Acueductos y Alcantarillados (AyA) mantiene un convenio con el Ministerio de Educación Pública (MEP), mediante el cual se crea un compromiso de ambas instituciones en pro del uso óptimo del agua potable en todos los centros educativos del país.

En la Cláusula Sexta de dicho convenio se establece que AyA impartirá un programa de capacitación y concienciación de la necesidad del uso racional y eficiente del recurso hídrico, es de aquí de donde nace el Programa Técnico Educativo Vigilantes del Agua.

El objetivo de dicho Programa es lograr la reducción del consumo en los centros educativos, mediante el aprendizaje técnico en detección y reparación de fugas, y la promoción de un cambio de cultura en los niños, hacia un uso óptimo y racional del agua potable.

El Programa consiste en una serie de talleres y giras técnicas coordinadas en primera instancia con el director (a) del centro educativo, quien designa a un educador y a un grupo de niños de la institución. Su misión, es ser agentes multiplicadores en sus respectivas escuelas o colegios para traspasar los conocimientos adquiridos en los talleres y giras técnicas a sus compañeros. Logrando así, que el uso óptimo del agua potable sea una disciplina en todos los estudiantes, obteniendo una reducción en su consumo mediante el mejoramiento de los hábitos y educando hacia una nueva cultura del valor del agua.

De la mano con la intervención del Programa Educativo, se realiza un asesoramiento técnico dirigido a las Juntas de Educación, con el fin de que se obtengan las mejoras necesarias en cada institución, para evitar los desperdicios de tan preciado líquido.

Nuestra entidad tiene un especial interés en invertir en la educación de los niños en el tema del manejo y la preservación del recurso hídrico, ya que de ellos depende el futuro de nuestro planeta; y es mediante la promoción de un cambio de cultura en ellos, con lo que el AyA promueve la conservación del ambiente y por ende LA VIDA, responsabilidad que está dada desde la creación de nuestra institución.

Hemos asumido este reto con una visión más allá de reducir la factura del agua, y es la de educar a la población de costarricenses más fértil, las niñas y niños, de manera que podamos crear en ellos una nueva generación con mayor conciencia, responsabilidad y valoración del recurso hídrico, logrando que lo vivan en sus escuelas, al ahorrar y vigilar el agua potable y de igual manera traspase a sus propios senos familiares y así ser un reflejo a las nuevas generaciones.

En el éxito de este Programa, se destaca además las alianzas con el Sistema Coca-Cola, Pozuelo, Fundaciòn Mapfre y ALIARSE que han permitido promover la sensibilización de los estudiantes y maestros para que aprendan a cuidar este valioso recurso; su interés y su apoyo tanto al AyA como al MEP, ha facilitado que más estudiantes del país aprendan a utilizar de forma responsable el agua como un hábito que perdure durante toda su vida y que puedan multiplicarlo con sus familias.

Una gran muestra de la importancia y efectividad del Programa son los casos de la Escuela Central de Guápiles, antes de participar en el programa de Vigilantes del Agua, reportaba un consumo de 1.190.000 litros de agua mensules de consumo. Actualmente gracias al cambio completo de la tubería y la instalación de dispositivos de cierre automàtico disminuyó su consumo mensual a tan sòlo 179.000 litros de agua potable por mes, estas mejoras representan un ahorro de 1.011.000 litros de agua que anteriormente se desperdiciaban por las malas condiciones de las tuberías de este Centro Educativo.

Asimismo, el caso del Colegio Técnico Profesional de José Albertazzi Avendaño, ubicado en Los Guido de Desamparados, el cual reportaba un consumo de 1,028.000 litros de agua mensual y gracias a las mejoras realizadas en las tuberías internas del Colegio refleja al mes de octubre una disminución en su consumo a 577.000 litros de agua. Esto representa un ahorro mensual de más de 400.000 litros de agua potable.

Dentro de los Centros Educativos beneficiados durante el año 2014 también se encuentran:

  • Colegio Técnico Profesional de Roberto Gamboa

  • Liceo de San José

  • Colegio Técnico Umberto Melloni en San Vito de Coto Brus

  • Escuela La Rita de Pococí, entre otros

Estas instituciones son el ejemplo de que sí se puede cuidar el recurso hídrico, que se puede ser amigable con la naturaleza y continuar con el desarrollo. Hoy graduamos a 2000 niñas y niños más que de ahora en adelante estarán comprometidos de lleno con la causa del Programa, poniendo en práctica lo aprendido desde sus centros educativos y siendo agentes multiplicadores en sus hogares.

Cordialmente,

 

Licda: Maritza Alvarado Granados

COMUNICACION INSTITUCIONAL