donald Duncan)  y RUSSELL (Fundada por Jack Russell).

Conoce la historia de cómo un coleccionista se convirtió en el presidente del Club de Coleccionistas Coca-Cola Colombia.

El Yo-yo y Coca-Cola

En 1947 Coca-Cola y RUSSELL se asocian para llevar este juguete a todo el mundo, como parte de una de las grandes promociones a las que nos tiene acostumbrados la marca.  A raíz de esto, se conoce actualmente el Yo-yo más famoso de Coca-Cola, El Genuino Yo-yo RUSSELL Coca-Cola. Posteriormente Coca-Cola emitió diferentes promociones y versiones de Yo-yos en más de 200 países.

Dado el éxito mundial de las campañas del Yo-yo Coca-Cola, varias fábricas de Yo-yos y de plásticos comenzaron a trabajar con Coca-Cola en diferentes países. Por ejemplo: DUNCAN Yoyos especialmente en USA, en México las fábricas de plásticos Cipsa y León, en Colombia Industrias Estra, en Venezuela JARCO y varias fábricas locales de cada país de acuerdo con la campaña promocional de cada momento.

El 13 Septiembre 1964, el YO-YO RUSSELL llegó a Colombia por primera vez. La fábrica estaba emplazada en Medellín (Industrias Estra). Fue en Colombia el primer país de Latinoamérica donde se colocaron un millón de Yo-yos a disposición del público.

 

Así comenzó la Historia del Yoyo Coca-Cola, un juguete para grandes y chicos, y que hemos disfrutado por varias generaciones. Por eso creo que el Yo-yo ha sido una de esas promociones emblemáticas de Coca-Cola. La mayor acogida fue en la década del 60 y posteriormente en la década del 80. También se promocionaban con las marcas Diet Coca-Cola, Fanta y Sprite.

Existen diferentes versiones de Yo-yos Coca-Cola, que se clasifican por tamaños, formas, épocas y promociones. Descubre las más conocidas en esta galería.


Los trucos

Hay más de 100 trucos o figuras que se pueden hacer con los Yo-yos Coca-Cola. Para las diferentes ediciones y campañas de Yo-yos, en el interior de las tapas se podían encontrar las jugadas más conocidas y recordadas.

  1. El Dormilón

  2. Paseando el perrito

  3. La moto

  4. El columpio

  5. La Torre Eiffel    

  6. El Ovni

  7. La Media vuelta

  8. Vueltas y Vueltas

  9. El trébol

  10. Saltando la Cerca

  11. La Catarata

  12. El perrito muerde el pantalón

De acuerdo con el país y la temporada de cada promoción, los Yo-yos se podían conseguir en los puntos de canje o camiones repartidores, con 3, 4, o 5 tapas premiadas y dinero adicional, los colores y la marcas de cada promoción los hacían coleccionables.

Coca-Cola nos deleitaba haciendo exhibiciones con los campeones internacionales de Yo-yo, en colegios y centros comerciales, que viajaban por todo el mundo mostrando todo lo que podíamos llegar a hacer con este Juguete. Durante las exhibiciones se hacían concursos en diferentes categorías y a los ganadores les entregaban botones, pines, Yoyos, camisetas, y muchos premios más.

La información histórica de este artículo se ha recopilado gracias al apoyo de varios socios de los Clubes de Coleccionistas de Coca-Cola de Colombia y México.


Rafael Contreras es el Presidente del Club Coleccionistas Coca-Cola Colombia y trabaja activamente junto a los socios del Club recuperando, clasificando y aumentando el acervo de objetos que cuentan la historia de la marca.